Verónica Casado: «Vamos a recuperar las urgencias en la Atención Primaria para desahogar a los hospitales»

La nueva consejera de Sanidad, Verónica Casado, en su despacho, con el ramo de flores de sus excompañeros del centro de salud de Parquesol, en Valladolid. :: / Ramón Gómez

La nueva consejera de Sanidad, Verónica Casado, analiza el presente y los retos de futuro para Castilla y León

Ana Santiago
ANA SANTIAGOValladolid

El nuevo despacho de consejera de Sanidad ya tiene las fotos de su familia que había en su consulta y un gran ramo de flores de los compañeros del centro de salud de Parquesol la acompaña en la nueva gran mesa. Verónica Casado sabe de gestión pero deja detrás a cientos de pacientes que ya echa de menos. Son años de asistencia. Abrumadora la primera semana en el cargo, ya con decisiones de calado y con nombramientos aún por decidir. Si algo tiene claro la primera mujer que es consejera de la 'salud' –como preferiría llamarla– en la región es el «rodearse de buenos profesionales, que conozcan cada aspecto porque hay que ponerse a trabajar ya» en muchos frentes. Lo sabe.

–¿Por qué decide aceptar el cargo de consejera de Sanidad?

–Es un reto importante. Durante tiempo has estado intentando decir cuáles son las cosas que deberían modificarse, cuáles son las tendencias y llega un momento en el que hay que dar el paso de intentar hacer.

–Deja de ser miembro del Consejo Asesor del Ministerio de Sanidad, con el PSOE, trabajó para el mismo partido con Felipe González. ¿Es usted de Ciudadanos? ¿Por qué aceptó ser consejera del partido naranja?

–En principio he dejado de ser asesora, le agradezco mucho a la ministra de Sanidad (María Luisa Carcedo) la confianza, pero creo que es incompatible cuando voy a formar parte del consejo interterritorial. Los primeros años de mi carrera hice gestión y planificación con el PSOE, no estaba afliada y nadie me preguntó nada al respecto, solo qué opinaba de la sanidad pública y cuáles eran los retos que yo tenía y ahora me ha pasado exactamente lo mismo. No estoy afiliada a ningún partido, sí lo estoy a todos aquellos que me proponen el reto de tener una sanidad pública, solida, segura, solvente y sostenible y ese ha sido el motivo y, básicamente, porque me lo propuso Francisco Igea, soy muy amiga de su hermano Félix... y quiso que me incorporara en su grupo para el Gobierno y se lo agradezco mucho. No soy de Ciudadanos.

–Apuesta por potenciar la Primaria como puerta de entrada al sistema. ¿Qué reforma necesita?

–Puerta y eje, la ley lo define así, porque los pacientes no se van para no volver, siempre regresan al médico de Familia. Hay dos AtenciónPrimaria y cada una requiere un abordaje. La rural y la urbana y las dos tienen muchas necesidades. La primera por la dispersión. El número de profesionales no está mal pero hacen muchos kilómetros y tienen poco tiempo clínico. Había que reorganizar ese sistema que no es una reestructuración sino una reorganización de manera que podamos acercarnos más a la gente.

–¿Reorganizar cupos otra vez?

–No, más bien reorganizar espacios, con buenas isocronas. Tenemos que ir zona por zona, valorar, pilotar, hablar con los alcaldes, los profesionales... lo que no vamos a hacer es cerrar consultorios, pero también hay que tener en cuenta que tenemos profesionales cualificados como son los de enfermería, que son clave en Atención Primaria y, sobre todo, en entornos en los que lo que se necesita son cuidados. Puede ir el enfermero y no el médico si el problema no es de salud sino de cuidados, atención, valorar necesidades... y prestando atención y cuidados. Estamos en ello, no está cerrado;pero la idea es tener en vez uno solo, varios centros de salud en los que fueran atendidos cada uno de ellos por al menos dos médicos. Nos permitiría en zonas muy amplias acercarlo más. No puede ser café para todos, nada que ver entre sí las comarcas... son muy distintas. Ya hay orden de desarrollo para iniciar grupos de trabajo.

«Mi primera decisión fue la de aumentar los especialistas de Familia a formar» Falta de médicos

–¿Un problema de abandono?

