¿Se cobran los rescates en la montaña en León?

Grupo de restacte de Protección Civil. /A.C.
Grupo de restacte de Protección Civil. / A.C.

Un rescate puede tener un precio de 3.000 a 4.000 euros, dependiendo de las horas de vuelo de helicóptero y del personal que haya sido necesario | Desde el 2016, Protección Civil ha realizado 16 rescates en León, el mayor número de la Comunidad

Marco Alonso
MARCO ALONSO

Si hay una pregunta que se hacen los montañeros es la que precede a estas líneas y el responsable de formación del Comité de Seguridad de la Federación Española de Montaña tiene una respuesta tranquilizadora para los rescatados. «Los rescates en Castilla y León todavía no se están cobrando. El rescate es lo que menos cuesta de un accidente, pero puede tener un precio de 3.000 a 4.000 euros, dependiendo de las horas de vuelo de helicóptero y del personal que haya sido necesario», asegura Sánchez.

El asunto cambia cuando el accidentado está federado, ya que en esos casos es el seguro de la federación el que cubre los gastos y no la administración pública. «De momento, el grupo de rescate y la consejería no cobra por estos servicios a los afectados. Sí es verdad que, si el accidentado está federado, se pasa el coste al seguro. Pero si no está federado, de no ser una negligencia clara, no se cobra. En la historia de España, se habrán cobrado seis rescates en total», explica Sánchez, que cree que cobrarlos podría ser más costoso incluso para las administraciones.

«Desde la Federación insistimos en que no estamos de acuerdo en que se cobren los rescates porque puede llegar a ser contraproducente, ya que la gente tardaría más en dar el aviso y los accidentes se agravarían y tendrían incluso más costes», concluye Sánchez.

La mejor época

El otoño es uno de los mejores momentos del año para disfrutar de la Montaña Palentina. El Curavacas, el Espigüete, el Valdecebollas, y otros muchos picos más se llenan durante estos días de amantes de la montaña dispuestos a pasar una jornada festiva en plena naturaleza. Pero, antes de calzarse las botas de monte, es imprescindible tomar todas las medidas de seguridad posibles para minimizar los riesgos y evitar que un día de fiesta no dé un giro desagradable.

Esos vuelcos inesperados que nadie quiere vivir en la montaña se dan con relativa frecuencia y como ejemplo se pueden tomar los 174 rescates de montaña gestionados por el servicio de emergencias 112 el pasado año en toda la comunidad autónoma, diez de los cuáles se resolvieron en la provincia de Palencia.

El Grupo de Rescate de Protección Civil es, junto al de Guardia Civil, el encargado de evacuar a los heridos que se pueden dar en estos rescates de montaña. De los diez incidentes registrados en el 112 el pasado año en la Montaña Palentina, la mitad fueron resueltos por el Grupo de Rescate de Protección Civil y la otra mitad, por la Guardia Civil.

En 2016, el servicio de emergencias 112 se encargó de la gestión de ocho rescates de montaña en la provincia de Palencia. De ellos, seis fueron realizados por la Guardia Civil y los otros dos, por el Grupo de Rescate de Protección Civil.

Teniendo en cuenta los dos años anteriores, los datos registrados en lo que va de año son esperanzadores. Y es que, por el momento se han gestionado tres rescates de montaña. De ellos, dos los ha efectuado el Grupo de Rescate de Protección Civil; y el tercero también lo ha hecho, pero de manera conjunta con la Guardia Civil. Éste último fue el 13 de mayo y tuvo como resultado un montañero fallecido en el pico Espigüete.

León y Ávila son las dos provincias en las que se han efectuado un mayor número de rescates por parte de Protección Civil desde 2016. En lo que va de año, las montañas leonesas son las que han necesitado más veces la intervención del grupo de rescate, que se ha desplazado ya hasta en 13 ocasiones para salvar a algún montañero que necesitaba auxilio.

Palencia es, con sus tres salvamentos de montaña, la cuarta provincia de Castilla y León con un mayor número de intervenciones del Grupo de Rescate de Protección Civil en este tipo de incidencias en lo que va de año, superada por León (13), Ávila (8) y Burgos (5). Esta circunstancia responde, principalmente, a la mayor afluencia de personas que soportan las montañas abulenses, leonesas y burgalesas, tal y como señala Alberto Sánchez, responsable de formación del Comité de Seguridad de la Federación Española de Montaña.

«Ávila, por la cercanía a Madrid tiene mucha afluencia y León, por estar en la Cordillera Cantábrica, también tiene mucha gente. Al final, cuanta más personas van a la montaña, más accidentes hay, sea la actividad que sea. Se accidentan igual los que hacen alta montaña que los que hacen senderismo», incide Sánchez, que cree que es ahora cuando hay que tener más respeto a la montaña. «La Montaña Palentina tiene muchas actividades de alta montaña, pero está lejos de Madrid y eso es un handicap. En invierno puede resultar muy compleja, por lo que hay que animar a la gente a que acuda solo a las actividades que esté capacitada para hacer», explica.

Contenido Patrocinado

Fotos