León, única provincia en la que cae el número de alumnos

La consejera de Educación, Rocío Lucas, presenta el curso escolar 2019-2020/Rubén Cacho
La consejera de Educación, Rocío Lucas, presenta el curso escolar 2019-2020 / Rubén Cacho

León alcanza los 59.448, 95 menos que en el curso anterior | Cerca de 348.000 alumnos comienzan el curso el próximo lunes, un 0,3% más que el pasado gracias al empuje de la FP

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

El curso escolar 2019-2020 arrancará el próximo lunes, 9 de septiembre, con un aumento del 0,3 por ciento en el número de alumnos. Un total de 347.987 estudiantes acudirán a las aulas, 1.105 más que el curso anterior gracias al empuje de la Formación Profesional, donde se incrementan un 4,7 por ciento (hasta los 42.225) frente a las bajadas del segundo ciclo de Educación Infantil (1,4 por ciento) y Primaria (0,2 por ciento). Un repunte de los alumnos que supone que haya 132 profesores más que el curso anterior, hasta sumar 34.209.

En el caso de la provincia de León ésta será la única que sufra una caída en el número de alumnos con 59.448, lo que supone 95 menos que en el curso anterior.

Bajo el lema 'Castilla y León, nuestra Educación importa', la titular del departamento educativo, Rocío Lucas, citó el incremento de docentes, la mejora de sus condiciones laborales con la implantación de las 35 horas semanales y la carrera profesional, la actualización y potenciación de su formación permanente, avanzar en la universalización y la gratuidad de la Educación Infantil de 0 a 3 años, la flexibilización de ratios en el ámbito rural y la orientación hacia la empleabilidad en la FP como algunas de las actuaciones más destacadas para el nuevo curso.

Un curso que comenzará en el primer ciclo de Infantil con una estimación de 11.116 alumnos, un 0,2 por ciento menos; con 52.824 en el segundo ciclo de Infantil (una caída del 1,4 por ciento); con 123.462 en Primaria (0,2 por ciento menos); 84.653 en Educación Secundaria (0,1 por ciento más); 32.400 en Bachillerato (0,3 por ciento), mientras que en Educación Especial, 1.329 (0,4 por ciento). El incremento del alumnado en la Comunidad viene marcado por la Formación Profesional , que aportará 42.225 estudiantes, lo que supone un incremento del 4,7 por ciento.

Los centros y las obras

La titular de Educación detalló las inversiones que se realizarán en obra nueva para este curso 2019-2020, con una cantidad que superará los 10,2 millones de euros, lo que supone un 23,9 por ciento que el pasado. Así, entre las obras que se acometerán destacan la ampliación del Centro de Educación Infantil y Primaria (CEIP) 'Antonio Machado' de Burgos; un nuevo CEIP en Villímar, Burgos; el nuevo Conservatorio Profesional de Música de León; la ampliación del CEIP 'Los Adiles' de Villaobispo de las Regueras, en León; el nuevo edificio que albergará los grados de FP en el Instituto de Educación Secundaria (IES) del barrio de San Lorenzo, en Segovia; la segunda ampliación del CEIP 'Gerardo Diego, de Golmayo, en Soria; la construcción de los nuevos institutos de Educación Secundaria Obligatoria (IESO) de los municipios vallisoletanos de Arroyo de la Encomienda y La Cistérniga; la construcción de un nuevo aulario para el CEIP 'Castilla y León' de Aguilar de Campoo, en Palencia; y el traslado de los ciclos de cocina al Centro Integrado de Formación Profesional (CIFP) 'Rodríguez Fabrés' de Salamanca.

La consejera subrayó, según recogió Ical, que esta legislatura será la de la FP y continuar con el «vuelco» de la situación preexistente después de que sean unos estudios «en auge» y cada vez más demandados. La mayoría del alumnado de la Formación Profesional se reparte entre los niveles de Grado Superior (19.696) y los de Medio (18.289, con un incremento del 10,2 por ciento). En la línea marcada por las políticas de la Junta, Rocío Lucas valoró la necesidad de garantizar la igualdad de oportunidades del mundo rural. De ahí que, hiciera hincapié en los más de 4.000 alumnos que cursarán ciclos de FP a distancia.

