La fiscalía pide 21 meses de prisión para un vallisoletano por burlarse de la víctima de la Manada en Twitter

Manifestación contra la sentencia de la Manada en Valladolid./Gabriel Villamil
Manifestación contra la sentencia de la Manada en Valladolid. / Gabriel Villamil

El usuario de la red social cometió un delito de revelación de secretos al publicar una foto de la joven acompañada de comentarios obscenos

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

La Fiscalía de Navarra pide 21 meses de prisión por un delito de revelación de secretos para un vallisoletano por difundir a través de Twitter una imagen de la joven violada en los Sanfermines de 2016 por La Manada acompañada de comentarios en tono de burla, según informa Efe.

En su escrito la Fiscalía recoge que el acusado, mayor de edad y sin antecedentes penales, publicó el 6 de diciembre de 2017 en la red social una fotografía, que formaba parte del sumario por ese caso que en ese momento estaba inconcluso, en la que «aparecía parte del rostro de una mujer -la víctima- manteniendo relaciones sexuales con un hombre».

El acusado, señala, obtuvo la imagen por algún medio que se desconoce y la publicó «conociendo a quién correspondía y que procedía del citado sumario», lo que corroboraba el mensaje que escribió en el que la identificaba como «la chica supuestamente violada por la Manada» y señalaba que la joven había pedido que no se difundieran las imágenes, apuntando que quizás lo había hecho para que no se pensara que «era una golfa borracha».

La fotografía iba acompañada de un comentario obsceno y explicito sobre la agresión junto con el hashtag #LaManada, que en un día fue compartido dieciséis veces, marcado con un like trece veces y que generó 64 comentarios. El hombre es muy activo en redes sociales contra el feminismo y la inmigración y suele retuitear mensajes de Santiago Abascal y la cuenta oficial de Vox.

Estos hechos son constitutivos de un delito de revelación de secretos por lo que, según la Fiscalía, procede imponer la pena de un año y nueve meses de prisión y la indemnización a la víctima con 6.000 euros por el daño moral causado.

La abogada de la joven, Teresa Hermida, sostiene que el hombre difundió la imagen de la víctima «con ánimo de menoscabar gravemente la intimidad personal», informa El Periódico. Según la acusación el acusado publicó la fotografía «consciente de que la imagen tenía un carácter reservado, al encontrarse en un procedimiento judicial bajo secreto de sumario y después de que la Audiencia de Navarra prohibiera su difusión«. Además aseguran que su publicación causó una «revictimización« para la joven agredida «al poder ser identificada por terceras personas como la persona que sufrió la agresión sexual durante Sanfermín de 2016 por la Manada, lo que la obligó a someterse a tratamiento psicológico, abandonar sus estudios universitarios e incluso a mudarse durante más de tres meses a vivir al extranjero«.

Sobre él también pesa una querella por injurias interpuesta por la víctima en el juzgado número 12 de Valladolid que, el pasado 5 de julio, celebró un acto de conciliación entre el acusado y la abogada de la joven. Según fuentes de El Periódico, el acto concluyó sin acuerdo, de forma que el procedimiento judicial continúa abierto. El investigado reconoció ser el autor del texto, pero rechazó la «valoración injuriosa» que se hace de él. Tampoco pidió perdón a la víctima. La acusación cree que lo difundió «con conocimiento de su falsedad y teniendo desprecio hacia la verdad» para «lesionar el honor de la víctima».