Leonoticias

Cultural y Deportiva Leonesa
«Solo los equipos con ambiciones ganan estos partidos»

«Solo los equipos con ambiciones ganan estos partidos»

  • Rubén de la Barrera analiza la victoria a domicilio frente al Coruxo, dando muestras de que la renta supone algo más que tres puntos

La satisfacción en la cara de Rubén de la Barrera, pese al esfuerzo, era evidente. «Estamos contentos por el resultado y la clasificación momentánea, sabíamos que en ciertos momentos el rival es complejo, que nos iba a apretar y que las superioridades iban a aparecer. Nos adaptamos al campo y al ser mas directos a partir de Benja nos ha permitido jugar en campo contrario».

Entrando en el análisis del rival tras el partido, el míster gallego confirmaba que «ellos esperaban explotar espacios a nuestra espalda, no lo han conseguido y, aunque es cierto que ha sido partido diferente por no haber dominio total, hemos vuelto a demostrar que cuando hay que competir de otra manera el equipo lo hace».

El campo tampoco fue un aliado para la escuadra culturalista: «No es sencillo venir aquí e imponerte, nadie ha ganado en Coruxo con solvencia, hoy el estado de campo no ha sido bueno». Tras la aclaración, apuntó a que «el Coruxo ha jugado mucho menos de lo que lo suele hacer, queríamos atacar con mucha gente pero evitando que sus extremos nos hicieran daño».

No tardaron los gallegos en igualar el tanto inicial leonés, hecho que De la Barrerea analizaba de la siguiente manera: «Su gol es totalmente evitable, pero rápido hacemos el 1-2 y damos sensación de que el partido no se escapa».

Las apariciones de Fornies y Yeray en campo contrario «no han sido tantas, recurrimos a Benja que nos da movilidad en campo contrario, según vaya encontrándose mejor podrá ir ganando la espalda. Está creciendo mucho, me alegro por su gol pero es cierto que Julen Gallar o Toni, que eran protagonistas en su campo pudieron aparecer».

Al hilo de ésto y sobre el portero titular, «Guiller ha llegado y su rendimiento habla por él, por mí y por los demás. Tiene una madurez importante, sabe que es su año, está acostumbrado a competir, sale de su casa para intentar ser futbolista, ha venido, ha derribado la puerta y quiere opositar a lo profesional, a esas personas hay que permitirles jugar».