García Tejerina: «Silván no está investigado, no hacía nada más que dar una información»

Isabel García Tejerina posa para la entrevista junto al Campo Grande, en Valladolid. /Gabriel Villamil
Isabel García Tejerina posa para la entrevista junto al Campo Grande, en Valladolid. / Gabriel Villamil

La exministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, «rompe una lanza a favor» del alcalde de León porque «no benefició, en absoluto, al señor Ulibarri»

Mar Domínguez
MAR DOMÍNGUEZValladolid

Inicia las vacaciones y Valladolid, su ciudad, es el primer destino para descansar. Huye de formalismos para la entrevista: ni la sede del PP ni un hotel. El Campo Grande para las fotos y un café en una terraza para conversar. Se estrena como vicesecretaria de Acción Sectorial en la dirección nacional del Partido Popular tras salir del Ministerio de Agricultura con «mucho trabajo adelantado». Isabel García Tejerina (Valladolid, 1968) forma parte del núcleo duro del presidente del PP, Pablo Casado, y sobre los retos del partido, de elecciones, de la trama Enredadera y de su gestión como ministra habla en la entrevista.

–¿Cómo lleva dejar de ser ministra para ejercer de diputada? ¿Tiene ya preparadas iniciativas para Madrid, circunscripción por la que se presentó en las elecciones?

–Teniendo en cuenta tantos proyectos que dejamos hechos, te vas con la esperanza de que quienes nos han sustituido no los dejen morir. Los agricultores son el 25% más ricos que cuando llegamos, con un incremento de las exportaciones que superan los 50.000 millones de euros; dejamos la renta agraria casi en su máximo histórico, con 28.000 millones; el valor final de la producción agraria, con casi 50.000... Cifras récord en todos los indicadores de la agricultura pese a que 2017 fue un año duro de sequía. Dejamos al sector muy motivado para seguir creciendo y dejamos muchos proyectos, como la digitalización del medio rural, un plan de modernización pensado en jóvenes y mujeres, un plan de política forestal, una estrategia para el sector agroalimentario hasta 2030... Dejamos el ministerio cerrando un acuerdo con Francia, Irlanda, Portugal, Finlandia y Grecia para consolidar el presupuesto de la PAC. Antes ya era diputada y es cierto que la actividad de ministra no te deja estar en la parlamentaria, pero lo primero que hicimos como grupo parlamentario es introducir como proposición de ley la de Cambio Climático y Transición Energética, pero interpelaremos al Gobierno e introduciremos más en materia de agua y regadío para asentar población en el medio rural y luchar contra la despoblación.

– Menciona despoblación en una comunidad autónoma, también agrícola, donde las cifras son casi trágicas. ¿Contribuyó a revertir esa situación o cree que las políticas no han dado resultado? ¿Las subvenciones de la PAC van para los de siempre? ¿Realmente se han incorporado jóvenes al campo?

– Lo que que ha pasado en estos seis años es lo contrario de lo que usted dice porque hemos conseguido que la actividad agraria creara más empleo, apoyamos más a los jóvenes con ayudas, eliminamos a 130.000 perceptores de la PAC que no eran agricultores. Ese trabajo lo hizo el Gobierno del PP. En los últimos años casi se ha duplicado el número de jóvenes. La agricultura es la principal actividad de 7.000 u 8.000 pueblos y debe ser remuneradora para que los jóvenes se quieran quedar.

– Si no se adelantan las generales, la próxima cita electoral son las municipales, autonómicas y europeas. ¿Se ve como candidata a la Alcaldía de Valladolid?

–Bueno, tantas veces he contestado que no...

– ¿Y seguirá siendo que no?

–Efectivamente.

–Parece que su partido no descarta la opción del presidente provincial del PP, Jesús Julio Carnero. ¿Sería un buen candidato?

– Le veo como buen candidato donde a él le guste estar.

–¿La decisión de las listas va a ser de las direcciones provinciales o de Madrid?

– El presidente Casado ha dicho que se elegirá a los mejores y es bueno estar de acuerdo en esa definición de quiénes son los mejores. Haciéndolo entre todos estaremos seguros de quiénes son los mejores.

– ¿Pilar del Olmo?

– Es una estupenda consejera y lo que demuestra una pregunta y otra es que en el PP tenemos banquillo.

