La domus romana de Pedreiras de Lago se suma a los atractivos del espacio cultural de Las Médulas

Visita a este nuevo espacio del Bierzo./César Sánchez
Visita a este nuevo espacio del Bierzo. / César Sánchez

El director general de Patrimonio se muestra «preocupado» por la situación que se vive en la localidad ponferradina de Peñalba de Santiago y en el entorno del valle del Silencio

D.ÁLVAREZ

Los restos de la antigua domus descubierta en los años 90 en la localidad berciana de Pedreiras de Lago, en Carucedo, pasarán desde mañana a engrosar los atractivos turísticos del espacio cultural de Las Médulas, una vez finalizados los trabajos de conservación y puesta en valor que permitirán que el público en general conozca esta antigua villa romana, vinculada a la residencia de algún puesto directivo de la cercana explotación aurífera. El director general de Patrimonio, Enrique Sáiz, que acudió a la presentación del nuevo enclave, consideró que el estreno del nuevo punto de visitas supone un «hito importante» ya que descubre para el gran público un yacimiento asociado a «la parte de mayor caracterización romana» del entorno.

En ese sentido, Sáiz recordó que los otros yacimientos integrados en el espacio cultural de Las Médulas están más vinculados a «asentamientos prerromanos y castros», mientras que en Pedreiras de Lago pueden observarse los restos de «una villa romana de estructura clásica, como las que pueden verse en el valle del Duero».

Las primeras tareas de investigación en el entrono las llevó a cabo, en la década de los 90, el equipo de arqueólogos del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) dirigidos por Javier Sánchez-Palencia. Tras quince años de parón, las tareas se retomaron en el año 2015, con el primer campo de trabajo del Plan Médulas 2020, que se centró en consolidar los restos descubiertos.

Tras sucesivas actuaciones en los tres años siguientes, los trabajos de puesta en valor, en los que han colaborado técnicos del Laboratorio de Paisaje de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Valladolid, han dejado la zona preparada para las visitas permanentes, explicó Sáiz, que cifró en 150.000 euros la inversión destinada a esta última fase de las labores.

Además, el trabajo de los investigadores también tuvo en cuenta el objetivo de «hacer comprensible el paisaje al gran público», por lo que el recorrido para las visitas, adaptado a personas con movilidad reducida, se estructura a través de una serie de plataformas desde las que apreciar los restos de la antigua edificación, abandonada en el siglo II d.C.

En ese sentido, además de la consolidación de los muros, la restauración del yacimiento ha sacado a la luz los restos de estucos y revocos de la época en una de las estancias, que se ha protegido con una estructura metálica para aislarla de las inclemencias climatológicas y evitar su degradación.

En cuanto al programa de visitas que se iniciará mañan, Sáiz explicó que constará de diversas modalidades para crear una «oferta completa y complementaria a la que ya se viene haciendo desde el Consejo Comarcal». Precisamente, la senda de Las Valiñas, que impulsa la institución comarcal, pasará a tener su punto de inicio en este enclave.

Además, la Junta, a través de la Fundación Las Médulas, también ofrecerá a los visitantes la posibilidad de llevar a cabo visitas con vehículos todoterreno a los distintos castros de la zona, como el de Borrenes, el de Orellán, el de la Peña del Hombre o el de San Juan de Paluezas.

Actividades de verano

Por otro lado, Sáiz también quiso destacar las actividades de verano que se llevarán a cabo en la zona de la mano de la Fundación Las Médulas, entre las que hizo mención a la Meduteca, un servicio mediante el cual los hijos de los trabajadores de los servicios turísticos, que ven como se intensifica su actividad durante los meses estivales, disfrutand e actividades y visitas de campo organizdas por la Casa del Parque de Carucedo.

Además, la Fundación llevará a cabo trabajos de restauración y consolidación de los yacimientos de San Juan Paluezas y del asentamiento metalúrgico de Orellán y pondrá en marcha el tercer campo de trabajo en el castro de la Peña del Hombre, con dos turnos en el mes de agosto. El objetivo de esta tercera actuación es completar la investigación llevada a cabo en el entorno con la finalización de la estratigrafía y la apertura de una última zona de excavación que aún faltaba por investigar.

Peñalba y el Valle del Silencio

Por último, Sáiz se mostró «preocupado» por la situación que se vive en la localidad ponferradina de Peñalba de Santiago y en el entorno del valle del Silencio, después de que las lluvias del pasado fin de semana obligaran a cortar la carretera de acceso a la zona. «Confío en que haya una solución cuanto antes», remarcó el director de Patrimonio, que recordó que «el acceso está siendo posible a través de un camino de monte».

En ese sentido, lamentó que el corte de circulación condicione la época de mayor afluencia turística del año en la localidad, pero recalcó la importancia de «armonizar las infraestructuras cómodas de acceso con la preservación del entorno natural y patrimonial de este entorno mágico».

Contenido Patrocinado

Fotos