Ecologistas en Acción pide «actuar de forma más contundente y eficaz» para evitar los incendios forestales

Incendio en La Granja (Segovia)./Nacho Valverde
Incendio en La Granja (Segovia). / Nacho Valverde

El 80% de los casos son provocados de forma negligente o voluntaria

ICAL

La Confederación de Ecologistas en Acción solicitó este miércoles «actuar de forma más contundente y eficaz» para evitar los incendios forestales, tras la publicación de las últimas estadísticas sobre estos siniestros por el Ministerio de Transición Ecológica (MITECO), donde se demuestra que «el 80 por ciento de los fuegos son intencionados o fruto de algún tipo de negligencia o accidente».

Entre las principales negligencias, destacan las quemas e incendios con fines agrícolas y ganaderos, los cuales han provocado elevados daños en las comunidades autónomas del norte y el noroeste peninsular. En estos casos, los incendiarios han aprovechado las condiciones de mayor sequedad de la primavera para provocar los fuegos.

Por ello, el portavoz de Ecologistas en Acción, Miguel Ángel Hernández, aseguró que «no se debe caer en derrotismos ni enfocar la cuestión a situaciones de las que parece que no hay salida, como el cambio climático o el último mantra, el despoblamiento y el abandono de los montes. Ninguna de estas dos cuestiones atajan lo más evidente, que debe ser reducir las causas de los incendios en su origen».

En este sentido, estas negligencias por acción humana fueron la causa de los grandes incendios que han arrasado miles de hectáreas en torno a la ciudad de Toledo (bomba de riego mal instalada y desatendida), en Almorox y Cadalso de los Vidrios (trabajos en una caseta) o en Tarragona (combustión de estiércol mal almacenado).

Una problemática relacionada con la mano del hombre que se está investigando en el incendio activo del Real Sitio de San Ildefonso, donde la Junta de Castilla y León cifró en 410 hectáreas la superficie afectada hasta el momento y destacó que algo más de la mitad de las mismas se encuentran ubicadas en el Parque Nacional Sierra de Guadarrama, según el último comunicado del Ejecutivo autonómico.

Una pérdida de incalculable valor natural, aunque, el consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta, Juan Carlos Suárez-Quiñones, aseguró que es pronto para dilucidar si es una actuación imprudente o si hubo intencionalidad pero en cualquier caso, afirmó, es «una situación intolerable» y fruto de una responsabilidad penal que «la Justicia hará su trabajo» si se logra identificar a la persona o personas con el trabajo de investigación que se está realizando.

Por otro lado, también se han registrado incendios por causa natural, destacando los rayos, dado que «este año se han cebado con algunas zonas altas de las sierras peninsulares» con una media «del cinco por ciento de los incendios» tiene su origen en esta causa, señalaron desde Ecologistas en Acción. De esta manera, recordaron que «los incendios forestales son una realidad con la que por desgracia hay que convivir en países de clima mediterráneo como España y donde además los efectos del cambio climático agudizan la problemática».

La labor de prevención es uno de los puntos que se deben abordar para hacer que los montes sean más resistentes a los fuegos, porque «al igual que se ha hecho para reducir los accidentes mortales de tráfico, hay que ir a la cuestión central del origen humano de la mayor parte de los incendios para reducirlos eficazmente», subrayó Hernández.

En línea con la repercusión, destacó que es fundamental que «las administraciones, las entidades involucradas en la prevención, los medios de comunicación y la sociedad en general, se vuelquen en el reproche público de las conductas dolosas o negligentes que causan incendios», quien añadió que «el día que en las notas de prensa de las administraciones y en los medios de comunicación se dedique tanto tiempo a informar de los avances en las investigaciones y de las sanciones que recaigan sobre los incendiarios, como el que se dedica a hablar de las tareas de extinción, se estará más cerca de reducir el número de incendios forestales en España».