El camino directo de Carnes y Embutidos Luis, del campo a la mesa

Fernando y su hijo junto a dos ejemplares de buey/
Fernando y su hijo junto a dos ejemplares de buey
Con una amplia tradición familiar, Carnes y Embutidos Luis, ofrece la mejor carne procedente los los mejores bueyes criados en Carrizo de la Ribera
SANDRA SANTOSLeón

Carnes y Embutidos Luis no es una carnicería cualquiera, Carnes y Embutidos Luis es la tradición familiar y la calidad hecha carnicería. Carnes y Embutidos Luis es sinónimo de carne de buey, es sinónimo de carne de ternera, en definitiva, Carnes y Embutidos Luis es sinónimo de calidad. Con más de cien años de antigüedad, esta carnicería de la calle Baldomero Lozano, nº2 de la capital leonesa comenzó su andadura en Llamas con el abuelo de Fernando, el actual propietario, y continuó en Quintanilla de Sollamas, luego en Carrizo y ahora en León.

Y es allí, en Carrizo, precisamente, donde Fernando y su familia tienen su propia ganadería. Una ganadería que con el paso de los años ha ido creciendo coincidiendo con la apuesta de Fernando por ofrecer la mejor carne de buey de la provincia leonesa.

Ejemplares de bueyes en la finca de Carrizo

Un salto de calidad que viene de la mano de Fernando que viaja todas las semanas a Galicia y Portugal para seleccionar los mejores ejemplares de vacas rubias gallegas y bueyes para criarlos en libertad (crían rubio miñoto, vianeses, alistanos y caldelaos) en las 30 hectáreas de terreno que tienen en Carrizo y poder así prepararlos a su gusto y obtener los mejores resultados de calidad en la carne.

Y es que si por algo se caracteriza Carnes y Embutidos Luis es por la elaboración propia de toda la carne que venden en la carnicería. Son ellos mismos los que seleccionan, crían, ceban y matan el buey, ternera y vaca que se puede comprar en la tienda.

Pero no es un trabajo sencillo, para que esta suculenta carne de buey posea la mejor calidad es necesario criar a estos animales bajo unos cuidados muy específicos que vienen dados por las propias características del ejemplar, ya que tienen que ser unos «terneros largos, feos, huesudos y con una estructura muy larga, para que se desarrollen mucho», como afirma Fernando. Unos bueyes que compran con tres o cuatro años y los tienen pastando en libertad y a partir de los cinco los ceban durante cerca de dos años hasta que llega al peso óptimo para ser sacrificados, el último por ejemplo, llegó hasta las dos toneladas.

Un proceso de cría largo y meticuloso que culmina en un mes y medio con la venta en la tienda de toda la carne procedente del buey, teniendo en cuenta que un chuletero puede llegar a alcanzar los 100kg de peso y una chuleta, los cinco.

Piezas de buey despiezadas

Una extraordinaria carne que se puede probar en la Feria del Lúpulo y la Cerveza de Carrizo del 27 y el 30 de julio, en la que Fernando y su familia preparan 500kg de hamburguesas en vivo para que todo el mundo pueda degustar este manjar.

Y para la gente que no pueda trasladarse hasta Carrizo este fin de semana, puede adquirir todo tipo de productos de elaboración propia en la calle Baldomero Lozano, nº2, en La Palomera, donde podrán encontrar, además, embutidos muy especiales como la cecina, el chorizo y el salchichón de buey, junto con todo el embutido tradicional.

Un manjar que en Carnes y Embutidos Luis está al alcance de todos gracias, además, a la máquina expendedora que poseen en el exterior de la tienda con una amplia variedad de embutido por si a alguien le entra algún antojo a cualquier hora del día.

La tienda de Carnes y Embutidos Luis en La Palomera

Puedes conocer más sobre Carnes y Embutidos Luis en su página web o en su Facebook .

Contenido Patrocinado

Fotos