–Yo creo que es más bien un problema de organización. En España tenemos un médico por cada 1.200 pacientes y en la comunidad, por cada 916 y, sin embargo, hay sensación de abandono en el medio rural y de sobrecarga en el urbano con incluso listas de espera. Tenemos recursos pero hay que reorganizar y ser más resolutivos.

–Abogan por mejorar el transporte y acercar el paciente al médico y no al revés. ¿Cómo ve este diseño?

–No trabajamos en esa línea para nada, el transporte a la demanda es un buen recurso; pero no puede ser la base del sistema rural.

–Algunas voces temen, y ya le critican, que se centre en la Atención Primaria y olvide la Especializada y las Emergencias...

–Para nada. Siempre he defendido que, lo decía Edson Araujo, un experto del Banco Mundial, que si tienes una Atención Primaria potente, vas a tener una secundaria y terciaria potente. El hecho de querer tenerla fuerte es porque quiero que llegue al segundo nivel lo que tiene que llegar y resolver cada cosa en su lugar. Si quiero una Primaria solvente en absoluto va en detrimento de una hospitalaria peor. Tengo a gente que conoce el medio hospitalario perfectamente y que me van a rodear y yo voy a ser muy sensible a todos los temas. Que venga de Primaria no quiere decir para nada que no sea una prioridad para mí también la Especializada oEmergencias. Soy consejera de todos. No de Primaria, de todos los profesionales, categorías, disciplinas y de todas las personas que esos profesionales tienen que atender, del pueblo más distante y del núcleo urbano más cercano. Es un compromiso.

«No creo tanto en que se hayan maquillado como en que haya una mala gestión» listas de espera

–¿Mantendrá la gerencia única? ¿Solo en pequeñas provincias?

–Quiero que haya gerencias de Primaria y de Hospitalaria; pero cuando ya está todo muy imbricado va a ser complicado. A mí la gerencia única no me gusta como modelo; pero si funciona en alguna provincia no vamos a desmontarlo. Quiero que haya equipos que estén muy presentes en cada nivel. Que aunque no las separemos, haya profesionales que vayan a los centros de salud, que pulsen a los profesionales, y lo mismo en los servicios hospitalarios.

–¿Cuál será el papel del personal de área?

–Es una figura que no me gusta. En el programa de Cs contemplan algo con lo que estoy de acuerdo, no se tiene que estatutarizar ni hacer fija esta figura. Eso no quiere decir que no haya determinadas zonas donde sea necesario tener profesionales de área para cubrir urgencias...; pero como modelo profesional no me gusta. En la medida que se pueda, la idea es integrarlos a los equipos. Va a tener que ver con el plan de continuada.

–¿Cómo va a ser ese plan de urgencias?

–Tenemos que retomar la atención continuada, estudiar las emergencias y las urgencias hospitalarias y además con mucha educación sanitaria. Las hospitalarias no están para los problemas banales, están para los graves, importantes. Para que no se vaya al hospital, evidentemente tenemos que tener recursos que resuelvan un sencillo problema de fiebre alta, pero que el paciente necesita que se le atienda ya y va al hospital porque no tiene otra opción. Primaria debe solucionar lo suyo y canalizar bien lo urgente. Y también hay que contar con unas Emergencias potentes y puente entre la continuada de Primaria y la hospitalaria.

«Más que el paciente, sería su médico el que escoge a qué hospital o especialista deriva» libre elección

–¿Recuperar los Puntos de Atención Continuada (PAC)?

–Me gustaba el modelo de la Atención Continuada en los centros de salud. Hasta las 22:00 horas abiertos, veíamos unos 25 pacientes y al cerrar los PAC el impacto en las urgencias hospitalarias fue alto, se dispararon. Tenemos que ver la viabilidad porque se hizo por una razón económica; pero, en épocas de alta demanda, se dispara con cosas que se pueden resolver en los centros de salud. Quiero un Plan de Atención Continuada en Primaria para las urgencias no vitales.

–Abarata, por otro lado, el gasto hospitalario...

–El problema es que cuando llega al hospital lo que no debería de llegar, el infarto está esperando. Me preocupa. Si queremos un hospital que funcione lo mejor posible, no hay que sobrecargarlo.

