Dia multiplica sus pérdidas por 14 y prepara un ERE para las tiendas Max Descuento

Acceso a una de las tiendas del formato 'La Plaza' de la cadena Dia. /R. Gómez
Acceso a una de las tiendas del formato 'La Plaza' de la cadena Dia. / R. Gómez

Perdió casi 419 millones en el primer semestre y su facturación neta, aún en retroceso por la falta de 'stock' y otros problemas, se redujo un 7%

José Antonio Bravo
JOSÉ ANTONIO BRAVOMadrid

El grupo de distribución Dia no logra frenar todavía su sangría de resultados, pese a los últimos cambios accionariales y el pacto con la banca acreedora. El primer semestre lo cerró con unas pérdidas netas de 418,67 millones de euros, 14 veces más que los números rojos registrados en el mismo período de 2018, según comunicó este lunes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Sin embargo, a los inversores no pareció sorprenderles la noticia e hizo poco mella en su valoración sobre la compañía, que solo se depreció un 3,3% en la Bolsa aunque cada acción apenas vale ya medio euro (0,48 céntimos, casi 20 menos que el precio de la última OPA).

Desde la dirección de la compañía, que controla el magnate ruso Mikhail Fridman y sus socios con el 69,76% del capital social, se aludió a factores «extraordinarios». Entre ellos destaca el cierre de 663 tiendas deficitarias, la compra de otros 222 establecimientos hasta ahora franquiciados, la interrupción de actividades «no estratégicas», y el reconocimiento de «devengos, pérdidas o bajas contables de cuentas a cobrar», así como de «pasivos que había que provisionar».

También se apunta a las indemnizaciones por el expediente de regulación de empleo que presentó a principios de año, en principio previsto para 2.064 trabajadores y luego reducido a 1.604 (una vez completadas las recolocaciones en otros centros de la cadena los despidos serían 1.248), casi el 5% de la plantilla. Ahora anuncia otro ERE, esta vez dirigido a su filial El Árbol Supermercados, que podría afectar a «un máximo de 210 empleados» y «principalmente» al cierre de las tiendas Max Descuento.

Bajan mucho las ventas

No obstante, el principal problema de la empresa a corto plazo es el puro negocio, pues sus ventas brutas bajo enseña cayeron un -18,3% de enero a junio hasta quedar en 4.250 millones de euros, mientras que medidas en términos comparables lo hicieron un -7,8% y en cifras netas (3.444 millones) otro -7%. La dirección, en cualquier caso, espera «volver a la normalidad lo antes posible», puesto que entre julio y agosto sus operaciones comerciales mostraron una «recuperación gradual y significativa» desde los mínimos históricos que sufrió en junio con un descenso del -15,5%.

Dia, que comprende la tercera mayor cadena de supermercados del país, sigue sufriendo problemas con los proveedores que también trata de «normalizar», a la vez que la falta de 'stock' alcanzó «niveles muy elevados» en todo el semestre, reconoce. A medio plazo prevé «diversas iniciativas en diferentes ámbitos» para impulsar la afluencia de clientes y mejorar la productividad, pero aún no las ha concretado salvo el relanzamiento de su cadena de perfumerías Clarel.

«Somos plenamente conscientes de la exigente situación», afirmó el consejero delegado, Karl-Heinz Holland, aunque acto seguido apuntó que «todos los días habrá mejoras y cambios, lo que llevará algún tiempo». Destacó, eso sí, que la refinanciación de la deuda -el grueso (1.061 millones) se ha aplazado hasta dentro de cuatro años, pero este año habrá que devolver 100 millones y el próximo 373 millones más- y las nuevas líneas de crédito (271 millones) fortalecen su «estructura de capital viable a largo plazo». Además, la ampliación de capital por 600 millones antes de finales de año completará los recursos necesarios para «eliminar la causa de disolución por pérdidas» que ha arrastrado durante más de un año.