Entrevista

Armando Herrero, jefe de Servicio Territorial de Medio Ambiente: «La mejor manera de que no haya incendios es que el monte esté bien aprovechado»

Armando Herrero /Rodrigo Jiménez
Armando Herrero / Rodrigo Jiménez

«Hace falta trabajo en el sector forestal, este oficio es muy bonito pero muy pobre»

PABLO SOLANAS

Armando Herrero, técnico en el control de los operativos de lucha contraincendios en la provincia de Valladolid, considera que la quema intencionada del monte no responde a intereses económicos: «Eso es una leyenda», dice. Aunque explica que en la mayoría de los fuegos está la mano del hombre, por negligencia o por accidente.

–¿Cual es el estado del monte?

–El principal problema esta siendo la sequía. Esto provoca que la humedad del combustible seco es bajísima y se producen situaciones mucho más explosivas. También podemos añadirles otros factores, como el abandono del medio rural. La mejor manera de que no haya incendios es que el monte esté aprovechado.

–¿Debería considerarse ampliar la época de alto riesgo por incendios?

­–En mi opinión, sí. Está claro que cada vez empieza antes a hacer calor y como consecuencia del cambio climático las estaciones están menos marcadas, no se puede delimitar la época de alto riesgo a solo tres meses.

–¿Tan delicado es el monte como para necesitar una regulación tan prohibitiva?

–No, delicado no. Es vulnerable a muchas de las acciones que tienen luego difícil reconstrucción. Es cierto que existe mucha regulación, por ejemplo en la quema de restos en el monte. Yo creo que habría que buscar otro procedimiento para eliminarlos. Tengo mis propias ideas, como revalorizarlos. Pero que se pida en un papel no significa que la gente lo vaya a hacer mejor.

–¿Existe precariedad laboral?

– En el operativo antiincendios la Junta tiene contratos fijos discontinuos, es decir, que trabajan una temporada al año. No sé si haría falta que trabajara todo el año una torre de vigilancia, seguro que no. Al que está en la torre seguro que le viene bien, pero yo ahí no tengo la respuesta. Lo que hace falta es que haya trabajo en el sector forestal porque cuando hay trabajo, empresas y trabajadores se entienden rápido. Este trabajo es muy bonito, pero muy pobre.

–El 96% de los incendios forestales son causados por el hombre ¿Existen todavía intereses económicos?

–La mayoría de los incendios no son intencionados, sino por negligencias o accidentes. Lo de los intereses económicos ha sido siempre una literatura. Los costes económicos de una zona quemada son tremendos, tantos que prácticamente no compensa el aprovechamiento, ni siquiera para urbanizar.