https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

El Bernesga sufre en el último siglo incisiones que en algunos tramos se acerca a los nueve metros

Jornadas de la CHD en León./
Jornadas de la CHD en León.

No existen precedentes de ríos en España que hayan sufrido una incisión de una magnitud tan fuerte y en una extensión tan grande, en los últimos 30 kilómetros antes de su desembocadura en el Esla

LEONOTICIAS

La presidenta de la Confederación Hidrográfica del Duero, Cristina Danés, ha inaugurado en León la Jornada sobre incisión fluvial acelerada en el río Bernesga, en la que se ha presentado el Estudio encargado por el Organismo para identificar las causas que originan los problemas geomorfológicos que presenta actualmente el cauce.

El estudio, que abarca los últimos 30 kilómetros del río Bernesga antes de su desembocadura en el Esla, propone una serie de medidas de restauración para frenar el avance de la erosión del lecho, después de una larga historia de canalizaciones abusivas y de décadas de extracciones de áridos desproporcionadas que provocan que el cauce esté 'herido de muerte'.

El río Bernesga ha sufrido durante los últimos 100 años incisiones medias que en algún tramo de los estudiados se acerca a los nueve metros. En otros, la incisión media desde 1911 se sitúa en una horquilla entre los cuatro y los ocho metros. El volumen de sedimento perdido (erosionado pero también el excavado en algunos tramos) podría alcanzar 4,4 millones de m3, unos 30 metros considerando que la anchura del Bernesga que se ha incidido coincide con la actual. Aunque existen otros casos en nuestro país, no existen precedentes de ríos en España que hayan sufrido una incisión de una magnitud tan fuerte y en una extensión tan grande.

El estudio realizado por Juan Pedro Martín Vide y Carles Ferrer, de la Universidad Politécnica de Cataluña, señala que la incisión no se ha detenido en ningún sector del río. Es más, está progresando hacia aguas arriba, afectando a zonas que todavía no se había incidido. Además del diagnóstico, también se hacen propuestas de restauración que supondría, entre otras cosas, intentar recuperar la anchura del río a través de descanalizaciones, especialmente en las afueras de la ciudad, donde esta posibilidad parece más viable.

Medidas correctoras

El trabajo propone además otras medidas correctoras como que el propio río Bernesga pueda erosionar las márgenes en su extremo superior o la eliminación de traviesas para permitir un cambio de pendiente que daría como resultado una acumulación de sedimento en el tramo.

La presidenta de la CHD ha destacado que desde el año 2008, ante la importancia del deterioro observado, la Confederación está llevando a cabo un seguimiento periódico para comprobar la evolución de la incisión en diferentes puntos importantes del Bernesga. Esta vigilancia visual ha permitido comprobar que el proceso de incisión avanza a gran velocidad y que estos procesos sobre el cauce fluvial se observan a simple vista, en periodos de tiempo muy cortos.

La erosión generalizada del cauce ha ido acompañada de un cambio profundo en su morfología y ecología, hasta provocar que el Bernesga conserve actualmente solo cierta movilidad y dinamismo en su cabecera, tal y como concluye el trabajo encargado por la CHD.

La presentación del trabajo ha ido acompañada de una visita en campo a diferentes puntos de interés dentro del tramo del estudio, así como a otra zona del río Torío, afluente del río Bernesga, que también presenta problemas de incisión.

A la Jornada ha asistido el subdelegado del Gobierno en León, Faustino Sánchez, la concejala de Urbanismo y Medio Ambiente en funciones del Ayuntamiento de León, Ana María Franco y el subdirector general adjunto de Gestión Integrada del Dominio Público Hidráulico del Ministerio para la Transición Ecológica, Francisco Javier Sánchez, entre otras autoridades locales y autonómicas.