Lázaro García Bayón: «¿Que por qué he hecho este pacto? No se ríe nadie de mí y menos a la cara»

Lázaro García Bayón, en su despacho de Villaquilambre. / N. Brandón

El exalcalde acusa al PSOE de hacerle desplantes y asegura que ya no encajaba en la UPL si la formación no entendía un pacto que permitirá dotar a Villaquilambre con un instituto y un centro de salud, marcando al PP un plazo de seis meses para activar ambos proyectos

A. CUBILLAS
A. CUBILLASLeón

En 2011 marcó el fin de su etapa política. Ocho años después, Lázaro García Bayón parece incombustible y, no sólo sigue al pie del cañón sino que ha puesto patas arriba el Ayuntamiento de Villaquilambre apoyando al popular Manuel García, al mismo que tumbó CON una moción de censura.

Una decisión que le ha bastado su expulsión de la UPL, un partido al que, confiesa, le debe mucho en su vida política. Pero lejos de estar triste, se muestra tranquilo y feliz, convencido de que su decisión permitirá dotar al municipio de infraestructuras clave de futuro, como el instituto y el centro de salud.

Por ello, intenta hacer oídos sordos a las críticas. Eso sí, Lázaro García Bayón ya no hay para rato. El concejal asegura que no llegará al final del mandato y, aunque no se pone fecha de caducidad, asegura que ojalá sea cuánto antes.

-Primer pleno en Villaquilambre y Lázaro García Bayón se ha convertido en la diana de las críticas de simpatizantes y miembros del leonesismos social ¿Entiende su postura?

-No las entiendo aunque respeto todas las opiniones. Hemos conseguido un acuerdo histórico para Villaquilambre como no se había conseguido desde el 2000 con el pacto por León. Nosotros teníamos varios puntos en nuestro programa electoral, los tres más importantes son los que ha firmado el futuro presidente de la Junta de Castilla y León. Si eso que es bueno para Villaquilambre es malo para la UPL, hay algo que no funciona.

-Y, sin embargo, la ejecutiva de la UPL se opuso a ese pacto

-El jueves trasladé a Luis Mariano Santos –secretario general de la UPL- en una conversación que está gravada mi decisión de someter al comité local de Villaquilambre la posibilidad de apoyar la investidura de Manuel García (PP). Entendía que era muy difícil pero no fue un imposible.

En ningún momento, Santos me dice que no lo haga e incluso le invito a participar en esa reunión a la que no puede asistir porque está fuera de León. En ella, el comité local por unanimidad nos da el visto bueno si el PP apoya nuestras condiciones. No hemos incumplido absolutamente nada.

«Yo tengo muchos años y a mi cara no se ríe nadie. Fueron muchos desplantes por parte del alcalde del PSOE»

«Yo tengo muchos años y a mi cara no se ríe nadie. Fueron muchos desplantes por parte del alcalde del PSOE»

«El PP ha firmado los tres puntos más importantes de mi programa. Si lo que es bueno para Villaquilambre no lo es para la UPL, hay algo que no funciona»

-Su postura podría ser entendida como una traición al votante de Villaquilambre ante un posible pacto con el PSOE que fue la fuerza más votada

-Sí que es verdad que durante dos semanas desistí de reunirme con nadie del PP. Sin embargo, el cambio de la persona que estaba al frente de la Alcaldía y que iba a seguir fue radical, es decir, yo tengo muchos años y a de mí no se ríe nadie y menos a mi cara.

Fueron desplantes, muchos 'es lo que yo digo', 'es lo que hay', 'es mi decisión'… Esta situación me llevó a aceptar la intermediación de un buen amigo y sentarme a hablar con el PP. Y ahí surgió la posibilidad de que Manuel repitiese como alcalde siempre y cuando el futuro presidente de la Junta de Castilla y León firmaba los tres puntos de mi programa.

