Los municipios ribereños del Duero ultiman la 'guía de río' para establecer una ruta en piragua y canoa desde Urbión hasta Oporto

Ruta en piragua organizada por la Fundación 'También' dentro de las actividades de Turismo Activo adaptado para personas con discapacidad en el Parque Natural de Los Arribes del Duero. /Ical
Ruta en piragua organizada por la Fundación 'También' dentro de las actividades de Turismo Activo adaptado para personas con discapacidad en el Parque Natural de Los Arribes del Duero. / Ical

El proyecto de la AIMRD, que cuenta con una ruta elaborada de 26 etapas para hacer sobre el cauce, y también a pie o en bici, recibe la evaluación de 'buena práctica' de la Unión Europea

El Norte
EL NORTEValladolid

La Asociación Ibérica de Municipios Ribereños del Duero (AIMRD) ultima para este año 2019 la 'guía de río' para poder practicar la ruta en piragua, canoa y kayak desde el nacimiento del cauce, en Picos de Urbión, hasta su desembocadura en Oporto. Se trata de alcanzar la «biblia del Duero», según las palabras que su secretario general, Jesús Rivas, trasladó a la agencia Ical.

«Estamos terminando y en este año saldrá la guía, de forma homogénea, realizada por profesionales, para poder hacer la ruta en piragua o canoa, pero también a pie o en bici. Estamos esperando a ver como reacciona el cauce tras las condiciones meteorológicas, principalmente en Soria», ensalzó Rivas, quien para ello cuentan con vuelos mediante drones para poder elaborar los tracks con más precisión y videos que colgarán en la página web www.rutadelduero.es. La organización, a partir de 2006, elaboró los primeros tracks para gps en el marco del GR 14, en España y Portugal, con una ruta que sigue el camino del río y está compuesta por 26 etapas.

A día de hoy, muchos de los grandes ríos y grandes 'trekkings' del mundo, principalmente de Europa y Estados Unidos, cuentan con este documento, pero el Duero carecía de ella, cuando es un cauce de 927 kilómetros, que atraviesa numerosas poblaciones de España y Portugal. «Lo estamos navegando por dentro, pero también por fuera, para analizar los posibles porteos y pequeños embarques y desembarques», desliza Rivas, quien admite que la Asociación ya ha realizado un trabajo «importante» de señalización y algunas de las infraestructuras que ya existen «se van a utilizar». «El objetivo es posicionar al Duero, nos da igual si somos los primeros o no», espeta.

El avance llega acompañado de otra buena noticia, pues la ruta del Duero promovida por la AIMRD ha sido reconocida y publicada en la base de datos de «buenas prácticas» de Interreg Europe Policy Learning Platform, de la Unión Europea. A partir de ahora, los responsables políticos de toda Europa podrán consultar on line a través de la plataforma esta buena práctica, lo cual propiciará un mayor intercambio de experiencias, según relata Rivas.

Para la AIMRD, que señalizó vía tracks y por primera vez la ruta del Duero en 2006, «sólo tiene sentido mostrarla y promocionarla en la totalidad de su recorrido hispano-portugués, desde su nacimiento en los Picos de Urbión, en Duruelo de la Sierra, hasta su finalización en el Atlántico, en las ciudades de Oporto y Vila Nova de Gaia». En este sentido, con esta acción se da un paso mas en el empeño de la Asociación para «internacionalizar un recurso fundamental del territorio de los municipios ribereños del Duero-Douro».

Por el momento, destaca Rivas, «no hay proyectos personalistas, sino que es conjunto». «Ningún alcalde de los pueblos de la asociación dice que la ruta tiene que pasar por un lugar determinado o por una ermita u otro lugar, sino que se basa en condiciones técnicas homogéneas», subraya a Ical. Hasta el momento, desde 2006, la inversión ha alcanzado los 128.000 euros en diferentes acciones para poner en valor la ruta. «Ahora se ha invertido mucho y hay una serie de señalizaciones que hemos chequeado. Nuestros tracks no están actualizados en la parte española. Si por ejemplo en Arribes del Duero no llevas tracks caminando, te puedes perder», advierte.

Evidencia de éxito

La propia Unión Europea, en sus argumentos para otorgar el sello de buenas prácticas a la iniciativa, justificó que «el mayor logro de esta ruta transnacional es el aumento de su número de usuarios», así como el reconocimiento internacional de la marca Duero-Douro.

Por último, destaca el potencial de aprendizaje o transferencia y el nivel de instrumentos políticos para otorgar un empuje a la ruta, «debido a la consistencia y coherencia en el apoyo a la protección y gestión cultural y del patrimonio, de acuerdo con los resultados de inversiones anteriores y con el potencial de los recursos y patrimonio involucrados durante varios períodos de programación». «Esto implica una evaluación no solo de la calidad de los proyectos, sino también de la experiencia y los planes de estudio de los socios y el valor del dinero de los proyectos financiados anteriormente», finaliza la UE.