«En este asunto hay gente de Ciudadanos, socialistas... están todos los partidos implicados»

En abril, en la convención nacional del PP, su predecesor en el cargo del partido, Javier Maroto, decía que Casado sería «un extraordinario candidato, porque gusta a todos los sectores del PP». Las primarias han demostrado que no era así. ¿Qué es lo que no le gustaba a usted de la candidata Soraya Sáenz de Santamaría?

– Bueno, no necesariamente hay que decir lo que no me gustaba, sino lo que me gustaba más de otros candidatos.

– ¿Y qué era?

–María Dolores de Cospedal, a quien yo apoyé en un primer momento, ha sido tremendamente generosa con el partido. Ha sido valiente, tenía una importante experiencia ganando elecciones y había demostrado que tenía las siglas del PP en un lugar prioritario. Cospedal fue la persona que con más vigor luchó contra la corrupción. Defendió siempre la honorabilidad de sus compañeros, aunque como en el resto de los partidos siempre se te cuela alguien para beneficiarse de ti. En el caso de Pablo Casado, ya lo he dicho, nunca me ofreció ni darme ni quitarme; me ofreció un proyecto cargado de ilusión, desde la humildad y en equipo, donde cada uno aporte lo mejor que tiene y con un objetivo fundamental: servir a España desde el Partido Popular. Me llamó con la ilusión de quien quiere formar un gran equipo, que tiene un proyecto con el convencimiento de que el PP es el único partido que cree en España y queremos trabajar para que la gente pueda alcanzar sus aspiraciones de vivir mejor y libres.

–También es el discurso de Ciudadanos.

–Bueno, Ciudadanos era socialdemócrata, luego liberal, y es verdad que se engancha a lo que entiende que funciona en cada momento, pero nosotros somos el partido de la gente. Llevamos 40 años de democracia y somos el partido que ha recibido a España hundida, quebrada, y hemos devuelto la esperanza.

«No, yo no he hablado con Fernández Mañueco» sobre la trama Enredadera

– Decía que Cospedal había luchado contra la corrupción. Casado inicia su presidencia con un nuevo caso en Castilla y León, la trama Enredadera, que ha complicado al alcalde de León y procurador en Cortes, Antonio Silván, también miembro de la nueva dirección nacional del PP. ¿Han hablado con él? ¿Le han planteado dimitir? ¿Contarán con él como candidato en las municipales? ¿Les preocupa?

– Es un asunto en el cual hay gente de Ciudadanos, socialistas... están todos los partidos implicados. Yo quiero romper una lanza a favor del alcalde de León porque desconozco el caso, como la mayor parte de las personas.

–En el sumario de la trama, la Udef reproduce una conversación en la que Silván informa al empresario Ulibarri de cómo va un proceso de adjudicación en una mesa de contratación en la que concurría con su oferta.

–Pero no está ni investigado. Vamos a respetar al alcalde de León. Hemos vivido situaciones de personas investigadas a las que luego se les ha levantado esa investigación y siempre hemos defendido la presunción de inocencia. ¿Cómo se puede condenar a alguien que ni siquiera está investigado? Creo que hay que ser un poquito serios con los casos judiciales. En estos momentos el alcalde de León no está ni siquiera investigado. ¿Cómo se puede ir hasta donde usted me plantea con una persona que quizá no llegue a estar ni investigada?

García Tejerina posa en la Plaza de Zorrilla de Valladolid.
García Tejerina posa en la Plaza de Zorrilla de Valladolid. / G. Villamil

–No hay una causa judicial abierta, pero quizá el ciudadano puede considerar que no es una forma ética de actuar al favorecer, posiblemente, con esa conversación a un empresario frente a los otros que concurrieron

–Una pregunta. ¿Sabe usted a quién se le adjudicó?

– No se le adjudicó a la empresa de Ulibarri.

–Luego el alcalde no benefició, en absoluto, al señor Ulibarri.

–Le estaba dando información de lo que pasaba en ese momento en la mesa.

–Por lo tanto no estaba haciendo nada más que dar una información y me dice también que no se le adjudicó a este señor. Entonces, en este país, ¿quién juzga?

–Los jueces, claro.

