Leonoticias

Las Bolsas aguantan el tipo pese a la victoria sorpresa de Trump

  • El Ibex-35 recortó sus pérdidas hasta el 0,40% y cierra en los 8.901,50 puntos

  • Salvo la italiana y la española, las principales plazas europeas y Wall Street se anotan ganancias

Aunque muchos ya tenían el chubasquero preparado para la tormenta que se avecinaba con una victoria del candidato Republicano, Donald Trump, las principales plazas mundiales se recompusieron con bastante agilidad tras el shock inicial y una primera huida hacia activos refugio, como el oro y el yen. En Europa, del Dax alemán (+1,56%) cerró un 1,46% arriba, seguido del Cac francés (+1,49%), del FTSE 100 londinense (+1,00 %), y del Eurostoxx 50 (+1,09%). Wall Street se mueve al cierre europeo con subidas del 1,02% para el Dow Jones y del 0,74% para el S&P 500.

Junto al FTSE MIB italiano (-0,24%), el selectivo español, el Ibex-35, tampoco logró salvar por completo la sesión, pero sí redujo considerablemente sus pérdidas. Del 3,91% que llegó a perder en los primeros minutos, ha cerrado en los 8.901,50 puntos con una caída del 0,40%.

A diferencia del pesimismo generalizado que se vivió el primer día del “Brexit”, los inversores han movido dinero con un claro apoyo en los fundamentales. En el Ibex-35, el mayor castigo se lo ha llevado BBVA (-5,70%) por la notable exposición a México en sus cuentas de resultados. También Gamesa (-4,22%), en línea con unas perspectivas negativas para las compañías solares y eólicas.

Del lado de las compras, ArcelorMittal se ha disparado un 10,46%. Más de un 5% han subido Acerinox y ACS. Las tres se benefician de unas buenas expectativas para el sector industrial y de construcción ya que uno de los principales objetivos de Trump es impulsar el gasto en esos sectores.

La banca española también se ha beneficiado del buen tono con el que se están moviendo los bancos americanos. Junto con las farmacéuticas, eran los dos sectores bajo presión ya que una victoria de Hillary Clinton hubiera supuesto una mayor regulación.

Con los primeros indicios de un desenlace electoral contra pronóstico, los futuros tanto de las Bolsas europeas como las americanas apuntaban a caídas del 5 por ciento en la madrugada europea. El primer discurso de Trump como nuevo presidente de Estados Unidos, más templado y sin mención de sus medidas más radicales, ha ayudado a calmar los ánimos. Los inversores llevaban meses preparándose para ese momento ya que la compra de futuros y demás herramientas utilizadas en las carteras para cubrirse de riesgos se había disparado. Ya desde primera hora, los gestores se mostraban dispuestos a salir a la caza de “oportunidades” que surgieran.

Donde sí se está notando el ‘efecto Trump’ es en las divisas y en la renta fija. El peso mexicano, que ha servido de principal indicador del sentimiento inversor para estas elecciones estadounidenses, se ha desplomado frente al dólar y se intercambia ya por 19.80 billetes verdes. El euro también cede frente a la moneda americana un 0,76%.

Y ante la expectativa de que un aumento del gasto social y recortes en los impuestos generen inflación, las rentabilidades del Tesoro americano a 10 años se han disparado un 8%, hasta el 2,01%. En los bonos a corto plazo, es decir, la parte de la curva más sensible a los cambios en los tipos de interés, las rentabilidades han vuelto al 0,89% después de una inicial entrada de capital en busca de refugio.

Temas