Por provincias, el número de alumnos de Régimen General (que excluye a la FP) solo se reduce en León, con una estimación de 95 estudiantes menos, hasta los 59.448. Por el contrario, aumenta en el resto. Lideran los incrementos porcentuales Soria (con un 1,1 por ciento más, hasta los 13.198) y Burgos (con un 0,8 por ciento y 54.093). Les siguen Salamanca (0,5 por ciento y 48.656); Palencia (0,4 por ciento y 22.406) y Zamora (0,4 por ciento y 20.405). Cierran los aumentos Segovia (0,2 por ciento y 23.934); Ávila (0,1 por ciento y 23.249) y Valladolid (0,1 por ciento y 20.405).

Medio rural

La consejera de Educación significó que la Junta continúa con la flexibilización de los ratios en el ámbito rural, con el mantenimiento temporal de unidades con tres alumnos ya que existe la posibilidad de recuperar la cifra mínima de cuatro estudiantes al curso siguiente. De esta manera, Castilla y León contará con 42 centros con estas características, de los que ocho contarán con tres alumnos y 34, con cuatro niños. Es decir, habrá dos nuevos centros incompletos o localidades de CRA (Centro Rural Agrupado) que el curso pasado, después de que no se haya cerrado ninguno. Lucas justificó este dato no solo por el incremento del número de alumnos sino también por una decisión de los padres que optan por escolarizar en un lugar u otro.

Para el conjunto del alumnado de Castilla y León, habrá este curso 34.209 profesores, que se reparten entre los 26.822 de la enseñanza pública y los 7.387 de la concertada. De esta manera, la Comunidad contará con 13.040 maestros (146 menos que el curso anterior); 10.573 de Secundaria (246 más) y 1.703 de Formación Profesional (siete más), entre otros.

En cuanto a la interinidad de los docentes, se situará en el 8,7 por ciento entre los maestros después de que se hayan cubierto las 1.026 plazas de la última oposición de Primaria. Supone 5,6 puntos menos que el año pasado. En cambio, aumentará en el resto de los cuerpos, que pasan del 21,6 al 24,1 por ciento. La Consejería especifica que los datos de Secundaria son una estimación puesto que no han comenzado los procesos de adjudicación, que se resolverán el próximo viernes. Lucas expresó que el objetivo de la legislatura es rebajar la tasa de interinidad.

Una de las novedades más destacadas de este curso es el traspaso de las competencias sobre las escuelas infantiles, que atienden a los niños hasta los tres años, a la Consejería de Educación. Se trata de 30 centros en toda la Comunidad en los que trabajan 400 profesionales. El departamento que dirige Rocío Lucas ya trabaja tanto en la elaboración tanto de una nueva normativa del primer ciclo de Educación Infantil como otra sobre su escolarización, particularmente, respecto a la admisión a los centros que impartan estas enseñanzas.

Preguntada por la universalización y gratuidad de la Educación Infantil de cero a tres años, la consejera remarcó que la integración de ese ciclo en la Consejería de Educación, con el consiguiente traspaso de competencias, no se hace de forma inmediata. «Este curso abordaremos las necesidades que tiene, junto a las organizaciones sindicales, y la idea es que, progresivamente, a lo largo del siguiente curso se comience con la gratuidad», expuso.

Bilingüismo

La red autonómica dispondrá este curso de 655 secciones bilingües que imparten algunas asignaturas en un idioma extranjero, convirtiéndose en la segunda comunidad autónoma en porcentaje de alumnado en enseñanza bilingüe. Hasta el punto de que el año pasado se cerró con 108.192 estudiantes frente a los 94.639 de 2015. Este curso se han incorporado tres secciones más en Educación Secundaria para dar continuidad a las existentes en Primaria.

Tras la evaluación del modelo de bilingüismo de la Comunidad realizada en Primaria y ESO, la consejera señaló que se han establecido una serie de pilares básicos para poner en marcha un nuevo modelo «negociado» con la comunidad educativa, y, como novedad Educación prevé el diseño de un nuevo Plan de Mejora en Lenguas Extranjeras, tomando como referencia planes y programas previamente experimentados como el Programa para la Mejora del Éxito Educativo para reforzar el inglés en los centros donde no haya secciones bilingües.

Entre esos pilares básicos destacan la reordenación del programa en todas las etapas, el incremento del nivel de acreditación lingüística del profesorado bilingüe; aumentar el reconocimiento, formación y apoyo a los docentes (con un 51 por ciento más de horas), la extensión de la enseñanza bilingüe a etapas no obligatoria con el inicio en Infantil, el incremento de horario de las lenguas extranjeras, la evaluación interna y externa del programa de secciones bilingües y la internacionalización de los centros. «Si queremos reordenar el modelo de bilingüismo tenemos que acreditar la mayor formación en competencias lingüísticas de los profesionales, por lo que invertiremos más en la formación del profesorado», precisó.