Me presenté a unas elecciones con un programa que votaron los ciudadanos y del que los tres puntos más importantes se iban a cumplir antes de la toma de posesión. Era un acuerdo único, histórico. Si eso es tradicionar al votante, está claro que yo no he entendido nada en mi vida política de lo que es la política.

- ¿Se fía de la palabra de Alfonso Fernández Mañueco, teniendo en cuenta que el alcalde del PP rechazó la construcción de un instituto en Villaquilambre?

-Ese sapo que se lo coma quién haya votado en contra. El presidente de la Junta de Castilla y León tiene un compromiso y sí me lo creo. Chemo, el paso inferior del polígono industrial, los ochos millones de abastecimiento comarcal o los tres millones de la León-Coyanzo hoy son realidad gracias al compromiso de Juan Vicente Herrera con un alcalde de la UPL. Podría seguir enumerando proyectos que en la carta que le mando a mi secretario general también se lo recuerdo. No tengo porque dudar. Eso sí, a Alfonso ya le he dicho que hay seis meses para ver el cumplimiento. Si dentro de seis meses veo que se ha incumplido el acuerdo, posiblemente tenga que retomar las cosas.

-Habla de seis meses cómo margen, ¿qué tiene que ocurrir en esos seis meses porque uno debe ser consciente que ni un centro de salud ni un instituto se levantan en ese plazo?

-Que se vayan iniciando los estudios, los proyectos, acordándose en el Consejo de Gobierno los pasos que hay que dar previamente. Ver dónde vamos a hacer el edificio, cuánto cuesta, encargar el proyecto y, sobre todo, que haya una consignación presupuestaria para que se vayan haciendo realidad los proyectos. Además, el lunes presentaré una moción para que la Junta, no solo no haga la planta de biomasa donde lo tenía proyecto, sino para que descarte su construcción en cualquier punto del municipio. Eso fue un compromiso a mayores.

«No tengo porque dudar del PP. Eso sí, a Alfonso –Fernández Mañueco- ya le he dicho que tiene seis meses para ver ese cumplimiento. Si no es así, tendré que retomar las cosas»

«No tengo porque dudar del PP. Eso sí, a Alfonso –Fernández Mañueco- ya le he dicho que tiene seis meses para ver ese cumplimiento. Si no es así, tendré que retomar las cosas»

«Nunca entendía que fuéramos a pactar un gobierno de cuatro años sin sentarnos todos y todos decidir. Con Jorge me esperaba estar en la oposición»

-Concejal de Personal, ¿Qué papel va a jugar en este nuevo equipo de gobierno?

-El papel de una persona con mucha experiencia política. La realidad es que he tenido que asumir la concejalía de Personal y lo he hecho por los trabajadores. Es un área complicada con muchas situaciones aún no resueltas. Si bien, de aquí a final de año se va aponer en marcha la PRT –Relación de Puestos de Trabajo- que llevan esperando muchos años y un nuevo convenio laboral que permita actualizar el que hice durante mi etapa como alcalde allá por 1999.

-Usted apoyó una moción para tumbar a Manuel García por su presunta implicación en la Operación Enredadera ¿No sé planteó exigir al Mañueco otro candidato?

-Si discurre la Enredadera por donde parece que va a discurrir no ocurrirá nada, porque he tenido acceso a un auto judicial en la que muchas de las personas que estaban investigadas ya no aparece. En cualquier caso, si tuviéramos noticias que confirmasen lo contrario, el PP tendría que mover ficha.

-Apuntaba desplantes, ¿Venían directos de Jorge Pérez Robles (PSOE)?

-Sí, personalmente. Yo nunca entendí que fuéramos a pactar un gobierno de cuatro años sin sentarnos todos y todos decidir. Desde el primer momento quiso reírse de mí y no se lo permití. Si hoy hubieran sido las cosas normales, yo hubiera seguido en la tesitura de no hablar con el PP pero me supongo que hoy sería concejal de la oposición. Era lo que me esperaba si hubiera hecho alcalde a Jorge.

