Los 3 fallos fáciles de detectar que pueden echar para atrás tu coche en la nueva ITV

Los 3 fallos fáciles de detectar que pueden echar para atrás tu coche en la nueva ITV

La nueva normativa augura cambios significativos

R.I.

Aunque el plan no pone sobre la mesa que la ITV actual vaya a cambiar hasta mayo y que después de esa fecha los cambios serán graduales, hay que tener en cuenta que los coches a partir de entonces deberán pasar por un control mucho más estricto. Esto es, será más fácil que pasemos por revisiones desfavorables.

Siempre y cuando el vehículo sea de los considerados "nuevos" o "seminuevos", la nueva ITV les afectará de lleno. Pues el objetivo de la nueva normativa es fijarse en aquellos componentes que se han ido introduciendo en los últimos coches. Con el progreso de la tecnología, los vehículos cada vez cuentan con más electrónica lo que hace que las estaciones de ITV deban prestar más atención a ello.

Por eso hay tres puntos clave que entrarán en juego a partir de ahora. El primero es el kilometraje. Si el mismo está manipulado en el vehículo, los inspectores podrán saberlo. No se habla de sancionar al conductor por esta condición pero sí de saber que el coche ha sido trucado con algún fin.

Además de ello, las emisiones del coche serán muy controladas. Ya lo son, pero ahora más. Porque después de los casos conocidos de manipulación de la contaminación de algunos vehículos, la ITV podrá controlar electrónicamente si hay algún componente que manipule los datos. A su vez, la seguridad estará aún más vigilada para evitar la siniestralidad. Por ello, airbags, ABS o pretensores podrán ser inspeccionados también desde la electrónica para asegurar su correcto funcionamiento.

Temas

Itv

Contenido Patrocinado

Fotos