La Fiscalía valorará «si va a formular acusación o no y contra quién» cuando finalice la instrucción en el caso de Sheila Barrero

La Fiscalía valorará «si va a formular acusación o no y contra quién» cuando finalice la instrucción en el caso de Sheila Barrero

Para la Guardia Civil «no hay ningún tipo de duda en cuanto a la implicación del exnovio de Sheila Barrero la comisión del crimen»

ICAL

La Fiscalía Superior del Principado de Asturias aseguró hoy que en el momento en el que finalice la fase de instrucción en el caso de Sheila Barrero, el fiscal encargado, estudiando la causa, la resolución dictada y las últimas pruebas practicadas, «mostrará su conformidad con la misma o no, pudiendo presentar el oportuno recurso», de manera que será a partir de entonces cuando «valorará si va a formular acusación o no y contra quién».

Así lo apuntó en un comunicado de prensa remitido a los medios de comunicación después de que El Confidencial avanzara este domingo que tras varios años archivado, el caso fue reabierto, y la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil ha enviado un informe al Juzgado de Cangas de Narcea en el que se asegura que «no hay ningún tipo de duda en cuanto a la implicación del exnovio de Sheila Barrero la comisión del crimen» que acabó con su vida.

Ante esto, la Fiscalía del Principado de Asturias comunicó hoy que «las diligencias previas que se tramitan para la investigación de la muerte de Sheila Barrero, que en su momento fueron sobreseídas provisionalmente por falta de autor conocido, han sido reaperturadas, con el visto bueno del Ministerio Fiscal, para practicar nuevas pruebas a la vista de los avances tecnológicos, estando todavía en fase de instrucción».

Una fase de instrucción que aún no se ha rematado y en la que será el juez quien «tomando las decisiones adecuadas, decidirá si se practican o no más diligencias o se da por finalizada la instrucción, en cuyo caso, y según establece la Ley de Enjuiciamiento Criminal, dictará una de las resoluciones previstas en el artículo 779 de dicho texto legal», explica el Ministerio Fiscal.

Según explica el artículo de El Confidencial, Sheila Barrero fue asesinada el 25 de enero de 2004, cuando tenía 22 años de edad. Tras cerrar el pub en el que trabajaba en Villablino (León) se dirigió a su casa en Degaña (Asturias), pero a mitad de camino, en el puerto de Cerredo, alguien conocido logró que la joven detuviese el vehículo, se subió en la parte de atrás y le disparó en la nuca con una pistola de pequeño calibre.

Los resultados de los informes realizados después de que se localizara su cadáver determinaron que el único que presentaba restos de haber apretado un gatillo era su exnovio, que alegó haber estado cazando por aquel entonces, una excusa que «le valió por entonces para salir indemne, pero no en esta ocasión».

Tal y como relata El Confidencial, «los químicos han logrado aislar de las muestras de la mano derecha del hombre, que se tomaron en su día, una partícula de plomo, estaño y bario que es igual a los residuos de disparo encontrados en el casquillo que localizaron los de criminalística dentro del coche de Sheila. También hallaron en la mano de Borja otra partícula específica, de plomo, bario y antimonio. El conjunto de ambas es tan, tan inhabitual, que se convierte en algo parecido a una huella digital, algo único, como una firma. El informe de los expertos concluye: No hay ningún tipo de duda en cuanto a su implicación en la comisión del crimen de Sheila Barrero«.