Empresarios y municipios celebran el fin de la «confusión» con el nombre de Picos de Europa

Excursionistas ante un cartel del Parque Nacional en la ruta del Cares, que une Asturias y León./Acebal
Excursionistas ante un cartel del Parque Nacional en la ruta del Cares, que une Asturias y León. / Acebal

«Es bueno que se diferencie el Parque Nacional», dicen ante el cambio de denominación que se aplicará al Parque Regional leonés

G.POMARADACangas de Onís | León

En la vertiente asturiana del Parque Nacional de los Picos de Europa, el hecho de que un Parque Regional leonés llevase hasta ahora el mismo nombre no llegaba a suponer una problemática al nivel de la registrada en los municipios de Oseja de Sajambre y Posada de Valdeón, pero no por ello el cambio de denominación ha sido recibido con menos gusto. La de alivio es la sensación que se extiende entre los empresarios de Picos, integrados en la asociación Incatur, y los concejos más turísticos que aportan territorio al espacio protegido. Entre ellos Cangas de Onís y Cabrales, cuyos regidores coincidían ayer en un mismo diagnóstico: Picos es solo uno y toda medida encaminada a evitar confusión a los visitantes es bienvenida.

«Cuanto más clara esté la información en los accesos mejor», indicó el alcalde cangués, José Manuel González Castro (PP), quien apuntó además que también dentro del propio Parque Nacional son necesarias mejoras para facilitar la experiencia «a los turistas y montañeros». «Al final los carteles de Picos están en tres comunidades autónomas, igual tendría que indicarse la zona concreta», animó. Su homólogo cabraliego, José Sánchez (PSOE), señaló por su parte que el paso dado por Castilla y León «más que nada está bien para no confundir», pues ya dentro del propio Parque Nacional se suceden los despistes de los turistas. «Hay quien ni siquiera sabe que Cabrales está dentro», afirmó.

Desde la Asociación de Empresarios de los Picos de Europa (Incatur) reconocían ayer que en la zona asturiana los episodios de duda entre el Parque Regional y el Nacional eran prácticamente inexistentes, si bien su presidente, Saúl Pascual, coincidió en que «es bueno que se diferencie lo que es Picos de Europa propiamente dicho».

La coincidencia de nombre entre los dos espacios protegidos, y la consiguiente confusión, se remontan un cuarto de siglo atrás, a la transformación del Parque Nacional de la Montaña de Covadonga en Picos de Europa. Al mismo tiempo, la comunidad vecina tramitó para parte de su territorio la declaración del Parque Regional de los Picos de Europa, un espacio de más de más de 120.000 hectáreas. Se daba además la circunstancia de que comprendía también a Posada de Valdeón y Oseja de Sajambre, a su vez parte del Parque Nacional que sería declarado oficialmente por las Cortes Generales el 30 de mayo de 1995.

Tres años de peticiones

Hace tres años, los dos municipios leoneses comenzaron una batalla para conseguir que la denominación se cambiase, al entender que daba pie tanto a la equivocación del visitante como a la de las realidades orográficas de cada una de las zonas. «El Parque Regional no tiene nada que ver con el Nacional, una cosa son los Picos de Europa y otra sus estribaciones», defendía esta misma semana el alcalde de Posada de Valdeón, Tomás Alonso, en El Comercio.

Finalmente, Castilla y León ha atendido sus peticiones y la cuestión pasará hoy mismo por el Consejo de Gobierno. El Parque Regional de Picos de Europa se despide así para siempre y da la bienvenida al de la Montaña de Riaño y Mampodre, compuesto por los municipios de Acebedo, Boca de Huérgano, Boñar, Burón, Crémenes, Maraña, Prioro, Puebla de Lillo, Reyero y Riaño. A la par, el primer Parque Nacional de España, integrado actualmente por Asturias, Cantabria y Castilla y León, se queda para sí el emblemático título de Picos de Europa.