–En las pediátricas, en Valladolid Oeste reclaman lo contrario, reunir recursos y pacientes en el hospital; pero las características son muy diferentes.

–Las urgentes vitales en niños afortunadamente son menos... y vamos a escuchar a los profesionales y adoptar medidas según situaciones. Algo muy agradable que me he encontrado es que se tienen muy estudiados los problemas. En una mano te traen el problema y con la otra te aportan y saben mucho más que yo. Voy evidentemente a preguntar a los pediatras por sus urgencias, lo conocen mejor que yo. También las propuestas de las sociedades son interesantes. No es la cultura de la queja. Y también fijarnos en otras comunidades.

«Atención Primaria podrá pedir pruebas directamente al complejo asistencial» pruebas de diagnóstico

–¿Cómo conseguir más médicos ?

–Lo primero es aumentar el número de médicos de Familia a formar. La primera decisión que he tomado es que vayamos al máximo de plazas acreditadas; es decir, si yo tengo permitidas por el Ministerio de Sanidad unas 163 plazas, no me lo sé de memoria, por ahí... para Familia las saco todas, no solo 140. También con Anestesia, Ginecología, Anatomía Patológica... aunque en estas ya se hacía. Y en enfermería exactamente igual.

–¿Cómo lograr que no se vayan fuera a otra comunidad o país?

–Intentando retenerlos, concursos- oposiciones con fluidez... quiero reducir la temporabilidad a mínimos. Cuando tienes un problema, lo que tienes que hacer es ofertar y si no puedes ofrecer subidas salariales, al menos seguridad en el puesto.

–¿Y para zonas poco atractivas?

–Primero hay que definir cuáles son. Hay un trabajo ya hecho que tengo que analizar y cuáles son las medidas que pueden ser más eficaces, deducciones fiscales... estamos en ello.

«No vamos a cerrar ningún consultorio sino a fortalecer los centros de salud» zonas rurales

–En Salud Pública, usted anunció la importancia de la prevención y de promover hábitos saludables...

–Hay que reforzarla mucho. Lo repito siempre, lo creo profundamente, vamos a tener mucho mejor nivel de salud si conseguimos que la gente coma mejor, haga más ejercicio, no fume, no beba... promoción y prevención son básicas. Si Primaria es potente es porque ha hecho medicina preventiva clínica.

–¿Cuál es el plan de listas de espera?

–En listas de espera vamos a trabajar mucho porque además los datos que se meten no son buenos, nos están bien codificados, hay diferentes frentes, los petitorios son muy distintos en todos los hospitales. Además, no solo está la quirúrgica, que nos preocupa, sino la de consultas extremas y pruebas. Los datos no son homogéneos.

–¿Se han maquillado las listas de espera quirúrgicas como parece haber aflorado esta semana?

–Yo creo que no, no tanto un maquillaje como una mala gestión. Si yo de entrada considero que hay dos listas, la estructural y la que no lo es, tengo que conocer las dos, ¿por qué tengo no estructural?, a ¿qué se debe?, ¿el paciente se ha curado?, ¿ha buscado otro recurso, ha fallecido...? y si es por decisión clínica ¿por qué ha empeorado?, ¿está mejor...? Si se le ofrece como alternativa la privada y prefiere seguir en la pública; sigue en lista espera, no se va. Yo sinceramente creo que la lista de espera quirúrgica está muy trabajada; pero hay cosas que mejorar. Ahora queremos saber qué pasa con las consultas externas, evitar duplicidades, cuellos de botella... si no hay información, no hay acción. Diagnóstico para tratamiento.

–Cs firmó la medida de la libre elección de hospital...

–De hospital, de servicio y de especialista. Que el propio médico de Familia pueda hacerlo, que cuando haga una derivación pueda elegir. Y creo que puede ser elección del paciente; pero quien tiene más información para asesorar es el médico. Y esto mejora la coordinación de niveles. Ahora ya podemos compartir la historia clínica y ya sería perfecto tener interconsultas sería muy resolutivo, también la telemedicina, las revisiones no presenciales...

«Potenciar el primer nivel descongestiona el segundo y lo fortalece» atención especializada

–Otro compromiso es la comparecencia anual en las Cortes.

