La Junta aprueba el proyecto de la planta de biomasa de Forestalia en Cubillos con 200 empleos

Imagen de una planta de biomasa./
Imagen de una planta de biomasa.

Una vez construida la planta, está previsto que más de 400 personas, entre trabajadores directos e indirectos

LEONOTICIASPonferrada

El Servicio Territorial de Economía de León ha concedido a la empresa Foretalia la autorización administrativa de construcción de la planta de producción eléctrica a partir de biomasa que la compañía promueve en el municipio berciano de Cubillos del Sil, según recoge la edición de este martes del Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl).

Ahora la empresa dispone de un plazo máximo de dos años para solicitar la puesta en marcha provisional de las obras, cuya puesta en marcha supondrá la creación de unos 200 empleos. Una vez construida la planta, está previsto que más de 400 personas, entre trabajadores directos e indirectos, estén relacionados con esta actividad productiva.

En ese sentido, los trabajos de construcción deberán llevarse a cabo de acuerdo con el proyecto, modificados y documentación técnica presentada, con las variaciones que en su caso se soliciten y autoricen. Una vez finalizadas las obras, la empresa deberá dar cuenta del fin de los trabajos al Servicio Territorial a efectos de reconocimiento definitivo.

Además, la empresa deberá tener en cuenta, durante la ejecución de las obras, las condiciones que establecidas por los organismos y entidades competentes, por lo que la Junta podrá dejar sin efecto la autorización en cualquier momento que se observe algún incumplimiento, previa tramitación del correspondiente procedimiento administrativo de revocación. Contra esta autorización se puede interponer recurso de alzada en el plazo de un mes.

Condiciones del proyecto

El proyecto de ejecución de la planta de biomasa de Forestalia ya obtuvo a principios de este mes de julio la autorización administrativa previa por parte de la Junta. Tras su aprobación, la instalación proyectada constará de una caldera de parrilla donde se introducirá biomasa leñosa y herbácea que arderá a temperaturas superiores a los 500 grados. Esta caldera utilizará gas natural como combustible auxiliar y producirá vapor que alimentará a la turbina, capaz de generar hasta 50 MW de electricidad.

En cuanto al sistema de depuración de gases, la planta contará con una chimenea de 80 metros de altura en la que se instalará un equipo de medición de emisiones en continuo. Además, todos los equipos auxiliares y el sistema de tratamiento de gases son los requeridos para cumplir los límites de emisiones exigidos por la legislación para plantas de combustión de biomasa de más de 50 MW térmicos.

Financiación y empleo

La Junta ha impulsado desde el inicio de la andadura este proyecto, cuya inversión se cifra en 112 millones, y dio un «paso decisivo» en junio con la concesión a la empresa de un préstamo de 42 millones, gestionado por el Ente Regional de la Energía (Eren) y procedente del Banco de Desarrollo del Consejo de Europa. Otros 42 millones llegarán de préstamos sindicados por varios bancos mientras que los 28 millones restantes, una cuarta parte d ella inversión, la aportarán los socios de Forestalia.

En cuanto al empleo, está previsto que la construcción de la planta cree más de 200 puestos de trabajo, a los que se sumarán otros 400 cuando entre en funcionamiento, incluidos los trabajadores que suministren las casi 300.000 toneladas anuales de biomasa agraria y forestal que la instalación será capaz de consumir.

Sobre el terreno, los trabajos previos de acondicionamiento y preparación de la parcela ya están en marcha desde hace unas semanas. La encargada de los trabajos es la empresa Acciona Industrial, que también asumirá la operación y el mantenimiento de la planta durante los primeros 15 años de funcionamiento.