Los enfermeros exigen a la nueva consejera de Sanidad que cree una dirección técnica de enfermería

Los enfermeros exigen a la nueva consejera de Sanidad que cree una dirección técnica de enfermería

El Consejo de Enfermería de Castilla y León pide a PP y Cs que cumplan los diez compromisos que asumieron con la entidad en campaña

ICAL

El Consejo de Enfermería de Castilla y León exigió hoy a PP y Ciudadanos que cumplan sus promesas de campaña y pongan en marcha las diez propuestas que desde esta entidad se planteó antes de las elecciones y que ambos partidos se comprometieron a implantar. Entre ellas, la organización, que integra a los nueve colegios profesionales de la Comunidad y al Consejo de Enfermería, destacan la puesta en marcha de una dirección técnica de enfermería liderada por enfermeras, ante la inminente publicación de la nueva estructura de la Consejería de Sanidad y la elaboración de los planes de trabajo por su nueva responsable, Verónica Casado.

Las diez propuestas, recordaron en un comunicado recogido por Ical, fueron consensuadas en una jornada de reflexión, el pasado 4 de abril, en la que participaron más de un centenar de representantes y líderes de la profesión de la Comunidad, desde la «firme apuesta por una Sanidad pública, basada en el derecho a la salud de los ciudadanos».

Entre las medidas, se acordó la puesta en marcha de una dirección técnica de enfermería (o puesto de responsabilidad que proceda) liderada por enfermeras para que la toma de decisiones en el ámbito de la profesión, «sean adoptadas por los profesionales que más saben de ello y para evitar situaciones que se han venido repitiendo en las últimas legislaturas y que suponen un agravio a la profesión (tribunal de oposición, carrera profesional, etc.)».

«Los puestos de gestión deben ser dirigidos por los profesionales más capacitados en función de su competencia y experiencia y no por afinidades políticas o compañerismo. Esto debe aplicarse en todas las áreas, donde los profesionales de Enfermería deben participar en la toma de decisiones. Se deberían revisar los requisitos de acceso al sistema (bolsa de empleo, procesos selectivos y concursos de traslados) y promover el acceso a los puestos de trabajo en función de la competencia y experiencia», señaló Alfredo Escaja, presidente del Consejo de Enfermería. Además, en prácticamente todas las comunidades autónomas ya hay una enfermera en puestos de Dirección de la Consejería de Sanidad.

Entre los profesionales sanitarios, destacaron desde esta organización, las enfermeras son el colectivo más numeroso del sistema de salud de Castilla y León, con más de 17.000 efectivos, pero actualmente no «existe ningún mando directivo en el organigrama de la Consejería de Sanidad». «Potenciar el rol enfermero supone apostar por un sistema de salud que empodera al paciente y lo hace protagonista y corresponsable del cuidado de su salud para lograr un sistema de salud público sostenible y que al mismo tiempo sea eficiente y motivador para los profesionales y garantice el Derecho a la salud», agregó Alfredo Escaja.

Las otras propuestas pasan por integrar el sistema socio sanitario en el Servicio de Salud, para que responda a las «necesidades reales» de los ciudadanos, donde es necesaria una auténtica integración de los servicios sociales y sanitarios.

Asimismo, exigen adaptar la Atención Primaria a las necesidades actuales y recalcaron que se necesita un cambio del modelo mediante la modificación de la normativa vigente que está obsoleta ya que rigen normas de 1985- 1990. Junto a esto estaría el fomento de la educación para la salud, aumentando la capacidad de decisión del paciente, y haya un desarrollo de los cuidados socio sanitarios. Además, reclaman la autonomía de los profesionales enfermeros y potenciar la figura de la Enfermera a la demanda y la Enfermera domiciliaria.

Otra exigencia del colectivo pasa por el impulso y potenciación del modelo de atención al paciente crónico, basado en la Estrategia de Castilla y León, con una apuesta por la atención personalizada al paciente y cuidador, en su entorno; la paliativa al enfermo terminal; y potenciar la actuación de las Unidades de Continuidad Asistencial (UCAs).

Las asociaciones también reclaman organizar los hospitales por necesidades de cuidados del paciente, sobre todo en el caso de los pacientes crónicos. Los hospitales actuales, afirman, están organizados por especialidades médicas y para atender a enfermos agudos; y proponen que se potencie el funcionamiento real de las UCAs, y que todos los pacientes crónicos estratificados según el modelo, accedan al hospital derivados por Atención Primaria a través de la UCA.

El Consejo de Enfermería de Castilla y León exige también facilitar a las enfermeras el acceso a la docencia en la Universidad. Al respecto, explican que la formación de las nuevas generaciones de enfermeras, competentes y autónomas, debe ser liderada por enfermeras; y se debería facilitar que en la Universidad los profesionales de Enfermería sean quienes formen a las futuras enfermeras.

Otro reclamación pasa por potenciar las especialidades de Enfermería. En este sentido, quiren aumentar los puestos de trabajo en las plantillas orgánicas de las especialidades en desarrollo para dar respuesta a la constante evolución de los conocimientos científicos, los medios técnicos y el propio sistema sanitario, así como a las necesidades de atención y cuidados especializados que demandan los pacientes.

Otro objetivo es incentivar la excelencia profesional en beneficio de la mejor atención al ciudadano.. Asimismo, reclaman poner en valor la enfermería en competencias avanzadas y desarrollarla en función de las necesidades de los puestos de trabajo.

Por último, piden potenciar la Investigación de la profesión Enfermería en las actividades propias de la profesión para conseguir un ejercicio profesional basado en la evidencia científica y en beneficio del paciente.

Temas

Ats, Sanidad