–Me parece fundamental dar cuentas a la población y qué mejor sitio que el Parlamento.

–Las consultas de alta resolución también son otra apuesta de Cs.

–Me parecen clave porque es evidente que no todos los problemas tienen el mismo peso.Hay demoras aceptables y otras de casos de envergadura, como puede ser un cáncer colorrectal, que lo exigen y no solo por cuestiones médicas, también sociales. Una mujer, con cataratas que vive sola y lejos en un pueblo puede requerir esta concentración de actuaciones.

–¿Recuperará las unidades de gestión clínica?

–Creo que todos tenemos que hacer gestión clínica. Un médico debe hacer docencia, asistencia, investigación y gestión que es inherente a la profesión. Si receto mal o derivo mal, genero gasto. El no hacer y hacer bien es gestión. Pero las unidades como ta, no me convencen.

–Obsolescencia de los equipos tecnológicos. Más acceso a pruebas de diagnóstico para Primaria...

–Quiero revisar catálogo de pruebas diagnósticas y que la accesibilidad sea la misma para un especialista de Primaria como de hospital. Los dos niveles son de especialistas, ambos pueden pedir bien o mal; pero si la indicación está bien hecha, es resolutivo. Ahora deriva más un médico de Familia porque no puede pedir pruebas directamente y le impide resolver. Con el cambio, si con la prueba hay que derivarlo, pues se hace; pero si se puede resolver, se soluciona. Y también revisar y formar a la gente para que se hagan ecografías pero ¡cuidado! que es media hora y genera lista de espera.

–¿Está de acuerdo con el cierre de camas?

–Depende. Si el volumen es pequeño y no se pone en riesgo ni intervenciones ni ingresos sino ligado a la morbilidad de la época y si hay problemas de personal y es verano, y hay que hacer mantenimiento pues bien. Hay que ser eficiente en los gastos.

–¿Va cambiar por ejemplo directores generales o de hospital?

– Sí claro, sí va a haber cambios y también en la gerencia de los hospitales. Pero no por ideologías o simpatías sino por resultados del hospital, el desempeño para intentar buscar el mejor perfil. Unos cambiarán y otros no, con tranquilidad. ¿Por qué cambiar a alguien competente? Salvo que se quiera ir.

–El acceso a una jefatura de servicio, ¿a dedo?, ¿concurso?

–Hay gente muy preparada, mucha experiencia... y puedes ser buen médico pero más gesto y esto hay que evaluarlo. Profesionalizar es fundamental.

«La crisis se llevó ilusión, proyectos y la motivación»

La consejera, Verónica Casado, ya trabaja con la prioridad de estudiar el caso del Hospital de Burgos: «Primero hay que resolver el tema judicial y luego valorar el coste, la voluntad es la reversión». Son muchos los frentes abiertos.

–¿Qué se llevó la crisis que sea fundamental recuperar ya?

–La crisis se llevó la ilusión. Frenó proyectos, salarios, hizo reorganizaciones que se han vivido muy mal como las acumulaciones de cupo, generando muchos problemas de equipo. Espero poder revertirlo.

–Apuesta por incrementar los presupuestos;pero las cuentas están en manos de la Consejería de Economía y Hacienda, osea del PP.

–Es una consejería con mucho peso presupuestario y con déficit. Carrera profesional, manutención en guardias, ampliar número de plazas, mejor organización... todo lleva coste económico. Muchas cosas que queremos y tenemos que hacer. Espero que no haya problemas porque Carriedo (Carlos Fernández Carriedo fue consejero de Sanidad) conoce muy bien el medio y entiende muy bien las dificultades. Haremos grupos de trabajo con su consejería.

–Van a hacer públicos los resultados de unidades. ¿primas o penalizaciones?

–No hay cultura de ello; pero si queremos cambiar cosas hay que tener información, conocimiento del funcionamiento y eficacia de los servicios. Es lo que permite generar cambios positivos. De entrada no sé si va a tener incentivos positivos, negativos... No es con afán fiscalizador; pero 'si me creo que lo hago bien' no hay margen de mejora. Es para incrementar la competencia del profesional. Darle herramientas.