Un día en el Ayuntamiento de Villaquilambre

El alcalde se reune con uno de los concejales. / Raúl Redondo

Jorge Pérez empieza la jornada con reuniones entre concejales y técnicos, ya que son muchos los proyectos que el nuevo alcalde de Villaquilambre quiere poner en marcha | A lo largo del día visita proyectos, obras y talleres promovidos por el ayuntamiento para no desatender en ningún momento las necesidades de sus vecinos

I. SANTOSLeón

El 7 de septiembre tomaba el bastón de mando del municipio de Villaquilambre y desde entonces se ha preocupado por mantenerse en contacto con las carencias y necesidades de los ciudadanos del municipio.

Jorge Pérez reconoce que los días son muy intensos, pero gracias a una jornada organizada puede cubrir todas las necesidades y conciliar la alcaldía con su vida personal.

«Llego a las 8.15-8.20 de la mañana después de dejar a la niña en la guardería y las vistas empiezan a las 9.00 y casi hasta las 3 estás reunido», explica el alcalde, al que no le ha costado acostumbrarse a este ritmo frenético que requiere el Ayuntamiento de Villaquilambre.

El regidor hace balance y hasta ahora para él lo peor ha sido «preparar unos buenos presupuestos, eso nos ha llevado mucho». Pero este no ha sido el único escollo con el que se ha encontrado tras la moción de censura que se presentó contra su antecesor.

La falta de un arquitecto municipal y el paro en las contrataciones en la anterior legislatura han marcado estos meses. «Otra de las cosas que está llevando bastante trabajo, tanto a patrimonio como a urbanismo es la vía paralela que hemos acordado con Adif». Las obras se llevarán a cabo para suprimir el paso a nivel del Ejido y desde el consistorio han acordado con la empresa ferroviaria llevar a cabo ellos mismos las labores de expropiación de los terrenos, «al ser pequeñas parcelas».

Objetivo 20.000

Las reuniones con concejales y técnicos copan gran parte de la mañana y el objetivo que la actual corporación de Villaquilambre tiene entre manos es llegar a los 20.000 habitantes.

«Villaquilambre es un gran municipio, pero hay que aportar fuerza y tiene que ser el Ayuntamiento el que aporte esa voluntad», asegura Jorge Pérez tras una reunión con Juanjo Moro, Concejal de Cultura, Educación y Deporte. El regidor es consciente de que algunos vecinos que residen en el municipio no se encuentran empadronados en él y por ello han preparado la campaña que buscará convertir a Villaquilambre en una ciudad de más de 20.000 y dejar por ello de depender de la Diputación.

El objetivo no es otro que mejorar la calidad de vida, los servicios y las infraestructuras del municipio. «Pasaremos a ser una ciudad que depende del Estado y el porcentaje de tributos que se recibe por vecino es una diferencia abismal.. casi el doble», explica Jorge Pérez quien sabe que a su vez «tendremos más competencias». Pero esa también será una ventaja para poder dotar del centro de educación secundaria al municipio por el que tanto han luchado sus vecinos.

Bienvenida al doctor

Jorge visita en esta jornada al nuevo médico que se incorpora al servicio del municipio de Villaquilambre, pero lo hace con la mente puesta en la próxima reunión que mantendrá con el gerente de salud.

«Esperemos que pronto se incorpore un pediatra, para que los padres del municipio no tenga que desplazarse a Eras», en este sentido el alcalde es positivo, ya que «en las reuniones mantenidas con Juan Pedro ha insistido en que nos lo va a tener en cuenta».

Aprovecha su visita para acercarse por el Centro de información y Atención a la Mujer e igualdad de Villaquilambre donde se desarrollan talleres de apoyo e inserción laboral. También cuentan con una psicóloga que trata cada caso de forma personalizada en función de las necesidades.

Jorge Pérez visita también las obras del centro joven de Navatejera, una de las grandes actuaciones de la concejalía de Juventud gracias al trabajo de toda la corporación, pero en especial de Terio y Oscar.

Reuniones, visitas y encuentros marcan la jornada en Villaquilambre. / I. Santos

«De lo que era a lo que es... es abismal», asegura Jorge Pérez. Un centro que le ha dado mucha vida al municipio y que en estos días se encuentra en obras. «Se está haciendo el acondicionamiento para las personas en sillas de ruedas, también la reforma de una caseta en el patio y el embellecimiento de la fachada que se completará en el mes de marzo».

Un descanso y vuelta al trabajo

Las visitas se suceden en una mañana en la que también se ha reunido con Miguel Ángel Diez de Celis en Villaobispo, para escuchar las inquietudes del programa Active 50+ de prevención y fomento de la salud y el bienestar físico y cognitivo.

Un proyecto que nació a través de una iniciativa europea y que Villaquilambre no ha abandonado tras los dos años de análisis. Ahora los grupos son cada vez más amplio y las actividades más variadas, todo ello para fomentar una vida sana entre los mayores de 50 años que les permita así mantener una mayor autonomía personal.

Un momento en el que Jorge comprueba la eficacia de las clases y algunos de los asistentes aprovechan para comunicarle algunas de sus preocupaciones o peticiones para mejorar el municipio.

Minutos antes de las 12:30 de la mañana el alcalde vuelve al Ayuntamiento, ya que hoy hay Junta de Gobierno, pero antes una pequeña parada para tomar un respiro y el café.

Las contrataciones que deben pasar por junta de gobierno están siendo una de las prioridades del nuevo equipo de gobierno que considera que el ciudadano de Villaquilambre lleva años abandonado. Por lo que la mejora de las calles, parques y aceras está siendo preferente para el nuevo equipo que dirige el Ayuntamiento y que acaba la mañana reunido con algunos técnicos.