El deporte federado en Castilla y León gana practicantes por quinto año consecutivo y supera las 181.000 licencias

El fútbol sigue siendo el deporte rey./Gráfico
El fútbol sigue siendo el deporte rey.

Un estudio de la Ule muestra la participación de escolares en actividades deportivas

ICAL

Las distintas federaciones deportivas de Castilla y León acumularon en los últimos cinco años un incremento del 8,16 por ciento, al pasar de las 167,511 de 2013, a las 181.196 del pasado ejercicio, cifra que aún se mantiene por debajo del máximo histórico alcanzado en el año 2009, cuando se superaron los 188.540, según datos del Ministerio de Cultura y Deporte.

El incremento registrado en la Comunidad es similar al experimentado en el conjunto de España, donde las licencias federativas crecieron un 10,8 por ciento en los últimos cinco años, hasta superar los 3,7 millones, aunque en este caso el pasado ejercicio se alcanzó la cifra más alta de la última década.

La presencia de la mujer en el deporte apenas se ha incrementado en la última década y su peso aún está muy lejos del masculino. Concretamente sólo 20,6 por ciento de las licencias del pasado año (37.389) correspondió a mujeres, porcentaje que 2009 suponía el 20,2 por ciento del total de las licencias. A nivel nacional, las licencias femeninas suponen el 22,3 por ciento del total de federados (839.985).

Por comunidades autónomas, Cataluña es la que cuenta con un mayor número de deportistas con 627.332, por delante de Andalucía (526.518), Madrid (462.013) y Valencia (395.973). Estas cuatro concentran el 53,5 por ciento de todas las licencias. Por delante de Castilla y León también se sitúan País Vasco (267.366) y Galicia (250.489).

Para el dirección general de Deportes de la Junta, Alfonso Lahuerta, esta positiva tendencia de crecimiento constante y consolidada de los últimos años en términos absolutos tiene más valor al coincidir con un descenso en paralelo de la población general de Castilla y León.

Además, y con relación a la evolución desde 2009, matiza que el descenso fue paralelo a lo ocurrido en el cómputo global del país, aunque también se advierte de que se han detectado graves errores en el cómputo de licencias de esos años en las federaciones de Deportes de Invierno y de Piragüismo de Castilla y León, dejando la pérdida en una cifra mucho más modesta que no llega a las 2.700 licencias. Ello supone una reducción en el periodo analizado del 1,4 por ciento, porcentaje inferior al 2,4 por ciento que resulta en el ámbito nacional.

Por otra parte, en lo que respecta a la participación de los escolares de Castilla y León en actividades deportivas, Lahuerta resalta que la evolución no puede ser más favorable, o al menos así se desprende del estudio realizado por la Universidad de León sobre esta cuestión y del que se extrae, como principal conclusión, que el 81 por ciento de los escolares de Castilla y León practica alguna actividad físico-deportiva. Además, de los escolares que practican alguna activad deportiva, la mayoría, cerca de un 73 por ciento, participa en competiciones. Estos datos representan un incremento del 18,4 por ciento respecto al estudio del año 2002 sobre las mismas variables, cuando la participación era del 62,4 por ciento.

Fútbol

El fútbol no sólo es el deporte rey en España y en Castilla y León, sino que sigue aumentando su cuota de popularidad en todos los ámbitos. Así, una de cada cuatro licencias federativas concedidas el pasado año en Castilla y León corresponde a este deporte, que en la última década han crecido un 9,5 por ciento. Del total de las expedidas en la Comunidad en 2017, 44.846 son para jugadores de fútbol (24,7 por ciento), mientras que en el conjunto de España el porcentaje se eleva hasta el 27,3 al contabilizarse más de un millón.

El baloncesto, con 25.661 licencias, el 14,2 por ciento, es el segundo deporte más practicado en Castilla y León y en España, aunque en el conjunto del país, con 354.328 licencias, el porcentaje baja hasta el 9,4 por ciento del total de federados. Desde 2008, el número de practicantes en l Comunidad se ha incrementado un 3,9 por ciento.

La caza, con 15.800 licencias (8,7 por ciento); el golf, con 13.561 (7,4 por ciento) los deportes de montaña y escalada, con 12.275 (6,7 por ciento), el judo (5.420), el kárate (4.731), atletismo (4.710), balonmano (4.455) e hípica (4.023), son las diez federaciones con más licencias después del fútbol y el baloncesto.

No obstante, la golf es la modalidad que más licencias han perdido en los últimos diez años, con una caída del 25,4 por ciento, por delante de la caza (-23,9 por ciento). También significativo fue el retroceso del tenis (-44,7 por ciento), que perdió 1.278 licencias para quedarse con 1.584 y del karate (-10 por ciento).

Aumento del pádel

Por el contrario, el pádel fue el deporte que más creció porcentualmente, al pasar de 434 licencias a 2.723 (527 por ciento), aunque en términos absolutos la Federación de Deportes de Montaña, Escalada y Senderismo de Castilla y León expidió 6.451 licencias más. También fueron significativos los incrementos que experimentaron el rugby, con 759 licencias más, hasta las 2.140 (+55 por ciento), la hípica, que subió un 48,8 por ciento, y el balonmano (+40,5 por ciento).

Clubes

En cuanto al número de clubes, en Castilla y León estaban registrados el pasado año, un total de 4.025, el fútbol también ocupa el primer lugar con 993 clubes, por delante del baloncesto (511), caza (488), montaña (209), ciclismo (172), galgos (132), atletismo (71), tenis (64), patinaje (63), pádel (61) balonmano (60), atletismo (67), hípica (59) y motociclismo (59).

 

Fotos