La UME de León se suma a las labores de extinción de la ola de incendios que asola Cantabria

Efectivo de la UME de León. /
Efectivo de la UME de León.

Los efectivos de Ferral del Bernesga se han incorporado a las labores de extinción en la tarde de este domingo junto a sus compañeros de Zaragoza | En la actualidad hay 50 focos activos

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

El fuego mantiene en jaque a Cantabria. Toda la franja central de la región está en situación «muy complicada» por los alrededor de 100 incendios a los que se ha tenido que hacer frente desde el jueves.

Este domingo la cifra ha aumentado hasta los 50 focos diferentes repartidos por gran parte de la geografía regional. Como novedad, se ha registrado un nuevo incendio importante en la zona del Nanasa y continúa el de La Cavada, en una zona de eucaliptal.

El Ejército ya se encuentra en la zona trabajando, con un total de 200 efectivos de las Unidades Militares de Emerngencias procedentes de Ferral del Bernesga en León y Zaragoza, que han sido distribuidos por los focos que representan un mayor riesgo.

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, que junto con el consejero de Medio Rural, Jesús Oria, ha acudido este domingo al centro de coordinación de la emergencia (CECOP), instalado en la sede del 112, ha lamentado el «grandísimo daño« que los incendios están provocando en el ecosistema y el patrimonio público de Cantabria y cuya autoría ha atribuido a »pirómanos« que prenden fuego al monte aprovechando la situación de viento sur.

Revilla ha puesto también en valor el trabajo del Seprona de la Guardia Civil, que ha cogido «in fraganti» a una persona provocando un incendio, y ha animado a los ciudadanos a denunciar cualquier indicio que tengan en relación con la autoría de los incendios. Además, el presidente ha agradecido el apoyo trasladado desde otras comunidades autónomas y municipios de Cantabria.

En el mismo sentido, el director general de Medio Natural, Antonio Lucio, ha calificado la situación de «muy complicada» por la coexistencia de múltiples incendios por toda la región. Las únicas zonas que de momento no se están viendo afectadas son Liébana y el sur de Cantabria.

Lucio ha apuntado que la acción de los pirómanos se ha intensificado en la pasada noche, favorecida por el aumento del viento sur y el mantenimiento de las temperaturas, sumando nuevos focos a los que estaban activos desde el jueves.

La mayoría de los incendios se han dado en zonas altas, con mayoría de matorral y regenerado de arbolado, si bien, desde ayer por la tarde se han dado varios episodios que afectan a zonas de arbolado autóctono de especial valor, por ejemplo un encinar en Obeso (Rionansa).