FP Dual

Otra de las líneas estratégicas marcadas por la nueva Consejería será aumentar la empleabilidad de la Formación Profesional, con la FP Dual como máximo exponente. Rocío Lucas manifestó que Castilla y León apostará por desarrollar un modelo propio, adoptado a las necesidades de la Comunidad, donde no importe tanto la cantidad sino la calidad de la formación de nuestros jóvenes. «No se trata de rectificar lo hecho hasta ahora sino llevar a cabo una aclaración porque la implantación del sistema va un poco más lento de lo deseable», declaró. Además, confesó que no hay necesidad de compararse con el modelo alemán y apostó por una FP con mayor especialización en las diferentes provincias, en función de sus necesidades de sistema productivo.

Entre otras medidas, se intensificará el apoyo a las pequeñas y medianas empresas que generen puestos de aprendizaje dual en sus centros de trabajo. Este curso se prevé que participen 63 centros frente a 50 del curso 2018-2018, 359 empresas (301 en 2018-2019) con el desarrollo de 207 proyectos (180 en 2018-2019) y la participación de 844 alumnos (677 el curso anterior).

Además, se ha hecho un esfuerzo por diversificar y ampliar la oferta educativa, con una nueva titulación de FP, el Grado Medio en Comercialización de Productos Alimentarios en el IES 'Conde Lucanor, de Peñafiel en Valladolid, y otra de Enseñanzas Artísticas Profesionales, el grado superior de Fotografía en la Escuela de Arte y Superior de Diseño de Burgos. Además, se desarrollarán nuevos ciclos en 16 centros de Castilla y León y se fomentará la internacionalización de este tipo de enseñanzas.

Enfermero escolar

La consejera confirmó que la orden para que los centros educativos cuenten con la figura del enfermero escolar para atender a los alumnos enfermos o que requieran atención sanitaria se aprobó el curso pasado, por lo que las direcciones provinciales están recopilando las demandas. Apuntó que, de momento, se tramita la autorización de tres centros para contar con personal de Enfermería. «Se implanta con normalidad, allí donde se requiera y donde Sanidad determina que es necesario contar con un profesional sanitario», manifestó.

Rocío Lucas también aprovechó su exposición para abordar el programa 'Escuelas Conectadas', que consistirá en la instalación de elementos de cableado y electrónica para la adecuación de infraestructuras de red de área local de centros educativos que permitirá llegar a 1.371 centros de Castilla y León, con un presupuesto de más de 30 millones de euros.

En cuanto a los planes educativos de la Comunidad, la consejera incidió en la necesidad de reforzar estos programas que son clave para alcanzar el éxito. «Difícilmente habríamos llegado a los estándares de calidad actuales de no haber sido por esa constante búsqueda de nuevos caminos que nos permitieran llegar más lejos». Entre estos planes, destacó el Plan de Lectura, la Liga-Debate y otros dirigidos al fomento de la escritura. A este respecto, el Programa 'Bibliotecas Escolares 2030' ofrecerá múltiples soluciones para trascender más allá de su espacio físico tradicional, gracias a las posibilidades ofrecidas por las TIC.

Además, la consejera de Educación recordó que hace ya dos cursos se inició el Plan Global de Mejora de Resultados, implantándose en los centros que presentaban resultados inferiores a la media. Asimismo, con el objetivo de que el alumnado mejorase sus conocimientos matemáticos y científicos que impulsen su razonamiento, se puso en marcha el pasado curso el Plan de Mejora de la Competencia Matemática y Científica y, este curso se extenderá a 19 centros de Castilla y León donde se realizarán pilotajes de los programas 'Jump Math', 'Numicon' y 'Piensa Infinito'.

Finalmente, encaminado a favorecer la educación inclusiva y de calidad mediante la prevención y eliminación de la segregación escolar por razones de vulnerabilidad socioeducativa, el 'Programa 2030' acogerá este curso a 29 centros de la Comunidad. Su finalidad es compensar y enriquecer la formación del alumnado y dar una respuesta ajustada y flexible a sus necesidades. Centros que cuentan con una total flexibilidad para la distribución de los alumnos en grupos; la organización de las enseñanzas para potenciar el mejor aprovechamiento de los escolares; la especial dotación de equipamiento tecnológico y una mayor dotación del profesorado.