Igüeña 'planta' un banco a más de 2.000 metros contra el olvido

Banco instalado en la cima berciana, desde la que se observa todo el sistema montañoso. /Club Deportivo Atlético Aguzo
Banco instalado en la cima berciana, desde la que se observa todo el sistema montañoso. / Club Deportivo Atlético Aguzo

El Ayuntamiento berciano instala un banco en el Pico Catoute (2.112 metros) para sensibilizar contra la despoblación de la comarca

Juan J. López
JUAN J. LÓPEZ

La instalación de un banco en la cima del Pico Catoute a más de dos mil metros de altitud (2.112 metros) ha levantado una gran polvareda en las redes sociales.

La montaña, una de las más representativas de la comarca del Bierzo y una de las más altas de la comunidad, presenta desde el pasado miércoles un asiento para contemplar las bonitas vistas de los sistemas montañosos de alrededor.

El Ayuntamienta de Igüeña decidió instalar este mobiliario en el Catoute con la ayuda de la sección de montaña de Club Deportivo Atético Aguzo. Entre unas diez personas subieron distintas piezas del banco, para posteriormente montarlo en la cumbre y fijarlo en una cima que pasa buena parte del año con nieve y una meteorología adversa.

«Es una medida reivindicativa y, pese a la polémica, a nosotros nos parece muy bien la iniciativa del alcalde», defiende Carlos Calvete, representante del Atlético Aguzo.

«Es una forma de llamar la atención contra la despoblación que vive esta zona... Después de la minería esta zona está abandonada», añade Calvete.

Los 'portadores' del banco posan tras su instalación en el Catoute.
Los 'portadores' del banco posan tras su instalación en el Catoute. / Club Deportivo Atlético Aguzo

El precedente madrileño en La Peñota

La actuación del Consistorio berciano sigue la línea iniciada por el Ayuntamiento de Los Molinos, en la Comunidad de Madrid, que también apostó el pasado mes de mayo por ubicar un banco en el pico de la Peñota (1.945 metros), y que apenas duró una semana, antes de que apareciese roto y desperdigado por los alrededores.

En el caso del municipio madrileño, la decisión de la Alcaldía no contó con el apoyo de otros grupos municipales, que se opusieron a la medida.