El TSJ confirma la nulidad de la licencia de actividad y de obra otorgadas a RMD por el Ayuntamiento de Chozas de Abajo

Imagen de RMD durante el gran incendio de 2015./
Imagen de RMD durante el gran incendio de 2015.

El tribunal impone las costas de esta apelación a la Junta de Castilla y León como parte apelante | «Nos alegramos por la sentenca pero lamentamos que la Justicia haya sido tan lenta», asegura la Plataforma Valle de Conforco

LEONOTICIASLeón

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha confirmado, en sentencia comunicada a las partes, la nulidad de la Licencia de actividad y de obra otorgadas a RMD por el Chozas de Abajo.

Tras 15 años de proceso, el TSJCyL, en sentencia (nº 801) de Apelación 118/2018, confirma la sentencia emitida por el Juzgado de lo contencioso-Administrativo nº 1, de León, en octubre del 2017, que declaraba nula la instalación eléctrica de una Industria de reciclado y valoración de neumáticos usados (incineración por termólisis) en Ardoncino, e igualmente, confirma la nulidad de la licencia de actividad y de obra solicitadas por RMD (Recuperación de Materiales Diversos), y reconocidas por el Ayuntamiento de Chozas de Abajo, por silencio administrativo, el 11 de marzo de 2003.

La sentencia inicial (358/2017, de 27 de octubre) se emitió en respuesta a varios contenciosos-administrativos interpuestos en 2003 y en 2004, acumulados todos en el nº 1 de León, por la junta vecinal de Antimio de Abajo, Plataforma Valle de Conforcos, Junta Vecinal de Banuncias y Ayto. de Onzonilla.

Declaración de Impacto Ambiental

Las administraciones demandadas fueron la Junta de Castilla y León y el Ayuntamiento de Chozas de Abajo, y como codemandada, la empresa RMD. A esta sentencia inicial, la Junta de Castilla y León interpuso Recurso de Apelación, que es el que acaba de ser fallado por el TSJ en contra de la apelante.

El fundamento jurídico principal de la sentencia inicial, ratificado en Apelación, se basa en que, siendo una industria potencialmente contaminante, la Declaración de Impacto Ambiental debería haber sido la Ordinaria, y no la Simplificada. Y ello, teniendo en cuenta la posible afección de sus contaminantes a poblaciones cercanas, y áreas de sensibilidad ecológica, en particular por los humedales cercanos: «no se justifica dicho emplazamiento, en atención a la excepcionalidad de la norma, teniendo en consideración su interpretación restrictiva, pues no se explica por qué tenga que ser esta ubicación esencial para la industria en cuestión, valorando el potencial contaminante de la industria».

Frente a lo alegado por la Junta, el TSJ dice que «ha de entenderse que dichos acuerdos no son ajustados a derecho, máxime en atención a la ubicación de las instalaciones en una zona de sensibilidad ecológica, sin declaración de impacto ambiental adecuada -la ordinaria en lugar de la simplificada- para justificar la ubicación en dicho emplazamiento».

El TSJ impone las costas de esta Apelación a la Junta, como parte apelante. «Es posible el Recurso de Casación, pero no tenemos constancia de que se haya presentado. Tras 15 años de proceso, la justicia ha dado la razón a todas las entidades que recurrieron en su día la instalación de la industria de RMD, por su potencial contaminante», ha asegurado Ismael González Millán, vicepresidente y portavoz de la Plataforma Valle de Conforcos, en un comunicado.

González Millán también ha advertido que la Asociación desconoce «la situación administrativa actual de RMD. No nos consta si ha obtenido ya alguna autorización alternativa».

Contenido Patrocinado

Fotos