'Sí, quiero' en la jornada de reflexión: el delfín segoviano de Pablo Casado se casa horas antes de saber si será alcalde

Pablo Pérez y Paloma Cantalejo, a su salida de la Colegiata de la Santísima Trinidad ya convertidos en marido y mujer. / Antonio Tanarro

Pablo Pérez Coronado ha tenido que cancelar su viaje de novios a Tokio

Miguel Ángel López
MIGUEL ÁNGEL LÓPEZSegovia

El candidato a la Alcaldía del PP por Segovia, Pablo Pérez Coronado (1984), se ha convertido oficialmente hoy en Pablo (Casado), como decía el chascarrillo que estos días circulaba por la ciudad del Acueducto. Poco podían imaginar el alcaldable popular y su ya esposa, Paloma Cantalejo Díaz cuando se conocieron, repartiendo octavillas en la campaña electoral de hace ocho años, e incluso cuando hace unos meses decidieron celebrar su enlace el 25 de mayo, que él iba a pasar por la vicaría horas antes de que saber si se convertirá en alcalde de Segovia. Cuando Pérez le propuso a su prometida cambiar la fecha de la boda, después de que Pablo Casado impusiera su candidatura en Segovia desoyendo la propuesta de la dirección provincial del PP, la negativa de Paloma fue rotunda: «Antes la Junta Electoral cambia el día de las elecciones que nosotros la boda».

«¡Feliz día de reflexión!», ha exclamado un sonriente Pérez Coronado, bajo una lluvia de pétalos de flores y arroz, nada más salir de la hermosa Colegiata de la Santísima Trinidad, antigua capilla del Palacio Real de La Granja de San Ildefonso, construida en la primera mitad del siglo XVI, del brazo de Paloma, que lleva un traje largo de corte clásico con bordados de encaje en la espalda abierta, el velo anudado en el pelo, de gasa, seda y tul. Él ha elegido para la ocasión un chaqué azul marino con chaleco azul celeste, a juego con el color de sus ojos, y corbata en tonos grises.

La misa se ha prolongado más de una hora. Ha empezado con retraso -ha habido un goteo de invitados rezagados- y ha terminado cerca de las dos de la tarde, momento en el que Pablo y Paloma (en las invitaciones, decoradas con cintas con la bandera de España, figuraban, en el reverso, las siglas PP) ha posado, yan como marido y mujer, ante los periodistas y fotógrafos que les esperaban a las puertas del regio templo. Durante la ceremonia, con presencia de un coro, han sonado, entre otras piezas, el Adagio de Albinoni, el llamado 'Ave María de Schubert', 'Imagine' de John Lennon y Hallelujah, de Leonard Cohen (interpretada por un grupo en el que estaba José María Guzmán, del conocido grupo de la década de los setenta. Cánovas, Rodrigo, Adolfo y Guzmán).

Muchas de las invitadas han lucido pamela y entre los hombres se ha visto algún que otro chaqué. Entre los políticos que han acudido a la ceremonia figuran la diputada Beatriz Escudero y miembros de la candidatura municipal, como José Luis Huertas o Marco Costa. De momento no habrá descanso para Pérez Coronado. El lunes, en plena resaca electoral, tiene que hacer un examen a sus alumnos de la Universidad de Valladolid, informa Efe. Y tampoco hay fecha para el viaje de novios a Tokio, que ha sido cancelado.