– ¡Ah! Pues entonces dejemos a los jueces actuar y hagamos un país donde la democracia se respete, donde la separación de poderes tenga el valor que tiene porque, si lo despreciamos, nos estamos cargando una de las grandes conquistas de la sociedad. Si todos queremos juzgar y legislar estaríamos retrocediendo y todos, también los medios de comunicación, debemos trabajar en dar valor al Estado de Derecho, a la independencia de los poderes, porque es la mejor manera que tenemos de proteger a los ciudadanos, que creo que lo que quieren es que juzguen los jueces porque son los profesionales y que juzguen libremente. ¿Entiende en qué términos me está planteando...?

–Lo que entiendo es que puede haber un tipo de información reservada que se transmite a un amigo, que es un trato de favor, y juega en desventaja para los otros ofertantes. Desconozco si el alcalde llamó al resto también para informarles.

–Usted dice que es un trato de favor, pero si le dio una información que no tenía utilidad porque no se le adjudicó...

«No habrá purgas en las listas electorales porque el criterio será elegir a los mejores»

–No sabemos si podría haber tenido utilidad si el empresario hubiera tenido margen de maniobra para rectificar su oferta.

–Pues si lo desconocemos, por qué juzgamos. ¿No nos estamos precipitando?

– Claro, decidirá el juez si esa forma de actuar en una mesa de contratación es correcta.

–Tengamos una democracia sana, que es donde se respetan los procedimientos, no se sacan conclusiones...

–No, solo informamos de las conversaciones grabadas, como la del consejero de Fomento, que llama al mismo empresario para pedirle que se encargue de las obras de una carretera porque ha quebrado la empresa que la ejecutaba. Quizá ese procedimiento es normal, y esas conversaciones las ha grabado la Udef.

–Esperemos a que el juez se pronuncie.

–¿Han hablado de este asunto con el presidente regional del PP, con Alfonso Fernández Mañueco, y saben si está tranquilo?

–No, yo no.

–¿Cómo van a limar asperezas tras las primarias? Sorprendió que en la primera visita de Casado a Ávila como presidente nacional del PP solo le acompañara Fernández Mañueco y el alcalde de la ciudad. Ni rastro del presidente Herrera ni miembros del Gobierno regional. Y era su primer acto y en Castilla y León. ¿Se evidencia la crisis?

– En absoluto, rotundamente no. Muchos periodistas compañeros suyos me comentaban, y de medios en absoluto afines al PP, que qué diferente este congreso al del Partido Socialista: qué buen ambiente, qué positivismo, qué prietas las filas en el instante siguiente...

«Casado nunca me ofreció ni darme ni quitarme, pero sí un proyecto ilusionante»

– ¿No va a haber purgas, entonces, en la confección de las listas electorales?

– El presidente Casado siempre lo dijo: si gano yo, gana todo el mundo, quiero a los mejores. Cuando haya que hacer listas habrá gente de todas las candidaturas, sin ninguna duda, porque el criterio será elegir a los mejores. No existe eso que me plantea aunque a mucha gente le interese venderlo.

– Valladolid era 'sorayista'. ¿Sus compañeros la tratarán ahora igual? No sé si la siguen invitando este verano a las fiestas de los pueblos o creen que como no es ministra ha perdido influencia.

– Bueno, creo que a mí no me invitaban porque tuviera influencia, sino porque saben que soy una persona que ha tratado de ejercer su ministerio desde el terreno. No sé cuántas son las veces que siendo ministra he venido a Castilla y León, pero es que recurrentemente vengo a Valladolid y Palencia. En el Partido Popular somos del territorio y de conocer cada rincón. De todas formas quiere usted muy mal al PP pensado que solo me invitan por interés...

–Nooo, que quizá ahora el interés venga porque está en el núcleo duro de Casado... ¿Se ve en las próximas generales yendo otra vez por Madrid? ¿O quizá como europarlamentaria por su experiencia negociadora en Europa?

–No me gusta planificar mi futuro. Me siento siempre patriota y no entiendo mi vida sin contribuir de alguna manera al progreso de mi país. Procuro hacer lo mejor, con vocación de servicio porque todos podemos sumar para hacer una España unida, diversa, próspera, que ofrece oportunidades. Y si en esta España podemos dar cabida ordenada a personas de otros países, mejor que mejor.

 

Fotos