León invita a Catar a ampliar su apuesta por la capital con el «éxito» de Aspire como ejemplo

Foto de familia de la recepción. / Noelia Brandón

El alcalde Antonio Silván recibe al embajador catarí en España, Mohammed Al Kuwari, haciendo bandera de las fortalezas de la ciudad en campos como la ciberseguridad y el sector bío

N. BARRIO León

La baza es ambiciosa y el éxito no sería menor. El Ayuntamiento de León desea que las relaciones con Catar se amplíen a la vista de los frutos obtenidos tras la apuesta de la Academia Aspire en la Cultural y Deportiva Leonesa. Una baza que en lo público comenzó a jugarse en la mañana del jueves y un éxito que habrá que analizar en el medio-largo plazo.

El salón de plenos del Ayuntamiento de San Marcelo fue el escenario de la recepción al embajador de Catar en España, Mohammed Al Kuwari. Tanto la corporación municipal como las autoridades políticas y sociales de la provincia estuvieron presentes en un acto que escenifica el buen entendimiento entre la capital y el país.

Antonio Silván expresó en la recepción la bienvenida de la ciudad al embajador, que León «es una tierra que recibe con hospitalidad a sus visitantes, en una virtud heredada de un territorio bimilenario».

Para el regidor, la relación entre León y Catar «nació con el deporte como un ejemplo para el mundo de cómo dos sociedades alejadas se encuentren». Silván fue claro: «León quiere que este vínculo se amplíe y proyecte, porque el esfuerzo está dando como resultado un crecimiento».

Modelo a seguir

A partir de aquí, Antonio Silván desglosó las fortalezas capitalinas. «En León creemos en la máxima de la educación y nuestras políticas sirven de ejemplo, razón por la que Castilla y León está a la cabeza de España y de Europa en el Informe Pisa». Gracias a este «éxito», defendió que «es un modelo que es más grande si se comparte».

Siendo representante de una sociedad «conformada de forma heterogénea», Silván expuso que la capital puede presumir de su Universidad, del sector de la ciberseguridad y del sector bio, «de forma que ésta compilación de factores hacen de nuestra ciudad un lugar atractivo para la inversión».

Por su parte, el embajador de Catar manifestó el «inmenso placer» de visitar una ciudad en la que ya había estado anteriormente para presenciar un partido de la Cultural y Deportiva Leonesa. Recogiendo el guante del alcalde, Mohammed Al Kuwari estimó que «a pesar de que Catar y León están separados por miles de kilómetros y algunos grados de temperatura, el cariño de los leoneses me hace estar como en casa».

Los Decreta de 1188

No escatimó palabras Al Kuwari para versar los éxitos de la apuesta de la Academia Aspire por la Cultural. «En los últimos años ha hecho una decidida apuesta por León en general y la Cultural, de forma que la Academia ha hecho revivir una institución centenaria y estamos seguros de que este tándem nos traerá alegrías en un futuro próximo».

El embajador recordó el Campeonato del Mundo de Fútbol que organizará Catar en 2022, asegurando que «será la cita más compacta y perfecta de toda la historia», al tiempo que animó a todos a acudir al campeonato ya que «el pueblo catarí es abierto y todos los aficionados que vengan se sentirán como en casa».

El alcalde de la capital hizo entrega al embajador de una réplica de los Decreta de 1188 y un gallo de San Isidoro, reconociendo el gesto Mohammed Al Kuwari, que entregó una pequeña reproducción de la copa del mundo del fútbol. Con una marcha militar de Schubert y la interpretación del himno a León, la capital sembró una semilla más en la búsqueda de entendimientos fructíferos entre dos sociedades que se encuentran a pesar de las distancias.

Contenido Patrocinado

Fotos