Babia, La Cabrera, Riaño, Villafranca y Villablino, las cinco áreas de León a donde los médicos no quieren ir

Babia, La Cabrera, Riaño, Villafranca y Villablino, las cinco áreas de León a donde los médicos no quieren ir

Sanidad compensará a los facultativos que opten por estas áreas de atención con 6.000 euros anuales, flexibilidad de horarios y ventajas formativas

ANA SANTIAGO
ANA SANTIAGOLeón

Sacyl trabaja actualmente en un mapa de zonas de difícil cobertura y, en su borrador, considera valorar para determinar como tales la dificultad geográfica de acceso y consideraciones como que estén en una zona donde haya puerto de montaña, uno de los factores que más puntuará.

La Consejería de Sanidad establece en su estudio preliminar 24 zonas básicas de salud de difícil cobertura, entre dos y seis por provincia con la excepción de Valladolid, que no tiene ninguna, y Burgos, con cinco, es la provincia con más dificultades para lograr cubrir sus puestos de médicos que, en total, son algo más de 500 los afectados por 'penosidades' y, por lo tanto, compensados con incentivos económicos y laborales.

Por su parte, en la provincia leonesa se divide en las áreas de León y El Bierzo, que suman en su conjunto cinco áreas de díficil acceso: Riaño, La Cabrera, Villablino, Villafranca del Bierzo y Babia.

Así, las primas anunciadas este ,artes en rueda de prensa por el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, serán de 6.000 euros anuales para los médicos, 1.300 para el grupo A2, 300 para las categorías C1 y C2 y otras. Cantidades en proporción a los salarios y a las dificultades de cada profesión para contar con recursos humanos.

Sanidad también tendrá en cuenta para calificar un puesto como de difícil cobertura la distancia desde el centro de salud al hospital de referencia, el tiempo semanal empleado en los desplazamientos, el grado de dispersión geográfica y los accesos adversos. Según estos criterios, se puntuarán los puestos y se declararán, en su caso –si cuentan con una puntuación igual o superior a siete puntos con los baremos establecidos–, de difícil cobertura.

Zonas de salud de difícil cobertura

Ávila: Candeleda, Gredos y Sotillo de la Adrada.

Burgos: Espinosa de los Monteros, Sedano, Valle de Losa, Valle de Tobalina y Valle de Valdebezana.

León: Babia, La Cabrera y Riaño.

El Bierzo Villablino y Villafranca dek Bierzo.

Palencia: Aguilar de Campoo, Cervera de Pisuerga y Guardo.

Salamanca: Aldeadávila de la Ribera, Fuentes de Oñoro y Vitigudino.

Segovia: La Sierra y Riaza.

Soria: Pinares de Covaleda y San Pedro Manrique.

Zamora: Alta Sanabria

Ventajas laborales y efectivos de los que se beneficiarán los que lleguen nuevos pero también los que ya los ocupan y que, aunque son los médicos los más difíciles de contratar, las medidas se dirigen también a otros profesionales. Para garantizar la cobertura, Sacyl exigirá permanecer al menos un año en el puesto para poder disfrutar de algunos beneficios; después de dicho tiempo pondrán volver a entrar en bolsa de empleo y traslados.

Otras medidas son la flexibilización del horario, la valoración como mérito en la carrera profesional, la prioridad en la participación en las actividades de formación y la prioridad en los proyectos piloto o de investigación.

También se regulan medidas en materia de productividad. Se pretende la incentivación de los profesionales de Sacyl, vinculando esta productividad a los objetivos asistenciales de los centros incluidos en el Plan Anual de Gestión. Globalmente, estos incentivos ascenderán a 36 millones de euros y se concretarán en los distintos centros de gestión mediante un 'Pacto de Objetivos' donde se determinarán los aspectos concretos que del Plan de Gestión afecten a cada Servicio, Unidad o Equipo, y se definirán las metas a alcanzar, los parámetros de evaluación y la verificación de su grado de cumplimiento. Se recupera, así, este instrumento de incentivación de los profesionales.