El servicio más polémico del Hospital de León: ver la televisión cuesta 4,1 euros al día

Televisión en una habitación de un complejo hospitalario de la comunidad. /El Norte
Televisión en una habitación de un complejo hospitalario de la comunidad. / El Norte

El Hospital de León tan sólo tiene el servicio gratuito en las cinco habitaciones de la Unidad de Aislamiento de Hematología así como en las de Paliativos del Monte San Isidro | Tan solo en un centro hospitalario de Castilla y León, el Universitario de Burgos, los pacientes pueden disfrutar gratis de la programación en las habitaciones

ALICIA PÉREZ
ALICIA PÉREZLeón

La Comunidad Valenciana ha decidido que la televisión sea gratis en todos los hospitales de su territorio, una medida que tendrá un coste aproximado de 1,2 millones de euros, pero ¿qué ocurre en Castilla y León?, ¿cuál es la situación en los hospitales públicos de la comunidad?

Tan solo un hospital de los catorce complejos asistenciales de Castilla y León ofrece este servicio de forma gratuita a los pacientes. Es el Hospital Universitario de Burgos. En el resto este servicio es de pago. Según los datos facilitados por la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León, las tarifas por día completo varían de unos a otros.

Desde los 5,20 euros al día del Hospital de Soria a los 3,14 euros diarios del Hospital General de Segovia. También cambia la forma de pago, bien con dinero en efectivo o con un sistema de venta de tarjetas que hay que recargar. Las características dependen en cada hospital de la empresa que tiene adjudicada la prestación de este servicio.

Entre los hospitales con las tarifas más caras se encuentra el Hospital de Soria, con un precio de 5,20 euros al día por el servicio de TDT, que ofrece acceso a todos los canales de la TDT autonómicos y nacionales. Además, el paciente puede contar con televisión, radio e Internet por treinta céntimos más, es decir, por 5,50 euros al día.

El servicio de televisión se puede adquirir también por horas, a un precio de 1,20 la hora, o por tres, cinco, siete o quince días. Hay tarifas también de radio e Internet por separado, fútbol con acceso a los canales deportivos de pago, un paquete de televisión de bajo coste con solo cinco canales, tarifas de cine y entretenimiento o la denominada 'premium', que contiene todas las opciones.

Entre los más caros están también el Complejo Asistencial de Salamanca y los hospitales de Valladolid, que son el Hospital Universitario Río Hortega y el Hospital Clínico Universitario. En estos la tarifa de televisión diaria es de cinco euros y en todos ellos funciona con una tarjeta que puede adquirirse en las máquinas expendedoras que hay instaladas en los centros hospitalarios.

Por encima de los cuatro euros diarios se sitúa el Hospital Universitario de León, en el que el abono de 24 horas tiene un precio de 4,1 euros. En este caso, el servicio es gratuito en las cinco habitaciones de la Unidad de Aislamiento de Hematología, como también ocurre en las veinte habitaciones de las Unidades de Cuidados Paliativos del Hospital Monte San Isidro de León, un centro sanitario donde el abono diario cuesta 3,5 euros.

Pueden ver la televisión también con una tarifa por debajo de los cuatro euros al día los pacientes del Hospital de Ávila, con un precio de 3,90 euros por día completo; los del Hospital Virgen de la Concha de Zamora, por 3,80 euros al día; los del Complejo Asistencial de Palencia, por 3,50 euros diarios, y los del Hospital General de Segovia, con un precio de 3,14 euros al día, que es la tarifa más barata de la comunidad, según la información facilitada.

«En la cárcel es grastis»

Teniendo en cuenta estos datos, puede decirse que la media que pagan los pacientes ingresados en los centros hospitalarios de Castilla y León por ver la televisión en las habitaciones es de casi cuatro euros al día.

En el Hospital Virgen de la Concha de Zamora, la opinión de los usuarios consultados en las inmediaciones del centro es unánime: ver la televisión debería ser gratuito en todos los hospitales públicos de Castilla y León.

Así lo entiende Milagros Matilla, familiar de una persona ingresada. Asegura que no le parece nada bien que haya que pagar. «Creo que tiene que ser gratuito y lo que dice todo el mundo, en la cárcel es gratis», manifiesta.

A Inma Martín, otra usuaria zamorana, le parece fatal que sea un servicio de pago. «Me parece muy mal, porque a ellos no les cuesta la televisión y habrá gente que podrá pagarlo y gente que no. Si estás ingresado un mes o quince días, es un presupuesto y me parece fatal», expone.

Recogida de firmas

La misma opinión tiene Jesús Fuentes, quien cree que un servicio que es público, como el de la televisión, «no debe ser abonado por nadie». Considera, eso sí, que habría que hacer frente a una cuota de mantenimiento de los aparatos. «Es abusivo, igual que pagar el parking, y además genera una desigualdad entre aquellas personas que pueden permitirse pagar la televisión y aquellas que no», señala. «Me parece fatal. Bastante tienen los pobres enfermos con estar en el hospital para que encima les toque pagar por distraerse un poco», exclama José García, otro de los usuarios.

El asunto, sin embargo, no provoca quejas habitualmente entre los pacientes, según refiere el secretario del Sector de Sanidad y Servicios Sociosanitarios de UGT de Zamora, José María Barbón, quien explica que no reciben quejas porque la gente ya está acostumbrada. «Es una concesión que hacen a empresas y es una forma de atracar al paciente, porque la única posibilidad de que tenga televisión es pagando. Es sacarle dinero por todo, igual que por el aparcamiento», consideran desde UGT.

Una de las últimas reclamaciones la ha protagonizado Juventudes Socialistas de León, que lleva a cabo una campaña de recogida de firmas a través de Internet para exigir un servicio de televisión gratuito en los hospitales públicos de la provincia leonesa.