Los expertos esperan la llegada inminente de la gripe

El doctor Ivan Sanz, en el laboratorio del Servicio de Microbiología del Clínico. :: /A. MINGUEZA
El doctor Ivan Sanz, en el laboratorio del Servicio de Microbiología del Clínico. :: / A. MINGUEZA

Afectará principalmente a los menores

Ana Santiago
ANA SANTIAGOValladolid

Estas fiestas los Reyes Magos traerán algo más que juguetes o carbón. Los expertos esperan el inicio de la epidemia de la gripe tras esta celebración, hacia la segunda semana de enero; aunque «el comportamiento de la influenza no es predecible y puede adelantarse o retrasarse». De momento, la red centinela «está registrando casos esporádicos de gripe clínica; pero en el laboratorio estamos detectando muy muy poco y lo que más, casos de gripe A(H3). En Castilla y León estamos de momento en fase preepidémica y en situacion basal», destaca el doctor Iván Sanz Muñoz, responsable del Centro Nacional de la Gripe ubicado en el Clínico de Valladolid.

Añade este microbiólogo que «la previsión es que empiece a aumentar sobre todo a partir de Reyes y que el pico epidémico tenga lugar en la tercera o cuarta semana de enero. De momento, solo en el País Vasco se puede hablar ya de epidemia. Va un poco retrasada este año pero dentro de los límites normales y, en el resto del hemisferio norte, la situación es muy similar», destaca este especialista.

Es entre los menores de 14 años y entre los no vacunados donde más casos de gripe se han registrado hasta la fecha hasta alcanzar una tasa de 30 casos por cien mil habitantes; aún muy lejos de los 50 por dicha población en los que se sitúa el umbral epidémico. No obstante, aunque la tendencia es al alza ya desde comienzos del mes de diciembre y por dos semanas consecutivas –los datos registrados siempre corresponden a la anterior–la actividad no es todavía significativa. Además de entre los menores, estas tasas se reflejan sobre todo entre los 45 a 65 años, según el último informe de la Red Centinela Sanitaria de Castilla y León.

El Clínico detecta la circulación de virus que causan neumonía

Lo que sí circula ya en la comunidad y con cierta intensidad son otros virus respiratorios, sobre todo el sincitial, coronavirus, rinovirus y parainfluenza, según el Cantro Nacional de Gripe. Provocan enfermedades de importante impacto sanitario y económico por su alta incidencia y con riesgo de brotes de infecciones de alta patogenicidad y virulencia. En Castilla y León las infecciones respiratorias agudas suponen entre el 10% y el 15% de las consultas a demanda de Pediatría y de medicina de Familia. La bronquitis aguda y la bronquiolitis, que provocan estos virus, causan infecciones del tracto respiratorio inferior y neumonía, que es la enfermedad más grave y que representa la primera causa de mortalidad en el mundo por enfermedades infecciosas. Los virus son los responsables del 90% de estas infecciones y registran una alta tasa de transmisibilidad. La incidencia es mayor en los meses del otoño e invierno, principalmente las causadas por virus que presentan patrones epidémicos estacionales y en las actuales fechas ha aumentado su incidencia, especialmente el sincitial, responsable de diversas infecciones graves tales como la bronquiolitis, bronconeumonía y la neumonía en lactantes y menores de dos o tres años.

Las infecciones respiratorias siguen siendo la mayor causa de morbimortalidad en pediatría, especialmente en pacientes con factores de riesgo como recién nacidos, inmunodeprimidos o portadores de enfermedades crónicas. Estudios epidemiológicos prospectivos han indicado que la frecuencia anual de infección respiratoria en países desarrollados es de 2 a 4 episodios en el adulto y de 4 a 8 en los niños menores de 5 años, lo que provoca un importante absentismo tanto escolar como laboral.

La campaña antigripal se cerró oficialmente el 14 de diciembre; pero si hay demanda se ha seguido vacunando. Este año incorporó un nuevo suero tetravalente para cubrir todas las posibilidades de circulación del virus B entre la población de hasta los 64 años. Con este nuevo preparado se protege con cuatro cepas gripales. Para los mayores de 65 años la recomendación se mantiene, la de tipo adyuvada, que mejora la respuesta inmunitaria. En total, la Consejería de Sanidad adquirió 660.000 dosis antigripales, de las que 450.000 corresponden a la unidades adyuvadas (para mayores de 65 años) y 210.000 a las tetravalentes. De momento, no existe en el mercado una vacuna antigripal adyuvada que incorpore la tetravalente. La Junta invirtió 3,19 millones de euros en total.

Los casos de gripe, cuando ya la epidemia es un hecho, aumentan considerablemente la demanda asistencial tanto de los centros de salud como hospitales e, incluso, de Emergencias. Ante ello, Sanidad pone en marcha cada año un Plan de Contingencia de Invierno que se prolongará durante los meses que dure el aumento de presión asistencial. Estos planes son previsiones tanto de camas como de profesionales y se ponen en marcha en función de las necesidades.

 

Fotos