Castilla y León afectada por la nieve, el viento y las precipitaciones

Nieve en la A-6 a la altura de Villacastín (Segovia) a principios de marzo./EFE
Nieve en la A-6 a la altura de Villacastín (Segovia) a principios de marzo. / EFE

La vertiente leonesa de la Cordillera Cantábrica podría acumular 15 centímetros de nieve

El Norte
EL NORTEValladolid

La nieve vuelve hoy a las zonas de montaña y el viento soplará con fuerza en el norte de Castilla y León. La vertiente leonesa de la Cordillera Cantábrica podría acumular un manto blanco de 15 centímetros, aunque las precipitaciones afectarán también a zonas altas de Palencia, Burgos, Ávila, Salamanca, Segovia y Sanabria, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

En ese sentido, el aviso amarillo está activado en todas las provincias excepto en Soria y Valladolid. Las nevadas más intensas afectarán a la Cordillera Cantábrica en León y a Sanabria, con acumulaciones de 15 y 12 centímetros. También se podría formar un manto de siete en el norte de Palencia y de cinco en zonas de montaña de Burgos, Segovia, Ávila y Salamanca.

Los vientos alcanzarán los 80 kilómetros por hora en áreas de montaña de la Comunidad y los 70 en la meseta de León, Palencia y Burgos.

La nieve obliga a usar cadenas

Las nevadas de las últimas horas mantienen a esta hora cortadas cuatro carreteras y obligan a usar cadenas en otras once vías y puertos de montaña. León, Ávila, Burgos, Salamanca y Zamora son las provincias más afectadas por el paso del temporal, según la información facilitada por la Dirección General de Tráfico (DGT).

En concreto, los conductores se encontrarán cortado el puerto de Lunada en Burgos, la LE-126 en Encinedo (León), la DSA-180 en La Hoya y la DSA-191 en Candelario (Salamanca).

También las cadenas o los neumáticos de invierno son obligatorios y los camiones y articulados no pueden circular por por los puertos de Peña Negra y Serranillos de Ávila, así como por la CL-626 en Villablino, la LE-497 y la LE-495 en Piedrafita de Babia, la LE-473 en Pola de Gordón, la LE-331 en Puebla de Lillo, la LE-234 en Puente Almuhey, la LE-233 en Besande y en los puertos de Las Señales y Picones (León).

Los conductores deben extremar la precaución al circular por el puerto de San Glorio en León y por la N-525 y la Autovía de las Rías Bajas (A-52) en Requejo.