Dulces tentaciones en Gradefes

Los diferentes conventos muestran sus productos en la feria./
Los diferentes conventos muestran sus productos en la feria.

Diferentes monasterios y conventos de toda la comunidad se dan cita en la primera feria de dulces en la localidad leonesa

INÉS SANTOS

La primera Feria de Dulces del Convento de Castilla y León que ha tenido lugar durante la mañana de este sábado en la localidad de Gradefes ha sido un gran éxito para los conventos y monasterios asistentes. Los representantes de los diferentes stands han visto como en apenas media hora después de su inauguración las mesas iban quedando vacías.

En una primera feria en la que el éxito lo demuestran las ventas, tanto los participantes como las asistentes han disfrutado de una jornada diferente en un entorno único. Además de los típicos dulces y pastas, se han podido degustar diferentes licores y mermeladas del Monasterio de Santa María de Gradefes. Tampoco ha querido perderse esta jornada la Asociación Cultural y Recreativa del Priorato de Escalada que ha ofrecido libros y recuerdos de San Miguel de la Escalada y del propio Monasterio de Gradefes.

En unos stands a los pies del Monasterio se centraban las degustaciones de las diferentes pastas y dulces. Han estado presentes las Madres Carmelitas Descalzas de Peñaranda de Bracamonte (Salamanca), el Monasterio Cisterciense Calatravas de Burgos, Monasterio Nuestra Señora de Belén (Jerónimas) de Toral de los Guzmanes, el Monasterio Nuestra Señora del Espino (Clarisas) de Vivar del Cid (Burgos), el Monasterio Santa Cruz (Benedictinas) de Sahagún, el Monasterio del Sagrado Corazón de Jesús (Clarisas) de Cantalapiedra (Salamanca), el Real Monasterio Santa Clara (Clarisas) de Carrión de los Condes (Palencia) y el Monasterio Santa María la Real (Cistercienses) del propio Gradefes.

La jornada comenzó con una misa en el monasterio y a partir de la 13,30 las visitas guiadas a los grupos interesados en conocer un poco más sobre los rincones y la historia del Monasterio Santa María de Gradefes que data del s.XII. Estas visitas llevan en funcionamiento desde principios de verano, pero en la jornada de este sábado han sido muchos los curiosos que aprovechando la feria de dulces han querido acercarse a conocerlo.