Pizarras Páramo confirma los temores, anuncia el cierre y pone en marcha un ERE para sus 35 trabajadores

Imagen de las instalaciones de Pizarras Páramo desmanteladas. /leonoticias
Imagen de las instalaciones de Pizarras Páramo desmanteladas. / leonoticias

Los impagos de cuatro nóminas y el desmantelamiento de las instalaciones empujaron a 10 de sus trabajadores a abandonar su puesto de trabajo | «Es un batacazo para una zona mermada laboralmente», lamentan desde el comité

A. CUBILLAS
A. CUBILLASLeón

Varapalo para la industria berciana. Pizarras Páramo, ubicada en la localidad de Páramo del Sil, ha anunciado el cierre de la compañía y ha presentado un ERE de extinción para la totalidad de la plantilla.

De esta forma, se cumplen los peores presagios de los trabajadores que en el mes de agosto denunciaron un posible desmantelamiento de las instalaciones a sus espaldas, que incluso se notificó a la Guardia Civil ante las dudas si se trataba de un robo.

Pero nada más lejos de la realidad. La intención de la compañía era poner punto y final a la actividad de la pizarrera y así se lo ha notificado al comité de empresa, con el que ha iniciado las primeras reuniones para la negociación del ERE.

Una decisión que no cae de sorpresa entre la plantilla que en la actualidad acumula tres nóminas y la extra de verano sin cobrar. Precisamente, se creyó que la pizarrera preveía vender la maquinaría para hacer frente a las deudas contraídas con los trabajadores.

Una situación de impagos que sumada a la parálisis en la vive inmersa la compañía desde el 17 de agosto –coincidiendo con la vuelta de vacaciones-, empujó a 10 de los 35 trabajadores a abandonar Páramos del Sil.

Ahora y ante la firma decisión de cerrar la empresa, el esfuerzo sindical va encaminado a lograr el pago de las nóminas adeudadas tras lograr que los 25 trabajadores cuenten con un permiso retribuido hasta la finalización del ERE, eximiéndoles la obligación de incorporarse a su puesto de trabajo.

Un «batacazo» para una zona especialmente castigada en materia laboral. Es la reflexión de Felipe Álvarez, responsable del sector de la pizarra de CCOO León, que advierte que el mismo día que la compañía cerró por vacaciones, un restaurante «bajó la trapa. Son 35 familias jóvenes asentadas en Páramo del Sil y que ahora no tienen alternativa en este municipio».

Contenido Patrocinado

Fotos