Cambios en la Ley del Territorio para recoger demandas de las entidades locales

La parte de las unidades básicas rurales será regulada en un proyecto de ley que la Junta enviará a las Cortes en el último trimestre de este año

J. I. FOCES

El presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha anunciado en el Debate sobre el Estado de la Región 2016, que la Ley de Ordenación del Territorio en la parte de las unidades básicas rurales recogerá demandas de las entidades locales, que han sido enviadas por estas a la Junta en el periodo de alegaciones que han tenido a su disposición en los últimos meses, cambios que permitirán, según Herrera, «flexibilizar la ordenación del territorio en el ámbito ruraL».

La primera modificación alude a que la ley incluirá la garantía de mantener los servicios esenciales autonómicos con la misma intensidad y en los mismos municipios que actualmente. La segunda, la garantía de pervivencia de las mancomunidades que desarrollan hoy con eficacia sus competencias y funciones, y su financiación. La tercera garantía, la de pervivencia de las mancomunidades de Villa y Tierra, y su financiación. En cuarto lugar, la flexibilización de la cartera común de competencias de las mancomunidades de interés general, y de los plazos para su asunción, así como la posibilidad de la gestión de algunas de ellas por las Diputaciones que ya las viniesen prestando. Y en quinto y último lugar, la flexibilización del criterio de coincidencia de las mancomunidades de interés general con el mapa de las Unidades Básicas rurales.

Este mapa, ha explicado el presidente de la Junta, «nos permitirá delimitar las llamadas Áreas Funcionales Estratégicas, que la Ley define como aquellas «zonas de menor dinamismo económico y demográfico, o afectadas por circunstancias extraordinarias que, por ello, necesitan del impulso de programas de desarrollo«. Simultáneamente, ha añadido, con estas áreas se elaborará el Plan Plurianual de Convergencia Interior previsto en el Estatuto de Autonomía, que tiene como objetivo «eliminar progresivamente los desequilibrios económicos y demográficos. Dicho plan será financiado anualmente con cargo al Fondo Autonómico de Compensación, instrumento previsto también en el Estatuto para asegurar el equilibrio económico y demográfico dentro del territorio de la Comunidad. Vemos así como estas tres figuras comparten un mismo objetivo, y su puesta en marcha depende del inicial acuerdo sobre las Unidades Básicas rurales«.

Pese a todo esto, Herrera ha añadido que la Junta ha considerado necesario hacer dos excepciones: los municipios mineros de León y Palencia, a los que se ha dirigido el Plan de Dinamización, y el del conjunto de la provincia de Soria, para la que en el Diálogo Social, y con la participación de la Diputación soriana, se elaborará un Plan Territorial específico, dirigido a corregir sus graves desequilibrios demográficos.

Este apartado de su intervención lo ha cerrado el presidente aludiendo a que con los cambios presupuestarios aprobados, su Gobierno destina ya 229 millones de euros a la Cooperación Local Sectorial y anunciando que en próximas fechas, la Junta presentará en las Cortes un documento con las medidas sectoriales y transversales para delimitar las Áreas Funcionales Estratégicas.