Sin internet y sin móvil, la condena de Movistar a Santa Marina y Caín de Valdeón

Estado del cableado en Santa Marina y Caín de Valdeón. /
Estado del cableado en Santa Marina y Caín de Valdeón.

Los vecinos de las localidades enclavadas en Picos de Europa llevan cuatro años con un servicio «lamentable» de telefonía móvil e internet | El Ayuntamiento urge a la nueva directora general de Telecomunicaciones una solución

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

Vivir sin teléfono móvil y sin internet. Es la realidad que viven desde hace al menos cuatro años los vecinos de Santa Marina y Caín de Valdeón como consecuencia del estado del tendido telefónico de la compañía Movistar.

Una situación que ha acabado con la paciencia del alcalde de Posada de Valdeón, Tomás Alonso, que asegura que les están «tomando el pelo desde hace años».

El por qué hay que buscarlo en el estado del tendido eléctrico, que cuenta con unos cables que no resisten las inclemencias meteorológicas propias de la zona y que no se han reparado en su totalidad desde que la Junta aprobara una serie de obras para soterrar la red.

Una «chapuza» a la que intentaron buscar remedio hace tres años con la construcción de canalización subterránea que todavía no se ha puesto en funcionamiento, dejando que el cableado «campe a sus anchas» por la carretera.

El tendido eléctrico totalmente al descubierto.
El tendido eléctrico totalmente al descubierto.

Tomás Alonso alerta del problema que supone el «ir y venir de la línea telefónica e internet», y que deja a una de las zonas más turísticas de León en una situación «propia del siglo pasado».

El alcalde pone el foco en el daño que esta situación hace a los negocios de la zona, que no pueden ofrecer el servicio a los clientes ni realizar, en algunos pasos, el cobro.

Por ello,nueva directora general de Telecomunicaciones y Trasformaión Digital, Elena Álvarez, que escuche las reivindicaciones de los vecinos y «ponga de una vez solución a este problema que arrastramos desde hace años y que parece que Movistar no está dispuesto a solucionar».

Más aún cuando, según lamenta, es el turismo el que mueve la economía de esta localidad enclavada en los Picos de Europa que, una vez más, vuelve a verse condenada a estar fuera de cobertura en el año 2019.