Albiol asegura que poner cruces amarillas supone «violencia» hacia los no independentistas

Albiol asegura que poner cruces amarillas supone «violencia» hacia los no independentistas

El presidente del Partido Popular de Cataluña ha responsabilizado del incidente del pasado domingo en Vic «a los que llenan las plazas de cruces» y no al conductor

EFEBarcelona

El presidente del PPC, Xavier García Albiol, ha sostenido hoy que «poner 200 cruces en una plaza es infumable» y que es «violencia» respecto a los ciudadanos que no son independentistas, aunque ha matizado que «no es violencia física».

En declaraciones a Catalunya Ràdio, Albiol ha responsabilizado del incidente del pasado domingo en Vic (Barcelona), donde un coche embistió las cruces amarillas que se habían colocado en la Plaza Mayor en un acto en apoyo a los presos soberanistas, «a los que llenan las plazas de cruces» y no al conductor.

El dirigente popular ha sostenido que el expresidente catalán Carles Puigdemont tendrá que volver a Cataluña «cuando le caduque el pasaporte» porque estará «en una situación irregular», y le ha advertido de que algunos países del centro de Europa «llevan a rajatabla» la inmigración irregular.

La exhumación de Franco «no es una prioridad»

Al ser preguntado por la intención del Gobierno de exhumar los restos del dictador Francisco Franco, Albiol ha sostenido que «le parece lamentable» que el PSOE «tenga que desenterrar a Franco para marcar perfil».

«Nadie se acuerda de Franco menos los nostálgicos. No creo que sea una prioridad más allá de para aquellos que no tienen programa», ha considerado al respecto.

Albiol ha insistido en su voluntad de volver a ser alcalde de Badalona (Barcelona) tras las elecciones de 2019 y ha avanzado que de ser así dejará su escaño en el Parlament, por lo que será necesaria una «reorganización» del subgrupo parlamentario en la que el actual portavoz, Alejandro Fernández, tendrá más protagonismo, según Albiol.

Para Albiol, Ciudadanos «está dejando campo libre al independentismo» y ha acusado al presidente de la formación naranja, Albert Rivera, de ser «una persona cuyos principios varían en función de las encuestas de opinión».

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos