Los 82 votos fraudulentos muestran los agujeros en el proceso telemático de Ciudadanos

Albert Rivera, junto a otros miembros de la Ejecutiva de Ciudadanos, este martes en la sede del partido./Cs
Albert Rivera, junto a otros miembros de la Ejecutiva de Ciudadanos, este martes en la sede del partido. / Cs

La Fábrica Nacional de Moneda y Timbre niega cualquier responsabilidad en el recuento final

Arturo Posada
ARTURO POSADAValladolid

El sistema informático de Ciudadanos no detectó el pucherazo que uno o varios afiliados intentaron cometer durante la madrugada del viernes 8 al sábado 9 de marzo para tratar de dar el triunfo a Silvia Clemente sobre Francisco Igea en las primarias del partido naranja en Castilla y León. Las alarmas ni siquiera saltaron en el partido cuando el número total de votos emitidos y reflejados en el acta (1.013) difería de la suma de votos de los tres candidatos en el proceso (1.094). Eso llevó a proclamar en primera instancia a Silvia Clemente como ganadora con 561 apoyos telemáticos, seguida de Francisco Igea (526) y Vanesa Pérez Conde (7), una decisión que fue revertida dos días más tarde para dar vencedor a Igea tras detectarse 82 votos fraudulentos.

Los votos telemáticos de Ciudadanos en estas primarias cuentan con la firma digital de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT), que también certifica la hora, minuto y segundo en que se han registrado. Sin embargo, la Fábrica Nacional de Moneda y Timbrenegó ayer cualquier responsabilidad en el proceso. «Una cosa es que utilicen nuestra firma electrónica y otra quién les haga el recuento a ellos. Ahí nosotros estamos al margen», señaló un portavoz de la FNMT.

La firma digital solo verifica que el comprobante de voto fue emitido por Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía en la fecha que refleja el certificado que genera automáticamente el sistema. La Autoridad de Sellado de Tiempo, dependiente de la FNMT, garantiza que se ha emitido en la hora exacta que figura en el documento.

Ciudadanos no detectó el fraude en su proceso de primarias. Sí lo hicieron tres afiliados burgaleses, que permitieron revertir el resultado que desembocó en la designación final de Igea como ganador.

El descuadre en las cifras llevó a David Hernando, Gerardo Velasco e Íñigo Rodríguez, tres afiliados de Burgos, a analizar uno por uno todos los certificados de voto. Estos certificados se encontraban disponibles en el denominado 'espacio naranja', reservado a los afiliados de Ciudadanos. Los certificados muestran la hora y el candidato elegido en cada caso, aunque no identifican al votante.

Tabla que muestra el proceso de voto por horas en las primarias de Ciudadanos, elaborada por tres afiliados del partido en Burgos.
Tabla que muestra el proceso de voto por horas en las primarias de Ciudadanos, elaborada por tres afiliados del partido en Burgos. / El Norte

La sorpresa fue mayúscula: Francisco Igea fue por delante desde el inicio del proceso, con patrones de votos regulares, que daban al médico vallisoletano una confortable ventaja sobre su rival segoviana. En las primeras dos horas (de las 10:00 a las 12:00 del mediodía del viernes), Igea estaba en cabeza con 55 votos. A las 22:00 horas del viernes su ventaja había aumentado hasta los 77 votos de diferencia.

Tabla que muestra el proceso de voto por horas y porcentajes en las primarias de Ciudadanos, elaborada por tres afiliados del partido en Burgos
Tabla que muestra el proceso de voto por horas y porcentajes en las primarias de Ciudadanos, elaborada por tres afiliados del partido en Burgos

Sin embargo, los patrones se alteraron abruptamente en la madrugada del sábado. Entre las 2:00 y las 4:00 de la mañana, Clemente recibió una inyección de 53 votos, una cifra inusual a esas horas, que redujo la diferencia a solo 11 votos a favor del médico vallisoletano. Sin embargo, Francisco Igea seguía en cabeza a las 8:00 de la mañana del sábado, solo dos horas antes de finalizar el proceso. Entonces, Silvia Clemente sumó otros 58 votos que, aparentemente, le garantizaban la victoria. La expresidenta de las Cortes de Castilla y León fue proclamada ganadora por el partido durante la jornada del sábado. El comunicado oficial señaló que Clemente había ganado las primarias en Castilla y León por 35 votos sobre Igea.

Imágenes de la web interna de Ciudadanos en las primarias.
Imágenes de la web interna de Ciudadanos en las primarias. / Twitter

Certificado de voto favorable a Igea publicado en Twitter.
Certificado de voto favorable a Igea publicado en Twitter.

Los tres afiliados burgaleses elaboraron varias tablas para mostrar la evolución del voto de las dos candidaturas y los patrones sospechosos. Esos documentos, junto con la denuncia de que no coincidían votos y votantes, se remitieron al equipo de campaña de Igea que automáticamente lo denunció ante la Comisión de Garantías de Ciudadanos. Este órgano anuló el lunes 82 votos fraudulentos favorables a Silvia Clemente y concedió la victoria a Francisco Igea. Los 82 votos no correspondían a ningún afiliado. Eran votos fantasma. La Comisión de Garantías comprobó que no poseían la ID (identificación) correspondiente y no se podían adjudicar a ningún emisor. Clemente se quedó con 479 apoyos e Igea fue proclamado ganador con los 526 que había obtenido.

Sin embargo, quedan dudas que el partido aún no ha aclarado. ¿Quién podía tener acceso en tiempo real a los resultados mientras estaba abierto el proceso de votación? ¿Cómo se pudieron emitir 82 votos telemáticos que no correspondían a ningún afiliado? ¿Por qué Ciudadanos adjudicó inicialmente esos votos a Silvia Clemente, pero no quedaron recogidos en el número total de votos que reflejó el acta?

Oficialmente, la Comisión de Garantías de Ciudadanos sigue adelante con la investigación interna. Sin embargo, fuentes del partido apuntaron ayer a la posibilidad de que esas conclusiones ya no sean públicas, una vez atendida la reclamación de Igea y su proclamación como ganador.