Entrevista con Matías Llorente, vicepresidente primero de la Diputación de León

«¿Por qué gastar tres millones de déficit en estaciones de esquí y no en unas comarcas que se mueren?»

Matías Llorente se asoma al balcón de su despacho en el Palacio de los Guzmanes, con Botines de fondo. / Inés Santos

Preparándose para el pleno de organización y poniendo al día todos los asuntos sobre la mesa, el alcalde leonesista de Cabreros del Río asume la vicepresidencia primera en el Palacio de los Guzmanes abordando los puntos clave de su plan junto al presidente Eduardo Morán

Nacho Barrio
NACHO BARRIOLeón

- Ya estamos aquí.

- Subid, estoy en la primera planta.

- ¿En la zona noble?

- [Risas]. Eso es.

Matías Llorente recibe a las puertas de su nuevo despacho en el Palacio de los Guzmanes pocos días después de comenzar su novena legislatura como diputado (siete bajo las siglas del PSOE y dos con ésta en la UPL). De sus palabras se desprende que no va a faltar el trabajo en este mes de agosto para el vicepresidente primero de la Diputación de León. Muchos técnicos están de vacaciones, pero es el momento ideal para poder ponerse al día en todos los asuntos que hay sobre la mesa. No son pocos.

Confía en Eduardo Morán, para el que sólo tiene buenas palabras, y espera ponerse manos a la obra sin reparos tras el pleno de organización previsto para los próximos días. Las dimensiones del despacho le siguen sorprendiendo y traen a la conversación el recuerdo de Isabel Carrasco, con quien Llorente mantenía una intensa disputa política que en ocasiones sobrepasó el Palacio para llegar hasta los juzgados. Eran otros tiempos pero las dimensiones y particularidades de este ala del edificio histórico siguen siendo las mismas. Ahora, junto al pozo del patio de los Guzmanes, Matías Llorente responde.

- ¿Cómo fueron esos días en los que se fraguó el pacto entre el PSOE y la UPL para gobernar la Diputación de León?

- La negociación la llevaron directamente los partidos, en ella lo que se intentó fue sacar adelante una serie de proyectos y necesidades que tenía la provincia recogidos en los puntos que se han aprobado. Además se habló de que la vicepresidencia primera fuera de la UPL por dar la gobernabilidad al PSOE.

- Desde el primer momento dejó claras sus simpatías con el PSOE. ¿Fue sencillo llegar a un acuerdo?

- Fue sencillo por varios motivos. Primero por la receptividad que tuvieron ellos y en segundo lugar porque yo creo que la sociedad demandaba un cambio, que era fácil porque el PSOE fue el más votado y el que más diputados tenía, solo se necesitaba un segundo partido. En el caso del PP era más difícil porque se necesitaba un pacto a tres fuerzas.

- ¿Llegó a existir la posibilidad real de fraguar un pacto con el PP?

- El secretario general de la UPL tuvo reuniones con ambos partidos, pero lo que me dijo es que había más receptividad por parte del PSOE que por parte del PP. Pero se barajaron en principio las dos opciones.

«Se barajó el pacto con el PP, pero con el PSOE había más receptividad»

«Se barajó el pacto con el PP, pero con el PSOE había más receptividad» acuerdo de gobierno

- Después de muchos años en esta casa siendo diputado, ¿cuál es su plan como vicepresidente?

- Lo primero cuando se llega a una casa después de 24 años de gobierno del PP es poder tener el pleno de organización la semana que viene, de forma que se distribuyan las tareas de cada uno de los diputados y diputadas y lo segundo es ver. Hay que saber cómo están las cosas, ver cómo está la situación de un montón de puntos de esta casa. Uno de los 'muertos' más grandes es Gersul, yo siempre he dicho que nunca tenía que haber entrado en esta casa, pero ahora está y el presidente quiere sacarlo adelante como sea. Ahí hay una situación muy delicada y conflictiva.

En segundo lugar tenemos todos los problemas que ha generado lo de Sierra Pambley en el Monte San Isidro y el Parque San Isidro. Estamos en el juzgado y hay que llegar a una negociación, porque es mejor un buen acuerdo que un mal juicio.

«Uno de los 'muertos' más grandes es Gersul, yo siempre he dicho que nunca tenía que haber entrado en esta casa, pero ahora está y el presidente quiere sacarlo adelante como sea. Ahí hay una situación muy delicada y conflictiva».