-Podría dar entenderse que lo que le importaba era el sillón, como apuntaban los miembros del leonesismo social en el pleno…

-Yo respeto sus opiniones pero en mi vida política he visto como los leonesistas sociales han sido los mayores críticos con la UPL y los que más daño han hecho al partido. Ahora se han integrado, cosa que me parece muy bien, lo respeto desde fuera. Porque no voy a volver dentro nunca, es una decisión clarísima. Si es malo para la UPL que se hagan estos proyectos, yo no pinto nada en la política de ese partido.

Momento histórico en la UPL

García Bayón se muestra convencido de que la UPL está viviendo un momento histórico, al convertirse en la llave tanto de Ayuntamiento como de la Diputación. Sin embargo, cree que no está siendo valorado por la ejecutiva de la que «fuese mi partido».

«La UPL tiene un momento histórico pare reclamar Torneros, la vía de la Planta, la León-Braganza, el Corredor Atlántico… tantas y tantas cosas que quedan pendientes que el que más ponga por León podría ser alcalde o presidente de la Diputación».

Sin embargo, Lázaro se muestra convencido y cree que finalmente la UPL pactará con el PP de Juan Martínez Majo por la Diputación.

-¿Ha vuelto a hablar con algún miembro de la ejecutiva de la UPL?

-Con nadie. Es extraño, alguien se tenía que haber dirigido a mí desde las seis menos diez del viernes en el que se acordó mi expulsión.

-Ha sido mucho tiempo ligado a la UPL como alcalde y 16 años como diputado, ¿No siente pena o tristeza?

-A la UPL le debo mucho, pero no tengo ninguna pena. Estoy contento y feliz de haber conseguido lo más importante que hay que hacer en mi municipio. Yo no estoy en la política ni para tener un cargo orgánico ni para tener mayor representación, yo veo la política de otra forma.

Creo que en estos años he conseguido muchas cosas para mi pueblo, aunque a veces la memoria en política es frágil, pero si hablas de carril bici, casa de cultura, parques, edificio consistorial, abastecimiento, polígono o el desembarco de una empresa señera como León Farma, hablas de la etapa de Lázaro García Bayón como alcalde.

Yo llegue a la política como independiente y me voy de la política como independiente y con la conciencia totalmente tranquila y con los bolsillos igual de llenos. Es más, me llevo menos de lo traje pero me llevo la conciencia muy tranquila. Entiendo que haya gente que se enfade, que haya gente que diga que es más de izquierdas y por lo tanto no entienda que pactemos con el PP.

«Pensaba dejar pasar la lista y renunciar a mi acta. Los acontecimientos me obligan a estar por algo más, pero solo algo más, no todo el mandato»

«Pensaba dejar pasar la lista y renunciar a mi acta. Los acontecimientos me obligan a estar por algo más, pero solo algo más, no todo el mandato»

«En la UPL no voy a estar dentro nunca más. Es una decisión clarísima. Ya no pinto nada en su política»

-En muchas ocasiones ha señalado que se agotaba su tiempo, ¿Hasta cuándo tendremos Lázaro García Bayón?

Era algo que solo sabía mi hijo. Mi intención era dejar pasar la lista, renunciar a mi acta de concejal antes de tomar posesión, pero los acontecimientos que se han producido de alguna forma me obligan a estar algo más. Digo algo más, no del todo

-Quiere decir que no culminará los cuatro años de este mandato…

-Con toda seguridad

-¿Qué plazo maneja?

-No lo sé, no puedo decirlo ahora pero ojalá sea cuánto antes.

-En caso de no agotar el mandato ¿Qué ocurría con su acta de concejal? ¿Se la devolvería a la UPL?

-Eso es un hándicap porque nunca pensé que me tenía que haber ido de la UPL, sino que había hecho algo muy bueno por Villaquilambre y que eso era bueno para la UPL. Confío en la me podría sustituir la número 3 de la UPL que está colaborando con nosotros.