Ciudadanos pide la eliminación de los arbitrios en Valderas por considerarlos injustificados

Imagen de un falso vado cuya retirada se reclama ahora por parte de Ciudadanos./
Imagen de un falso vado cuya retirada se reclama ahora por parte de Ciudadanos.

La formación naranja critica la arbitrariedad de estas tasas y la necesidad de un padrón fiscal para asegurar la equidad en los cobros

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

Ciudadanos ha solicitado al equipo de gobierno de la eliminación de los llamados 'arbitrios' en Valderas, una tasa sin concepto ni justificación clara y que se grava de forma injusta al cobrarse sólo a la mitad de los vecinos.

El Grupo Municipal de Cs ha explicado que bajo el paraguas de arbitrios se incluyen tasas sin especificar la cantidad o el gasto (no se puede saber si el dinero se dedica a la reparación de puertas, canalones, vados u otro gasto).

Por otra parte, hace muchos años que no se elabora un padrón fiscal en el municipio, por lo que el cobro de este gravamen se hace al azar, sin diferenciar si esos vecinos viven en el municipio, se han trasladado o si han fallecido. El cobro de los arbitrios, además, representa una cantidad muy pequeña de los presupuestos, el 3%, y sólo los pagan la mitad de los ciudadanos de Valderas.

El concejal de Ciudadanos, Santiago Rodríguez, pide al Ayuntamiento que cumpla con sus vecinos y que sea la primera administración que apoye a una población que ha sufrido por la dureza de las tormentas de verano, de hecho, el alcalde ha pedido declarar el municipio zona catastrófica. «Los arbitrios son unas tasas totalmente injustas y en ocasiones no responden a la realidad, como cuando se cobra un vado a un vecino – también hay vados falsos en el municipio - pese a que el Ayuntamiento no tiene contratado ningún servicio de grúa para retirar el vehículo», ha asegurado.

Rodríguez también ha criticado que cuando un vecino acude al Consistorio para conocer el concepto que se cobra bajo el paraguas de los arbitrios «nadie es capaz responder». El Ayuntamiento, además, carece de capacidad para cobrar esas deudas si son devueltas, ya sea de forma justificada o no. «Se están creando ciudadanos de primera y de segunda con estos cobros y eso no es tolerable ni sostenible», ha concluido.