La USAL mantiene 2.800 acuerdos con universidades de los cinco continentes

Recepción a los estudiantes de nuevo ingreso en la Feria de Bienvenida de la Universidad./LAYA
Recepción a los estudiantes de nuevo ingreso en la Feria de Bienvenida de la Universidad. / LAYA

El Vicerrectorado de Relaciones Internacionales crea una base de datos para actualizar el extenso listado de convenios firmados durante décadas y busca nuevas colaboraciones con África y Asia

RICARDO RÁBADE / WORD

La potencialidad y el enorme atractivo que el nombre de la ocho veces centenaria Universidad de Salamanca despierta en los diferentes confines del planeta se refleja en diferentes indicadores. Uno de ellos lo constituyen las líneas de cooperación que mantiene abiertas el Estudio salmantino con otras instituciones académicas mediante la firma de los correspondientes convenios de colaboración.

Por primera vez la institución académica salmantina ha logrado contabilizar el número real de convenios que tiene suscritos y mantiene operativos con universidades de otros países, que ascienden a 2.800.El Vicerrectorado de Relaciones Internacionales ha creado para ello una base de datos que recopila todos estos convenios y gracias al software introducido, se puede saber con varios meses de antelación cuándo un convenio está a punto de finalizar su periodo de duración y deja de estar vigente. De esta forma, se obtiene «una visión completa que no teníamos hasta ahora» de los convenios que ha rubricado la USAL, según destaca el vicerrector de Relaciones Internacionales, Efrem Yildiz.

Estos más de 2.800 convenios se encuentran plenamente operativos y la lista irá creciendo con los proyectos y nuevas iniciativas que promueva en los meses venideros la USAL en colaboración con otras universidades extranjera. Además, el actual equipo rectoral ha puesto en marcha una estrategia netamente innovadora en este ámbito, que se basa en el principio de que cada convenio marco de colaboración que se suscriba tenga una inmediata continuidad y aplicación con la firma de un convenio específico, que permita poner en práctica acciones conjuntas en las áreas de conocimiento susceptibles de colaboración. De esta forma, se está consiguiendo evitar una tendencia que se venía produciendo desde hace años, como era que se firmaban algunos convenios que, al final, no tenían ningún efecto práctico y quedaban en papel mojado.

La proyección mundial de la Universidad de Salamanca ya llega a los cinco continentes. «Tenemos 800 años de historia y experiencia, pero la globalización es un hecho y también estamos en primera línea conforme a los parámetros del siglo XXI», resalta Efrem Yildiz, quien explica que «estamos trabajando con diferentes socios para ampliar nuestras actividades internacionales».

Unas manifestaciones relevantes de los nuevos retos y desafíos que se marca la USALen este sentido se tradujeron en acciones concretas en continentes como Oceanía yAmérica. En lo que se refiere al primer caso, el vicerrector visitó Australia para explorar posibles nuevas vías de colaboración con universidades australianas. En el caso americano, sobresale especialmente la incorporación de la USAL a la 'Hispanic Association of Colleges and Universities' (HACU) de Estados Unidos. Se trata de una red con cerca de 500 universidades en sus filas que supone para la USAL una magnífica oportunidad de penetración en el tejido universitario norteamericano.

Los emperadores de Japón brindan con el rector en el homenaje que se tributó a la USAL en Tokio en abril de 2018 con motivo del VIIICentenario.
Los emperadores de Japón brindan con el rector en el homenaje que se tributó a la USAL en Tokio en abril de 2018 con motivo del VIIICentenario. / USAL

Pero en materia de internacionalización el abanico que se abre es mucho más amplio y diverso.La Universidad está dirigiendo su mirada a África, con colaboraciones y convenios con diversos países, como son los casos de Kenia,Ghana y Camerún, entre otros muchos. No solo se trata, tal como puntualiza Efrem Yildiz, de que estudiantes de las naciones africanas vengan a las aulas salmantinas para aprender la lengua de Cervantes, sino que también se matriculen en grados o títulos de posgrado.

Las últimas cifras que maneja la Universidad apuntan a que este año hay entre 4.600 y 4.800 estudiantes extranjeros matriculados en la USALen sus diferentes niveles educativos, como son grados, másters y doctorados. Esta cifra es positiva, pero los deseos y los objetivos del equipo rectoral pasan por que esta cantidad aumente en el futuro.Precisamente, la pasada semana la Universidad tributó una calurosa bienvenida en elPalacio de Congresos a los estudiantes de otras nacionalidades que cursan estudios durante el presente periodo académico 2019-2020 en la USAL, fruto todo ello de los diferentes planes de movilidad internacional.

Los estudiantes extranjeros optan a un amplio abanico de becas y ayudas económicas para poder sufragar sus estudios universitarios enSalamanca. Las becas son muy variadas, como las que otorga el Banco de Santander a través de Santander Universidades, becas para áreas geográficas específicas –naciones de Europa delEste, RepúblicaDominicana, África–, becas del Ministerio de Asuntos Exteriores yCooperación a a través de la agencia AECID o las que otorgan diferentes fundaciones, como las fundaciones Carolina y Simón Patiño.

