El PP de la Diputación apuesta por acelerar actuaciones que garanticen el futuro de las siete Reservas de la Biosfera de León

Vista aérea de Murias de Paredes./
Vista aérea de Murias de Paredes.

El grupo popular se muestra satisfecho por la decisión de las Cortes de Castilla y León de financiar los órganos de gestión de las Reservas

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

El Partido Popular de la Diputación cree en las Reservas de la Biosfera como uno de los recursos imprescindibles para el desarrollo económico y social de la provincia, para fijar población en el medio rural y para luchar contra el cambio climático.

«Apostar por las Reservas de la Biosfera es apostar por el presente y futuro de León, ya que nuestra provincia posee casi 300.000 hectáreas» reconocidas por la Unesco en la Laciana, Alto Bernesga, Los Argüellos, Picos de Europa, Ancares, Omaña-Luna y Babia, lo que supone la mayor concentración en Reservas de la Biosfera de España y de Europa.

Por todo ello, el Grupo Popular celebra el apoyo de las Cortes de Castilla y León a la financiación de las Reservas de la Biosfera, «como ya ha venido haciendo la Diputación provincial de León desde el pasado mandato asumiendo parte de los gastos para el mantenimiento de las oficinas de las siete Reservas de la provincia con una línea de ayudas anual que asciende a 70.000 euros». Unas ayudas que según remarcan desde el PP «han estado complementando con un intenso trabajo de promoción de estos espacios naturales a través de acciones reconocidas fuera de la provincia y que dejan patente el compromiso del anterior equipo de Gobierno con estos territorios».

Según el portavoz popular en la Diputación, Francisco Castañón, «las Reservas de la Biosfera son territorios marcados por la despoblación, con parte de su territorio en áreas de montaña inmersas en una crisis socioeconómica dramática a raíz del cierre de la minería». Son muchos los obstáculos a los que se enfrentan, y «sin la implicación de todas las instituciones no será posible un cambio de modelo económico que se hace imprescindible».

Para Castañón, «este es un gran momento para acometer cambios en la gestión de las Reservas de la Biosfera que tengan en cuenta, no solo el cuidado y mantenimiento de especies y ecosistemas, sino también el peso específico que supone el actual problema de despoblamiento humano».

La precariedad en las estructuras de gestión de nuestras Reservas de la Biosfera está condicionando su desarrollo, «por eso es tan importante la voluntad manifestada ayer en el Cortes Autonómicas».

Este valor natural añadido que tiene una buena parte de la geografía leonesa, «debe servir de motor en la planificación de un futuro social y económico compatible con la conservación y defensa de los recursos medioambientales», por eso el grupo popular de la Diputación ofrece su absoluta colaboración para acelerar las medidas a emprender desde la Junta de Castilla y León, al igual que desde la institución provincial, para garantizar el funcionamiento de los órganos de gestión de las siete Reservas de la Biosfera de León y las acciones que llevan a cabo en beneficio del área rural y su población.