El túnel horizontal para llegar a Julen se empezará a excavar en las próximas horas

Traslado de los tubos que se utilizarán.

Durante las últimas horas han estado preparando el terreno para que las tuneladoras comiencen a trabajar | La Guardia Civil confirma el hallazgo de restos biológicos de Julen en el pozo

JUAN CANO y ÁLVARO FRÍASMálaga

Las labores para rescatar al pequeño Julen continúan sin descanso en la Sierra de Totalán. Atrapado en un pozo, los especialistas acometen diferentes trabajos para intentar llegar cuanto antes hasta el niño. Así, trabajan paralelamente en la succión de tierra y la elaboración de dos túneles uno vertical y otro horizontal. De hecho, los coordinadores del operativo tienen previsto comenzar a excavar este último en cuatro o cinco horas (a contar desde las 15.00 horas de este miércoles).

Así lo ha comunicado el delegado en Málaga del Colegio de Ingenieros de Caminos, Ángel García, quien ha detallado cómo se ha ido desarrollando el operativo desde que los profesionales de este colectivo se incorporasen el pasado lunes a las tareas de rescate. Lo primero que se ha estado haciendo, según ha relatado, es una labor de succión del desprendimiento que hay a unos 73 metros de profundidad y que ha formado un tapón en el pozo.

Con esta fórmula, se ha intentado extraer todo el material de esa obstrucción, compuesto de trozos de roca pequeña, piedra y arena, para llegar a donde presumiblemente puede estar Julen. Al tratarse de una labor «compleja y dificultosa», con la que se ha avanzado poca distancia en los últimos días, los especialistas han buscado otras soluciones.

Mientras tanto, los efectivos de rescate han descartado momentáneamente la succión del material que forma el tapón. García ha indicado que la intención ahora es «encamisar» el tubo del pozo, ya que está desnudo y los especialistas quieren recubrir sus paredes para asegurarlo y evitar desplomes.

Actualmente se trabaja también para acometer los dos túneles con los que se pretende llegar hasta Julen. Uno de ellos es vertical, paralelo al pozo donde está el menor. Para realizarlo, los operativos tienen que realizar una plataforma de trabajo a unos 30 metros por debajo de la boca del pozo inicial, algo en lo que ya están trabajando mediante movimientos de tierra.

Después se ejecutará una perforación con un diámetro de 1.200 milímetros para llegar a la cota en la que se encuentra el tapón y, debajo, Julen. Tras ello, se excavará, de forma manual por el equipo de mineros asturianos, otra galería horizontal de unos cuatro metros de longitud para acceder hasta el pozo del menor.

El representante de los ingenieros de caminos, ha manifestado que, por otro lado, los especialistas ya están acabando una segunda plataforma de trabajo que se está llevando a cabo para poder acometer el túnel horizontal. «Queremos tener dos puntos de trabajo y de acceso al pozo, para así dar más seguridad al hallazgo de Julen», ha apuntado.

Pese a que ha adelantado que el túnel horizontal se iniciará a excavar en unas cuatro horas, no ha querido vaticinar cuánto tiempo se va a tardar en llegar hasta le pequeño. Ha aseverado que los operativos están trabajando en una zona compleja, tanto orográficamente como geológicamente.

Los equipos de rescate pueden encontrarse con distintas dificultades, según los materiales o la dureza de las rocas con las que se encuentren en el camino. «Esto, por supuesto, condiciona para ir más deprisa o más lento», ha asegurado.

García ha insistido en la importancia de la seguridad de los trabajos que hay que acometer, ya que será por esas galerías por las que pasarán los equipos de rescate.

Restos bioloógicos

Primero fue la bolsa de gusanitos y ahora, el ADN. La Guardia Civil ha confirmado esta mañana también el hallazgo de restos biológicos del pequeño Julen en el pozo donde sus padres aseguran que cayó y donde se le busca desde el pasado domingo. Fuentes próximas a la investigación han confirmado que se le han realizado pruebas a la tierra húmeda hallada el primer día de la búsqueda en ese tapón detectado a 73 metros de la superficie. Y esos análisis han dado un restado positivo: hay ADN de Julen en la arena.

En este mismo sentido se ha manifestado la subdelegada del Gobierno en Málaga, María Gámez, quien ha explicado que se recogieron muestras de ADN de la familia del pequeño así como del biberón que usaba Julen. «Los análisis coinciden y confirman que el pequeño está en el pozo», ha apuntado la subdelegada.

Ya el pasado domingo, en una de esas incursiones que se hizo en el interior del pozo con un robot, mientras éste descendía, se cruzó en la gruta con una bolsa de chucherías que caía por la misma. Todo apunta a que se había quedado enganchada en una pared del pozo, cuando el niño se precipitó dentro, y que el propio cable del robot la movió y la hizo caer. En la siguiente inmersión, la cámara confirmó la presencia de la bolsa en el fondo de arena, a 78 metros. Los responsables del operativo, con la Guardia Civil al frente, han dado orden de acometer todas las opciones que se barajaban el lunes para rescatar al pequeño.

Más información

 

Fotos