La Bañeza vuelve a mostrar su fervor por el motor

Un grupo de aficionados, con sus pancartas, animó a los pilotos./Inés Santos
Un grupo de aficionados, con sus pancartas, animó a los pilotos. / Inés Santos

Los fieles al motociclismo no fallan a su cita con La Bañeza, que vuelve a registrar más de 50.000 visitantes para presenciar el GP de Velocidad

Dani González
DANI GONZÁLEZLeón

La perfecta simbiosis entre el motociclismo y La Bañeza logra crear una atmósfera en la localidad leonesa que es irresistible para todos los apasaionados del motor. Ese es el gran secreto de La Bañeza, ese es su gran valor.

Año tras año lo potencian, buscan fortalecer ese vínculo piloto-afición que hace que el GP de Velocidad de La Bañeza sea único. Algo tenía que tener para haber conquistado en su día el corazón del gran Ángel Nieto.

Cada edición, cada año, cada mes de agosto, todo esto se evidencia. Las calles de La Bañeza dejan de ser lugares de puro tránsito para ser destino de los miles y miles de aficionados que se acercan hasta allí.

Una curva, una chicane, la salida o una recta. Cualquier sitio es propicio para disfrutar del espectáculo de la velocidad y del motor pero, eso sí, siempre bien protegidos de un intenso sol que pocas veces falla a su cita con el GP de Velocidad de La Bañeza. Esta no ha sido la ocasión en la que haya estado ausente, así que las gorras, sombreros y gafas de sol eran casi tan imprescidibles como la gasolina para los pilotos.

Este Gran Premio no es algo más para La Bañeza. Es su momento del año, su evento predilecto y, quizá, el acontecimiento deportivo más multitudinario de toda la provincia. Pero el plus se genera en cuando, en cada pasada, la afición jalea a todos y cada uno de los pilotos, celebra la victoria, sea de quien sea, y todo sea, en definitiva, una fiesta.

El vínculo entre el motociclismo y La Bañeza parece ya difícil de romper. Es una unión fuerte, estrecha, sólida y con visos de futuro. Porque un verano sin olor a gasolina ya no es lo mismo en esta localidad leonesa que ya aguarda para, dentro de un año, celebrar el 60 cumpleaños de su evento favorito.

Contenido Patrocinado

Fotos