Más becarios Erasmus

Evidentemente, cuando se habla de movilidad estudiantil a escala internacional resulta obligado incidir en las cifras que irradia el Programa Erasmus, catalogado habitualmente como el más importante de todos. En este sentido,Efrem Yldiz se muestra especialmente satisfecho de los números correspondientes a este curso.Por un lado, se ha logrado estabilizar la cifra de estudiantes de otras universidades europeas que llegan a Salamanca becados por el Programa Erasmus para realizar estancias académicas durante este curso.De hecho, se ha registrado un sensible incremento hasta alcanzar ya los 929.

Pero el avance más sobresaliente se ha producido en el envío de estudiantes de la USALa universidades europeas mediante las becas que oferta este emblemático programa internacional de movilidad. En concreto, se ha conseguido un sustancial incremento superior al centenar de estudiantes. No en vano, este curso se aumentan de 490 a 613 el número de alumnos de la USAL que llevarán a cabo estancias académicas en otras universidades del viejo continente a través del Programa Erasmus.

Efrem Yildiz, vicerrector de Relaciones Internacionales de la Universidad de Salamanca.
Efrem Yildiz, vicerrector de Relaciones Internacionales de la Universidad de Salamanca. / WORD

Además de Oceanía, América, África y Europa, la USAL no deja de dirigir su mirada hacia Ásia, un continente que tradicionalmente también ha generado un especial interés. Además del caso específico de China, los contactos siguen intensificándose con India, concretamente en el ámbito de los estudios de ciencias y tecnología, así como con más universidades japonesas y también con Corea del Sur.Basta recordar en este sentido que laUSALabrió en la década de los 90 del pasado siglo elCentro Cultural Hispano Japonés, que se ha convertido en un elemento imprescindible de la fructífera y extensa relación universitaria entre Salamanca y Japón.

En el curso 2015-2016 se empezó a impartir el Grado de Estudios de Asia Oriental, perteneciente a la estructura docente de la Facultad de Filología y que viene a ofrecer una formación sólida en una lengua asiática (primera lengua asiática), su cultura, literatura y civilización, que permite la comunicación en esta lengua y la aplicación de conocimientos sobre sus contextos culturales en un amplio abanico de entornos profesionales. Además, los titulados escogen una segunda lengua asiática, distinta de la anterior, en la que desarrollan competencias comunicativas a un nivel intermedio y alto.

Grupo Coimbra

La internacionalización irradia otras muchas líneas de actuación y estrategias.Es de sobra conocida la pertenencia de la Universidad de Salamanca a importantes grupos, redes y asociaciones universitarias internacionales. Basta con citar, por ejemplo, elprestigioso Grupo Coimbra o el GrupoCompostela.

En relación al Grupo Coimbra, cabe recordar que celebró su asamblea en la primavera de 2018 en la Hospedería delFonseca, encuentro que reunió a 220 participantes, siendo una de las grandes cumbres institucionales que acogió la Universidad de Salamanca durante el pasado año en el marco de la conmemoración de su VIII Centenario.

Bajo el lema 'Lecciones del pasado. Las universidades que miran hacia atrás en el futuro', 220 participantes en representación de 38 universidades reflexionaron entonces torno a la forma con la que las instituciones de educación superior deberán enfrentarse a los desafíos europeos actuales para comprender sus complejidades e intervenir en su solución.

En el marco de dicha asamblea, el vicerrector de Relaciones Internacionales, Efrem Yildiz, se incorporó a la Comisión Ejecutiva del Grupo Coimbra, siendo nombrado el rector Ricardo Rivero presidente de honor.De esta forma, la institución académica salmantina tiene una presencia fundamental en la toma de decisiones de este grupo.

Pero la movilidad tiene muchas más manifestaciones.Una de ellas es, sin duda alguna, elfuturo EspacioEuroiberoamericano de Educación Superior, una iniciativa que va a buen ritmo gracias al apoyo que está recibiendo de las autoridades comunitarias. «No se trata de un proyecto, sino de una meta y próximamente tendremos novedades y muy buenas noticias», avanza Efrem Yildiz, quien pone de relieve el importante papel que desempeñará la USAL en este sentido:«Salamanca va a ser el puente entre América y Europa en el Espacio Euroiberomericano de Educación Superior», proclama el vicerrector.

Además y también dentro de la movilidad internacional, el equipo rectoral que capitanea Ricardo Rivero está trabajando en otro proyecto de gran significación. Se trata de la aprobación y la puesta en marcha de un novedoso programa para atraer talento a las facultades salmantinas, mediante la venida de profesores de reconocido prestigio de universidades extranjeras y que impartirían clases en Salamanca en su condición de profesores visitantes mediante estancias académicas. Será un programa que verá la luz próximamente y que permitirá transmitir saberes a los alumnos salmantinos de la mano de estos insignes profesores –podrían ser, por ejemplo, Premios Nobel– contribuyendo al mismo tiempo a impulsar y potenciar la internacionalización de la Universidad.