Un día en el Ayuntamiento de La Pola de Gordón

Francisco Castañón, en su despacho. / Sandra Santos | Raúl Redondo

Las necesidades de los vecinos del municipio y que los servicios básicos funcionen a la perfección son las prioridades del alcalde Francisco Castañón que compagina la gestión municipal con la vicepresidencia en la Diputación Provincial

I. SANTOSLeón

«Ajetreado y ocupado», pero a su vez «diverso y entretenido». El día a día del alcalde de La Pola de Gordón, Francisco Castañón, es una lucha constante por entender las necesidades de cada uno de los vecinos de las 17 localidades que componen el municipio y tender una mano para solucionarlos. Está compuesto por: Los Barrios, Beberino, Buiza, Cabornera, Ciñera, Folledo, Geras, Huergas, Llombera, Nocedo, Paradilla, Peredilla, La Pola, Santa Lucia, Vega, La Vid, Villasimpliz.

Muy importante es la organización del regidor, el esfuerzo y el trabajo, pero sobre todo contar con un gran equipo. En este caso liderado por el teniente alcalde Juan Manuel Fernández y así lo reconoce el propia alcalde que asegura que «es importante tener un equipo de gente que, en mi caso, es absolutamente competente y que tenemos sintonía absoluta».

Servicios para la población

La situación económica en estos últimos años ha venido marcado por la necesidad de encontrar los recursos necesarios para cubrir y atender todos los servicios que demandan los vecinos. En un municipio envejecido, como en la mayoría de la provincia leonesa, los vecinos quieren que «los servicios funcionen, que el alumbrado esté en condiciones, que el agua llegue a los grifos, que el colegio esté en condiciones, la farmacia abierta…», y para que no falta La Pola de Gordón cuenta con Francisco Castañón.

La lucha del Ayuntamiento también se centra en la búsqueda de alternativas para los jóvenes, para que la falta de trabajo no sea el motivo que les lleve a abandonar la comarca. Un trabajo que ocupa parte de la agenda del regidor y que complementa con la búsqueda de recursos para llevar a cabo mejoras en las infraestructuras del municipio.

En este sentido, Castañón reconoce que «ha habido obras que han marcado un antes y un después, algo que no se creía que se pudiera hacer». Entre ellas recuerda la piscina de la localidad de Santa Lucía, el Palacio de Deporte, o la Bolera de Ciñera.

Unas actuaciones entre las que se encuentra la recuperación del edificio donde se asienta el Ayuntamiento del municipio que «estaba completamente en ruinas, se estaba cayendo y ahora lo ves y sientes orgullo al poder decir 'lo hemos conseguido'. Unos trabajos que han salido adelante y que son las cosas que cada día le animan a «seguir peleando porque se pueden conseguir cosas como estas».

Un municipio de ensueño

La Pola de Gordón se enmarca en un paraje de gran belleza, la Montaña Central leonesa ofrece un enclave único para perderse y visitar. El faedo de Ciñera es uno de los bosques más fotografiados de la provincia y al que ahora se suma el Centro del Clima como reclamo turístico.

El edificio es «uno de los hitos más importantes de la legislatura» y en él los visitantes han podido disfrutar de exposiciones de pintura, conciertos o festivales en una gran oferta cultural para la provincia. «Hemos sido capaces de reinventarlo, era un edificio que se hizo para recuperar las antiguas escuelas y donde queríamos hacer algo único en España, un centro que se dedicase a la investigación de los fenómenos meteorológicos, donde las universidades pudieran realizar investigaciones, pero que también se pudiera visitar».

Ahora se ha conseguido y el Centro del Clima de La Vid se ha convertido en un centro de referencia para todo el país. Para el futuro la lista de proyectos y los deseos de Francisco Castañón son muy extensos, pero las prioridades también las tiene claras y los Colegios es un punto importante en el futuro del municipio. «Vamos a poner unas instalaciones deportivas, un rocódromo y unas redes para dividir las canchas», porque toda la corporación municipal considera que los centro educativos deben ser «más atractivos para los alumnos».

Castañón también tiene en mente grandes mejoras para el municipio como la reforma integral de las piscinas de La Pola, con un proyecto que le «dará un vuelco total». También se está trabajando en comenzar la obra de un centro de salud, con el proyecto aprobado por la Junta de Castilla y León, para la localidad de La Pola de Gordón. En el caso de Ciñera, Castañón trabajará por convertir «las instalaciones de la Hullera en Ciñera, donde queremos hacer algo importante en el ámbito deportivo».

Días buenos y no tan buenos

Los días del alcalde de La Pola de Gordón tienen más de 24 horas, pero con esfuerzo y mucho trabajo las obligaciones municipales salen adelante y al final todo trabajo bien hecho tiene su recompensa.

«Ir por la calle y ver una sonrisa, ver que lo estás haciendo bien te da fuerzas para dedicarle más horas a la gente del municipio», asegura el alcalde. La ilusión y el compromiso de Francisco Castañón han completados unos años en la alcaldía con muy buenos recuerdos, pero entre ellos también hay uno marcado en negro para siempre.

«El dia mas dificil fue cuando se mataron en la mina seis compañeros, seis amigos. Eso fue muy duro para todos… Todavía me acuerdo de las voces de cada uno de ellos, porque nos conocíamos», recuerda emocionado Francisco Castañón.

Un día «durísimo», al ver a las madres, a los padres y ya no te digo a los hijos de todos los trabajadores de la mina. Entre momentos de silencio Castañón recuerda «cuando estás en la oficina y estás viendo los nombres de las personas que estaban dentro del pozo y se iban tachando los que iban saliendo y faltaban personas por salir que conocías de toda la vida… el día más difícil con mucha diferencia».