«Uno de los 'muertos' más grandes es Gersul, yo siempre he dicho que nunca tenía que haber entrado en esta casa, pero ahora está y el presidente quiere sacarlo adelante como sea. Ahí hay una situación muy delicada y conflictiva». gestión de gersul

- No son los únicos…

- No, también estamos pendientes de qué pasará con los recursos de la adjudicación de la ayuda a domicilio. Además, habría que abrir negociaciones con el Principado de Asturias y las estaciones de esquí y el presidente está de acuerdo. Hay un gran déficit y hay un funcionamiento que no acaba de arrancar. Todo ello es imprescindible clarificarlo.

También la ayuda a los municipios, que es la única y gran competencia de esta casa, hay que ver los Planes Provinciales, si introducimos mejoras y le damos una vuelta. Todo el tema de ayuda a las juntas vecinales e intentar cubrir toda la provincia con el tema de internet, que no llega a todos los rincones y es inexplicable.

«Esta casa tiene que trabajar en tener más efectividad, porque ahora mismo no hay endeudamiento pero sí cuestiones paralizadas»

«Esta casa tiene que trabajar en tener más efectividad, porque ahora mismo no hay endeudamiento pero sí cuestiones paralizadas» trabajo

También habrá que hablar de Productos de León, hace 26 años nació con la idea de apoyar los productos de esta tierra y ahora se ha convertido en una promoción de la industria agroalimentaria. Tenemos muchísimas cuestiones a las que dar una vuelta para llegar más a los ciudadanos, esta casa tiene que trabajar en tener más efectividad, porque ahora mismo no hay endeudamiento pero sí cuestiones paralizadas.

- Yendo a lo concreto, ¿cuáles serán sus competencias?

- Uno de los problemas serios que tenemos son las competencias impropias, que suponen catorce millones de euros. Tengo que decir que esas competencias pertenecen a la Junta de Castilla y León, pero el servicio que en estos momentos estamos dando con los cuatro centros que tenemos a la provincia es inmejorable. Si ahora mismo esas competencias las cogiera directamente la Junta tendríamos problemas con los habitantes de la provincia. Lo que tenemos que plantear es una negociación en la que ellos financien esos servicios o parte de ellos pero que siga dándolos la propia Diputación para garantizarlos. Es un tema escabroso.

«Tenemos que plantear una negociación en la que la Junta financie las competencias que nos son impropias o parte de ellas, pero que siga dándolas la propia Diputación para garantizarlas».

«Tenemos que plantear una negociación en la que la Junta financie las competencias que nos son impropias o parte de ellas, pero que siga dándolas la propia Diputación para garantizarlas». competencias

Hasta ahora la Diputación no ha sido reivindicativa, no ha planteado estos problemas a la Junta de forma directa, han sido del mismo partido y se ha hecho de forma indirecta. La Diputación tiene que ser reivindicativa pero no solo en eso, sino en todo lo que tenemos en la provincia, en esas necesidades, tiene que ser la voz de los ayuntamientos y de las juntas vecinales. ¿Competencias propias? Todo lo que sea asistencia y desarrollo de los 208 ayuntamientos de la provincia de menos de 20,000 habitantes y las 1,232 pequeñas localidades. Todo eso será nuestra competencia y el resto hay que empezar a soltar lastre para tener más acciones directas en estos municipios y en estas localidades.

- ¿Y cuáles serán las propias de Matías Llorente?

- Todavía no están muy definidas. Lo que sí he dicho es que me gustaría ser el presidente de la comisión de Cooperación y SAM (Servicio de Asistencia a Municipios), coordinar todo el tema de la agricultura, que está muy anquilosada y no representa absolutamente nada como innovación dentro de la provincia, hay que darle una nueva imagen para que se haga más I+D+I y la cuestión de los Productos de León. Naturalmente como vicepresidente sustituiré al presidente en sus ausencias, pero esas definiciones aún no están claras.

- ¿No le seduce el Instituto Leonés de Cultura?

- No, porque no puedes abarcar todo, cada persona tiene unas limitaciones. Lo más importante cuando ocupamos cargos públicos es saber cuáles son nuestras limitaciones y hasta dónde podemos llegar. Estaré en el ILC por supuesto, en la junta directiva, pero no voy a ser ni el presidente ni el vicepresidente.

«Lo más importante cuando ocupamos cargos públicos es saber cuáles son nuestras limitaciones y hasta dónde podemos llegar»

«Lo más importante cuando ocupamos cargos públicos es saber cuáles son nuestras limitaciones y hasta dónde podemos llegar» áreas de trabajo

- Recordó en la investidura que El Bierzo sigue siendo a día de hoy una comarca de la provincia de Léon. ¿Se siente cómodo con un presidente berciano como Morán?

- A Morán ya le conocía de antes y le quise dejar claro todos los comentarios que había en ese momento, como que ahora todo iba a ir para El Bierzo por ser el presidente de allí. No. El Bierzo es una zona más de esta provincia, tiene la suerte de ser una comarca, la única reconocida de esta comunidad autónoma, tiene unas competencias y una colaboración que ha tenido siempre y que va a seguir teniendo. Pero ni ellos van a llevarse todo para El Bierzo ni nosotros lo vamos a discriminar. El Bierzo es una parte más de la provincia y así se le va a tratar.

Matías Llorente, en su despacho de la Diputación de León. / NB

- Son unos cuantos años en el Palacio de los Guzmanes, ¿mantiene el ánimo de trabajar por la provincia? ¿No se pierde el espíritu o la energía con el paso del tiempo?

- En política, el día que te levantes por la mañana y no tengas el espíritu de hacer cosas nuevas y de continuar vete para casa. Yo he estado aquí muchos años, conozco perfectamente la provincia y naturalmente que ese espíritu de lucha jamás lo he perdido y lo seguiré manteniendo, es el espíritu reivindicativo que te decía que tiene que tener esta casa. Seguiré defendiendo a esta provincia por los siglos de los siglos, es decir, nací en un pueblo, vivo en un pueblo, quiero pasar los últimos días de mi vida en ese pueblo y conozco perfectamente la problemática del mundo rural y lucharé por ellos hasta el final.

«En política, el día que te levantes por la mañana y no tengas el espíritu de hacer cosas nuevas y de continuar vete para casa».

«En política, el día que te levantes por la mañana y no tengas el espíritu de hacer cosas nuevas y de continuar vete para casa». espíritu

- Habla de quedarse en el pueblo. Son muchos los leoneses que tienen que ir a buscarse la vida fuera de la provincia porque aquí no encuentran oportunidades. ¿Es posible frenar esa emigración?

- Eso no empezó ahora. El tema de la emigración y la despoblación empezó en los años 60 y 70 y nadie ha hecho absolutamente nada. Yo creo que lo que hay que hacer ya es dejar de hablar de la España vaciada, me parece un insulto al mundo rural. Hay que hablar de una España despoblada y sobre todo de una España sin servicios. Ahí es donde está realmente el reto. En estos momentos hay posibilidades, pero tienen que ir de la mano de los servicios, hay que empezar a decir qué diferencia hay de vivir en los pueblos a vivir en la ciudad. Hasta ahora todo el mundo habla de despoblación y de España vaciada, pero nadie habla de cómo vamos a atajarla. ¿Por qué no hablamos de fiscalidad? ¿Por qué no hablamos de llevar internet? ¿Por qué no hablamos de medidas y medios de comunicación? ¿Por qué no hablamos de emprendedores a los que se les faciliten las cosas? Todo eso es necesario y nadie lo plantea. Te digo más. Cuando hay un emprendedor o alguien quiere montar un negocio en un pueblo y lo hace con ilusión y con I+D+I, de cara a un futuro, funciona. Eso es lo que tenemos que apoyar desde esta casa pero en una medida mucho más amplia, tenemos que implicar al resto de las administraciones porque nosotros tenemos muy pocas competencias. La Junta de Castilla y León tiene muchas, la Unión Europea va a tener un papel importantísimo y el Gobierno Central. Es decir, ahora mismo de cara a los próximos años va a haber ayudas muy directas para frenar la despoblación, y ya hablaría más de mantener la población que hay ahora. Hay que agrupar servicios y medidas que te permitan vivir en un pueblo con diferencia a una ciudad. No podemos permitir que la cultura urbanita esté conquistando la cultura rural.

«Hay que agrupar servicios y medidas que te permitan vivir en un pueblo con diferencia a una ciudad. No podemos permitir que la cultura urbanita esté conquistando la cultura rural».

