Castilla y León

Y Podemos sacó la bandera de España

Pablo Fernández, junto a la procuradora Natalia del Barrio, este martes en las Cortes de Castilla y León/Carlos Espeso
Pablo Fernández, junto a la procuradora Natalia del Barrio, este martes en las Cortes de Castilla y León / Carlos Espeso

Pablo Fernández se envuelve en la enseña nacional durante el pleno de las Cortes para reprochar a Juan Vicente Herrera el «saqueo» que hace el Partido Popular de las instituciones

Arturo Posada
ARTURO POSADAValladolid

De las dos enseñas que guardaba en su escaño, Pablo Fernández optó por la rojigualda. El líder de Podemos desplegó en el pleno de las Cortes la bandera de España para cargar contra Juan Vicente Herrera y las políticas del Partido Popular. Sobre la mesa quedó la tela con los leones y castillos, los emblemas de la comunidad autónoma. «Se les llena la boca de España, pero quieren una España en la que los ciudadanos sean lo menos importante. Porque ustedes, patriotas de pacotilla, quieren convertir esta hermosa tierra en un simple parque de atracciones a mayor gloria de las grandes multinacionales y los fondos buitre, en la que nuestros paisanos y paisanas se ahoguen en la precariedad y los de arriba se llenen los bolsillos. No lo consentiremos. Defender a España y a esta comunidad es defender a las personas, no saquearlas», tronó Fernández.

«Es la primera vez que hace algo serio en el escaño», ironizó Juan Vicente Herrera en el turno de dúplica, interpelado por su presencia en la concentración del 10 de febrero en la Plaza Colón de Madrid contra el gobierno de Pedro Sánchez, la cita que unió en la foto a PP, Ciudadanos y Vox. «Acudí a Madrid en ejercicio de un derecho que me asiste. Estoy dispuesto a todo, menos a que Podemos me marque qué hacer un domingo a mediodía. Si no le gusta, plantee un cambio de la Constitución para que diga que todos los españoles tienen derecho de reunión pacífica menos Juan Vicente Herrera».

Convulsiones

El presidente de la Junta recordó que en la concentración de Madrid se defendió la «unidad de España y que se convocasen elecciones», algo que, a su juicio, no viene bien a Podemos «porque todos los sondeos coinciden en la debacle» de la formación morada. Mientras Herrera usaba su munición contra Podemos (recordó cómo participaron en el «rodeo» al Congreso de los Diputados, al Tribunal Supremo y al parlamento andaluz), Pablo Fernández decidió envolverse, literalmente, en la bandera de España tras ser llamado al orden por la presidenta de las Cortes. «A los que somos mayores y hemos jurado bandera no nos han dado esas convulsiones», descargó Herrera ante los aplausos y risas de su grupo. «Haga el teatro que quiera, envuélvase como Sergio Ramos en la bandera española, pero en esos objetivos no va a encontrar a la gente normal de Castilla y León. Porque la inmensa mayoría de nuestros conciudadanos está con la Constitución, con la unidad de España, no con sus aliados políticos ni con su matraca llena de odio y rencor. Por eso, le situarán a usted en el Grupo Mixto la próxima legislatura», pronosticó Herrera, con un volumen varios decibelios por encima del resto de respuestas parlamentarias que ofreció ayer. Detrás de Pablo Fernández, José Sarrión, integrante del Grupo Mixto por IU, se encogía de hombros ante la referencia final del presidente.

Las críticas a Herrera por el uso que hace de las instituciones también llegaron desde las filas socialistas. Luis Tudanca aprovechó el cara a cara con el presidente de la Junta para preguntarse si «va a dejar de usar de forma partidista» el ejercicio de su cargo o las ruedas de prensa posteriores a los consejos de gobierno de la Junta. «Le remuerde la conciencia», subrayó Tudanca. «No quería ir a la manifestación de Colón, pero fue. Eligió ir con la ultraderecha. Y no me diga que acudió para defender la unidad de España porque usted y yo creemos en la misma unidad de España que firmamos en una declaración institucional en mayo de 2015. Usted fue obligado a Madrid como presidente de la Junta y no como Juan Vicente Herrera».

