Felipe VI inicia este miércoles los contactos para proponer la investidura de Sánchez

El rey Felipe VI durante la recepción a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet. /Efe
El rey Felipe VI durante la recepción a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet. / Efe

Abrirá la ronda el diputado del PRC, José María Ángel Mazón y la cerrará el líder del PSOE el jueves por la tarde

María Eugenia Alonso
MARÍA EUGENIA ALONSOMadrid

Felipe VI abrirá este miércoles la ronda de contactos con los representantes de los grupos parlamentarios con vistas a proponer al líder del PSOE, Pedro Sánchez, candidato a la investidura. El primero en reunirse con el Rey será el diputado del Partido Regionalista de Cantabria (PRC) José María Ángel Mazón, que está citado este miércoles a las 10 horas en el Palacio de la Zarzuela y el último será el propio Sánchez el jueves por la tarde. En total, el monarca mantendrá encuentros con los interlocutores de quince formaciones, de menor a mayor representación en el Congreso, entre los que no estarán ni Esquerra, ni EH Bildu.

Después de Mazón, será el turno de los representantes de Compromís, Joan Baldoví; de Equo, Juantxo López de Uralde, y de UPN, Javier Esparza. La ronda se interrumpirá a la hora de comer y las entrevistas se reanudarán a partir de las 16.30 horas con la diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas, seguida de la parlamentaria de En Marea, Yolanda Díaz, del coordinador federal de IU, Alberto Garzón y del portavoz del PNV en la Cámara baja, Aitor Esteban.

El jueves a las 10 horas está citada la dirigente de JxCat, Laura Borrás, que sustituye a Jordi Sànchez al que el Supremo no ha dado permiso para salir de prisión para acudir a la reunión con el jefe del Estado. Le seguirá Jaume Asens de En Comú Podem y después, a partir de las 11.30 horas, será el turno de los líderes de Vox, Santiago Abascal, y de Unidas Podemos, Pablo Iglesias.

Por la tarde, a las 16.30, el Rey recibirá al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, al del PP, Pablo Casado, a las 17.15 horas, y el actual jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, que cerrará la ronda de consultas.

Investidura en julio

La victoria en las urnas del socialista deja el camino institucional allanado a la Casa del Rey y dibuja para el futuro presidente un procedimiento de investidura asumible. Aunque Sánchez, previsiblemente, deberá esperar a una segunda votación para salir elegido, se da por descontado que recibirá de Felipe VI el encargo de formar Gobierno y que no se repetirá el laberinto político de 2016. En Moncloa confían en que la sesión de investidura sea la primera quincena de julio. El Ejecutivo quiere acudir a esta cita una vez encaminados los pactos para constituir los gobiernos locales y autonómicos.

De acuerdo con el artículo 99 de la Constitución, sobre el que transcurre el proceso de investidura, si la mayoría absoluta del Congreso otorga su confianza a Sánchez, el monarca lo nombrará presidente. De no ser así, el Rey podría realizar otra ronda de contactos para que se tramitarán nuevas propuestas, como pasó en 2015 cuando Sánchez no consiguió ser investido tras la negativa de Podemos y el PP. En el peor de los escenarios, si ningún candidato lograra la confianza de la Cámara baja, transcurrido el plazo de dos meses a partir de la primera votación, Felipe VI tendría que disolver las Cortes y convocar elecciones.