La Diputación finalizará las obras del acceso a Peñalba por el Alto de la Cruz en 15 días

Imagen de archivo de uno de los derrumbes producidos en la carretera de Peñalba.

La actuación garantizará la entada y salida al municipio una vez que arranque la obra de la carretera del Valle del Oza para poner solución a los argayos

a. cubillas
A. CUBILLASLeón

Con la máxima celeridad, la Diputación de León acomete las obras en el Alto de la Cruz, carretera que une Santiago de Peñalba con la carretera del Monerredo, evitando el valle del Oza, con la previsión de finalizar en el plazo de 15 días.

Así lo ha señalado este viernes el diputado de Fomento, Ángel Calvo, que ha recordado que la nueva carretera será la vía de acceso una vez que arranque la solución definitiva para actuar en la carretera del Valle del Oza tras la sucesión de argayos en los últimos meses.

«Con esta actuación lo que pretendemos es que cando se cierre la carretera los vecinos tengan otra vía de entrada y salida», señaló Calvo, que aseguró que en la actualidad están valorando diferentes soluciones aunque ya advirtió de que se tratará de un trabajo «difícil y cuantioso».

En este sentido, ha asegurado que se avanza en cerrar un acuerdo con la Junta de Castilla y León para su colaboración económica con un montante de 200.000 euros. Misma cantidad la que la Diputación solicitó al Ayuntamiento de Ponferrada y que acordó la disposición de 180.000 euros.

Sin embargo, la oposición tiró abajo el presupuesto, dejando en el aire su aportación. «Hay buena voluntad pero el presupuesto no está en vigor», remarcó Calvo, que si bien aseguró que en ningún caso será motivo para que no se acometan las obras en la carretera de Peñalba.

Carretera de Matalavilla

Calvo además ha informado sobre las actuaciones que se están llevando a cabo en el tramo que une Matalavilla y Valseco, en el término municipal de Palacios del Sil, aquejada por desprendimiento como consecuencia de las fuertes tormentas de los últimos meses.

Calvo, que entiende que los daños son señal evidente de la huella del incendio que azotó la zona hace dos años, aseguró que en la actualidad se están realizando escolleras de contención y actuando desde la lámina de agua del pantano en aquellas zonas en las que hay que subir el material hasta llegar a la altura de la carretera.

Una obra «difícil» pero que va a buen ritmo. En este sentido, Calvo recordó que los corredores y escalones del acceso por Palacios del Sil impide el acceso de bañeras y camiones grandes lo que obliga a trasladar los materiales hasta la zona del pantano por la carretera de Páramo y, a partir de ahí, trasladar los materiales a camiones más pequeños.

A pesar de las dificultades, Calvo se muestra convencido de que la carretera en cuanto a elevación estará preparada antes del invierno.

Contenido Patrocinado

Fotos