Críticas socialistas

El secretario general del PSOE de Castilla y León criticó que Pilar del Olmo compagine su cargo como consejera de Economía y Hacienda con el de candidata a la alcaldía de Valladolid y que el vicepresidente de la Junta, José Antonio de Santiago-Juárez, ejerza también como jefe de campaña de Del Olmo, «en lugar de estar resolviendo los problemas de los castellanos y leoneses». «Cuando me nombraron candidato a la Junta en 2015 me fui cinco meses antes de mi escaño [de diputado] para dedicarme solo a esto. Me gustaría, señor Herrera, que se fuera con dignidad y no como un juguete roto, que se deja llevar contra las rocas por los cantos de sirena de algunos radicales de su partido. Ni usted ni el PP de Castilla y León han sido nunca así».

Herrera trató de preservar su legado institucional, puesto ayer en cuestión por Podemos y PSOE. «No he sido nunca un ultra, sino un presidente con muchos fallos que siempre ha intentado buscar el diálogo y el acuerdo. He sido una persona leal y por eso me duele que pongan en duda el respeto y la defensa que he hecho del carácter institucional».

Juan Vicente Herrera se consoló con los elogios recibidos de ministros socialistas en sus visitas a Castilla y León. Recordó cómo Meritxell Batet le agradeció «su lealtad y voluntad de cooperación» el pasado lunes y cómo José Luis Ábalos «hizo lo mismo hace un mes». Y reprochó a Tudanca que no haya dicho nada «del uso partidista del CIS, de RTVE o de la Abogacía del Estado» ni del «mitin» de Pedro Sánchez al anunciar la convocatoria de elecciones generales para el 28 de abril.

El PSOE reprocha a la Junta los continuos «varapalos judiciales»

Mercedes Martín, procuradora del grupo socialista, recordó este martes en el pleno de las Cortes «la cascada de sentencias judiciales» en contra de la Junta. «Les pegan un palo detrás de otro», reprochó Martín al vicepresidente autonómico, José Antonio de Santiago-Juárez. «Hacen una política de alcantarilla. Ya ha perdido la cuenta de las sentencias que tumban las chapuzas, el amiguismo y la arbitrariedad en la función pública. Es un insulto que se proclamen garantía de nada. Lo único decente es echarles del gobierno democráticamente el 26 de mayo», apuntó Martín.

«Pensé que iba a acabar su turno con 'se nota, se siente, Tudanca presidente'», replicó De Santiago-Juárez. «Es verdad que hay una sentencia que paraliza el catálogo de puestos de trabajo. Le adelanto que dentro de 15 o 20 días lo aprobaremos. Solucionado el problema. En las RTP [relación de puestos de trabajo], no hay ninguna sentencia en contra. En el concurso abierto y permanente, hemos sacado 6.000 plazas, han concursado 5.800 funcionarios y solo 12 plazas de letrado están paralizadas. Y la sentencia del Tribunal Constitucional fue contra la Mesa de las Cortes, donde ustedes tienen un miembro, así que no nos lo endose a nosotros. Ya sabe, 'se nota, se siente...», finalizó el vicepresidente, con el aplauso irónico de Luis Tudanca.

Del Olmo: «La mayoría de los políticos somos honrados»

Pilar del Olmo, consejera de Economía y Hacienda, defendió la honradez de la clase política tras ser preguntada por el procurador socialista Pedro González Reglero por la imputación de antiguos responsables de la Consejería por el caso de la Perla Negra. «No me puedo sentir satisfecha de que haya ex altos cargos de la Junta que vayan a juicio por presunta corrupción. Esto no es incompatible con que me alegre de que los miembros de mi equipo hayan sido exculpados. En los partidos políticos pueden surgir casos de corrupción, pero la inmensa mayoría de los políticos somos honrados. En este caso, colaboramos con la Justicia. Ustedes [PSOE] buscan un rédito político a cualquier precio», argumentó.