Real Madrid

Florentino Pérez: «Avalé 147 millones de euros para paliar la deuda del club»

Florentino Pérez, durante su intervención ante la asamblea del Real Madrid./Emilio Naranjo (EFE)
Florentino Pérez, durante su intervención ante la asamblea del Real Madrid. / Emilio Naranjo (EFE)

El presidente del Real Madrid defendió durante la asamblea extraordinaria la viabilidad del nuevo estadio y recordó a los socios su papel salvador cuando la entidad sufrió momentos duros desde el punto de vista económico

EFEMadrid

Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, respondió a las críticas de los socios que se expresaron en la Asamblea Extraordinaria en contra de la remodelación del Santiago Bernabéu. «A los que dicen que soy rico, que financie yo la remodelación del estadio, les recuerdo que pueden hablar gracias a que yo en el 2000 avalé 147 millones de euros sin decirle nada a nadie. Lo hice porque la deuda era enorme y los ingresos eran muy inferiores a los gastos», manifestó en la respuesta.

«Mi padre me metió en el corazón el Real Madrid y querer ser dueño de nuestro club me hizo presentarme, encontrarme una realidad que era que no había dinero, solo deudas y no cobraba ningún jugador. Decían que me iba a quedar con el club cuando estaba pagando y avalando a todo el mundo, que estaba loco por querer a los mejores jugadores del mundo, que eran los que nos sacarían de la ruina económica», añadió.

Florentino Pérez puso de ejemplo el fichaje de Zinedine Zidane, al que señaló como «estratégico» y gracias al que resucitaron las cuentas del Real Madrid. «Me arriesgué avalando su compra porque nos iba a sacar de la ruina. Que los señores que se meten conmigo lo sepan, me siento orgulloso de lo que hice y la ciudad deportiva».

«Salvé al club y me fui, tuve que volver en 2009 para que todos fueran compromisarios. Volví por regenerar esta asamblea. Desde 2009 me puse a trabajar en el proyecto del estadio, era lo que me faltaba», dijo.

«Alguno dice que no lo necesitamos, pues por ellos seguiríamos jugando en Ciudad Lineal. Fichar a un jugador que vale 300 millones y su salario de seis años vale más que remodelar el Santiago Bernabéu y tiene mucho más riesgo», sentenció.

Se cierra en banda a jugar en EEUU

Florentino Pérez también se mostró contundente sobre la opción que trabaja la Liga de llevar partidos de la competición a Estados Unidos. El presidente del club blanco afirmó que el conjunto madridista se niega «rotundamente».

«No vamos a ir a Estados Unidos. No sé a qué intereses responde, pero no son a los de clubes ni de los aficionados. Nos negamos rotundamente», aseguró.

Además, Perez desveló amenazas continuas por su lucha contra los violentos y aseguró que «antes sacaban navajas en el Bernabéu y ahora van familias».

«El gorro de presidente me lo pongo para todo, también para echar a los violentos. Antes sacaban navajas en el Bernabéu y ahora van familias. Acabé con la violencia y no sé cuántas veces pintaron mi casa y hasta la tumba de mi mujer», denunció. «Pero como presidente tengo que velar porque no hagan cosas que no se pueden hacer como revender los abonos a organizaciones internacionales. Somos un club modélico dentro y fuera del terreno de juego», sentenció.

Un proyecto ilusionante

La Asamblea del Real Madrid autorizó a la directiva a endeudarse hasta 575 millones de euros por un plazo máximo de 35 años para financiar la remodelación del estadio Santiago Bernabéu, principal punto de debate ya que algunos compromisarios pidieron que se consultara antes con todos los socios.

1.017 votos a favor, 57 en contra y 23 abstenciones dieron luz verde al nuevo Bernabéu que según el presidente, Florentino Pérez, es «uno de los grandes desafíos que marcará el futuro del club» y que, tras la licitación en los próximos meses, se iniciarán las obras el año que viene con los trabajos de la firma GMP arquitectos, responsable de los estadios de Berlín y Kiev.

Antes del turno de palabra para los asambleístas, en el que algunos plantearon que la reforma se consultara antes en referéndum con todos los socios y expresaron términos como «derroche» y «cheque en blanco» hasta pedir a Pérez que asumiera personalmente el coste de la operación para poner nombre al estadio, el presidente repasó algunas de sus iniciativas desde que llegó al cargo en el año 2000.

Pérez se refirió a los trámites ya hechos desde 2009 para esta reforma, que de los 400 millones calculados en 2014 ha elevado su costeo a 525 y que tiene como objetivos mejorar el confort y la accesibilidad de los socios y aficionados y obtener nuevas fuentes de ingresos para el club.

«No tendría impacto alguno en el desarrollo deportivo y el nuevo modelo de comercialización nos permitiría ingresar más de 150 millones por temporada», aseguró tras estimar que las obras se prolongarían durante tres años y medio y que se llevarían a cabo en cumplimiento del compromiso del club con el medio ambiente.

El Bernabéu tendrá tras su remodelación una imagen vanguardista, con una piel de acero que permitirá reflejar imágenes, una cubierta fija y retráctil que protegerá todas las localidades y que mejorará la seguridad y las vías de evacuación, con más y mejores accesos, nuevas rampas, escaleras mecánicas hasta el nivel más alto y 800 nuevas localidades para personas con discapacidades diferentes.

El campo contará con nuevas actividades de ocio y restauración. Se ampliará el museo de la Castellana y el tour del Bernabéu, habrá dos tiendas oficiales nuevas, espacios para eventos culturales y corporativos y la directiva apuesta por una transformación digital.

«En este estadio se ha forjado la leyenda. En diciembre se cumplirán 71 años desde su inauguración y levantarlo no fue fácil, Ahora tenemos la solvencia suficiente para poder acometer este proyecto para volver a ser elegido como el mejor del siglo XXI», sentenció tras asegurar que únicamente seis socios se han dirigido al club para interesarse por este asunto.

 

Fotos