Leonoticias

copa davis

La presión puede con Carreño

Carreño golpea la bola en el partido ante Skugor.
Carreño golpea la bola en el partido ante Skugor. / Antonio Bat (Efe)
  • El asturiano pierde tres puntos de partido y es superado por el croata Franko Skugor, por lo que cede el primer punto de la eliminatoria entre España y Croacia

El tenista asturiano Pablo Carreño perdió el primer punto de la eliminatoria entre España y Croacia ante Franko Skugor por (3-6, 6-3, 6-4, 4-6, 7-6 (6). España tendrá que remontar tras la derrota de Carreño, que sacó para ganar y dispuso de tres bolas de partido en el quinto set. Pero se encontró con un Skugor poseído por el espíritu de la Copa Davis.

Como tantas otras veces la Copa Davis transforma a los jugadores y convierte las diferencias en el ranking en mínimas. Franko Skugor es el número 223 del mundo y pese a jugar esta eliminatoria como número uno croata, su nivel queda lejos de las primeras raquetas de su país como Marin Cilic, Ivo Karlovic o Borna Coric. Pero la Copa Davis tiene ese toque especial que da un plus a los jugadores al competir por su país. Lo vivió España con las sorprendentes derrotas en Rusia y lo revivió Pablo Carreño al caer en Osijek.

En su segundo partido en Copa Davis, el primero trascendente tras debutar con la eliminatoria decidida en Rumanía, Carreño sintió en sus carnes la presión de la competición por equipo por excelencia. Y todo ello pese a no tener a un público excesivamente ruidoso enfrente. Los casi 300 kilómetros que separan Osijek de Zagreb frenaron a la armada croata que sí animó multitudinariamente en la final de Copa Davis que Croacia perdió ante Argentina.

Con muchos huecos en la grada, una parcela llena de españoles y gritos desde el banquillo de Pablo, el asturiano se adelantó en el partido, al llevarse el primer set. Lo que dictaba la lógica. Skugor, hundido en el ranking y sin ganar un partido desde noviembre, se envalentonó y destrozo la lógica al llevarse los dos siguientes sets.

El croata, nacido en la misma ciudad que el mítico jugador de baloncesto Drazen Petrovic, se apoderó de la precisión del ex jugador de Real Madrid, Portland Trail Blazers y New Jersey Nets a la hora de lanzar triples y la convirtió en derechas certeras a las líneas. Un superpoder que le aguantó hasta el tercer juego del cuarto set, cuando Pablo tuvo que salvar una bola de ‘break’. A partir de ahí el español retomó el rumbo del partido y conjuntó solidez en el fondo con autoridad en los puntos importantes, lo que le llevó a aprovechar su primer punto de set con 5-4 a favor.

España calmó los ánimos en ese momento y se escuchaba más a Feliciano gritar desde el banquillo que al público croata. Con la decepción de perder el cuarto set, Skugor encogió el brazo y dejó de mandar bolas a las líneas, lo que Carreño aprovechó para romper el saque en el tercer juego y poder, a la postre, servir para ganar el partido. Sin embargo, la presión le pudo, cedió su servicio con 5-3 y dispuso de tres bolas de partido sobre el saque de Skugor. No aprovechó ninguna y sucumbió en un ‘tie break’ dramático en el que Pablo llegó a remontar un 5-2 en contra, tuvo que vivir la repetición de un punto en el que el español dio a la línea, pero un espectador la cantó fuera y el juez mandó repetir, y acabó por ceder ante un Skugor que aupado por su público se convirtió en Petrovic para anotar el primer punto para Croacia, que se adelanta en el cruce.

Carreño cede, por lo tanto, su primer partido en Copa Davis tras debutar contra Rumanía el año pasado y tendrá que esperar a la jornada del domingo para tener la oportunidad de redimirse de la derrota cosechada en el primer partido de la eliminatoria contra Croacia.