«Hay que agrupar servicios y medidas que te permitan vivir en un pueblo con diferencia a una ciudad. No podemos permitir que la cultura urbanita esté conquistando la cultura rural». despoblación

- Habla de medidas que precisamente se incluían en ese pacto PSOE-UPL. ¿Es su libro de cabecera? ¿Lo tiene siempre presente?

- No, no tengo ningún libro de cabecera porque cada día amaneces con distintos problemas a los que tienes que dar solución. Tienes que mirar al presente y al futuro para resolverlos. El tema de la despoblación no es una varita mágica pero sí hay posibilidades y soluciones. Esta casa, que nunca está en ninguno de los organismos ni asociaciones a nivel nacional y europeo, tiene que estar presente. La Unión Europea y el Gobierno van a sacar ayudas para frenar esto, pero hay que disponer de viviendas. Te lo digo claramente, en mi pueblo (Cabreros del Río, donde es alcalde) hay 23 niños en la escuela, el año que viene tendré 28 y ya hay gente interesada en ir a vivir a ese pueblo precisamente por los servicios que tiene, por las escuelas, el servicio médico, los supermercados, farmacias y demás. Eso es lo que tenemos que buscar. Y donde no lo haya hay que agrupar localidades para que se pueda dar ese servicio con un buen transporte para que la gente pueda acceder a los servicios.

- ¿Van los tiros por la fusión de municipios?

- No. La ordenación del territorio ha sido un fracaso total y es algo que de hacerse tendría que ser con el acuerdo de todos los partidos políticos. Yo voy más hacia una agrupación de servicios que los ciudadanos puedan utilizar con unos transportes adecuados en cada momento, porque si no lo vamos a perder todo. Ahora mismo tú coges cualquiera de las localidades en las que no ha habido un desarrollo y la edad media que tienen está por encima de los 65 años, no hay nadie joven. Sin embargo sí vemos claramente en los pueblos donde se han llevado a cabo iniciativas, donde se ha realizado la modernización de regadíos, donde tenemos cooperativas y servicios, hay gente joven. En una palabra. ¿Por qué estamos gastando tres millones de déficit solamente en estaciones de esquí y no hacemos planes de desarrollo en las comarcas que se están muriendo como la Valduerna, la Valdería o Los Oteros? ¿Por qué no nos planteamos eso?

«Juan Martínez Majo era una buena persona, lo que pasa es que llevaba mochila y por ella no consiguió plasmar lo bueno que era en una realidad de desarrollo de esta provincia»

«Juan Martínez Majo era una buena persona, lo que pasa es que llevaba mochila y por ella no consiguió plasmar lo bueno que era en una realidad de desarrollo de esta provincia» sobre el anterior presidente provincial

- En ocasiones ha comentado que para usted el mejor presidente de la Diputación de León fue Alberto Pérez Ruiz. Después de estos cuatro años de Juan Martínez Majo, ¿ha cambiado de opinión? ¿Morán podrá superar al resto?

- Alberto Pérez Ruiz llegó en un momento en el que esta provincia estaba desmantelada. Había que hablar de accesos a los pueblos, llevar el agua corriente, llevar el alumbrado, cambiar la red de tensión y hasta llevar las televisiones. Hablamos de una persona de gran sensibilidad, era sacerdote y tenía una gran sensibilidad por el mundo rural. Juan Martínez Majo era una buena persona, lo que pasa es que llevaba mochila y por ella, todo lo que era de bueno no consiguió plasmarlo en una realidad de desarrollo de esta provincia, no le ha superado ni con mucho aunque los dos eran del mismo pueblo (Valencia de Don Juan) y los dos forasteros. En el caso de Morán tiene una ventaja, igual que estos anteriores viene del mundo rural y lo conoce perfectamente. Por lo poco que he visto tiene una sensibilidad bastante importante con los problemas y tiene un tema que me gusta, que es que escucha. Y si escucha es probable que podamos hacer muchas más cosas que hemos hecho anteriormente.

«Por lo poco que he visto Morán tiene una sensibilidad bastante importante con los problemas y tiene un tema que me gusta, que es que escucha. Y si escucha es probable que podamos hacer muchas más cosas que hemos hecho anteriormente».

«Por lo poco que he visto Morán tiene una sensibilidad bastante importante con los problemas y tiene un tema que me gusta, que es que escucha. Y si escucha es probable que podamos hacer muchas más cosas que hemos hecho anteriormente». sobre el presidente