Condenan al exalcalde de Carucedo a ocho años de inhabilitación por prevaricación administrativa

Imagen de archivo de Clemades Rodríguez. . /César Sánchez
Imagen de archivo de Clemades Rodríguez. . / César Sánchez

El Juzgado de lo Penal nº1 de Ponferrada le impone el pago de una indemnización de 20.000 euros a una exedil de la oposición por derribar un punto de acceso a su vivienda

Leonoticias
LEONOTICIAS León

El Juzgado de lo Penal número 1 de Ponferrada dictó una sentencia por la que condena al exalcalde de Carucedo, Clemades Rodríguez, como autor de un delito de prevaricación administrativa, a una pena de ocho años y medio de inhabilitación especial para empleo o cargo público.

Asimismo, deberá indemnizar con 20.000 euros a la exconcejala Ana Blanco por los daños y perjuicios ocasionados, con la responsabilidad civil subsidiaria del Ayuntamiento, con imposición de costas al condenado, incluidas las de la acusación particular.

El procedimiento judicial se inició tras la denuncia formulada por Blanco, edil de la oposición por el Partido Popular en 2013, contra el que era alcalde socialista, por ordenar el derribo de una pasarela sobre el arroyo La Olga en la localidad de Carucedo -que permitía y daba acceso a su vivienda-; resolución administrativa que fue advertida de ilegalidad por la secretaria del Ayuntamiento, a pesar de lo cual se llevó a cabo la demolición, según detalla el letrado de la concejala, Javier Barrio.

La sentencia, a la que ha tenido acceso leonoticias, recoge como hecho indicativo de la comisión del delito de prevaricación «la premura en la realización de la obra de demolición de la pasarela, sin que la afectada tuviera oportunidad de reaccionar».

El regidor argumentó que temía que alguien pudiese caer por ella pero no existían reclamaciones o denuncias previas, ni del Ayuntamiento de Carucedo, ni de la Confederación Hidrográfica, ni de vecinos del pueblo, del supuesto mal estado que haría necesaria la intervención municipal.

«Tenemos que concluir que conociendo que no se podía demoler la pasarela al no ser firme la resolución emitida por Confederación Hidrográfica Miño Sil, acordó la demolición siendo conocedor que la persona que se veía perjudicada por su resolución era la vecina Anita Blanco, concejal en la oposición, siendo la relación tensa entre ellos derivada de las gestiones municipales realizadas por el equipo de gobierno», detalla la sentencia.

El letrado de Blanco añade en un comunicado que lo ocurrido no se trata de un hecho puntual. Otro ejemplo de la persecución a la que fue sometida su clienta, dice, fue la incoación, tramitación y resolución por parte de Rodríguez de un expediente sancionador en la que le exigía que eliminase el seto de su vivienda que servía de cierre vegetal y que había sido plantado 20 años atrás, actuación que fue declarada nula de pleno derecho por un juzgado de León.

«Este mismo modo de proceder se realizaba tanto frente a otros concejales como frente a vecinos que no estaban de acuerdo con su forma de actuar. Ni se ha arrepentido de su conducta, ni ha pedido perdón y lo único que espera mi cliente, es que conductas prevaricadoras con consecuencias económicas para los vecinos de Carucedo, no vuelvan a suceder ni en el Bierzo, ni en ningún lugar de España», explica y concluye que se valorará la presentación de una querella por delito de falso testimonio contra un testigo que declaró en el juicio oral.